Archive for 30 mayo 2008

¡¡Neandertales jugando a la Play!!: Noticias y tetash

mayo 30, 2008

¿Qué tienen en común Tobey Maguire, un par de estudios estúpidos y una serie de culto antes de emitirse? Vale, que un par de estudios estúpidos pueden convertir a una serie con Tobey Maguire en una serie de culto antes de emitirse, ¡pero también que forman parte de las noticias de esta semana! ¡¡Las habrán leído en más sitios, pero seguro que no intentan buscar trabajo como comentarista en revistas porno!!

TOBEY MAGUIRE ES FEO Y HUELE MAL

Eso es lo que debieron pensar en las oficinas de Sony cuando el actor con más cara de pan desde Jake Gyllenhaal rehusó ganar un pastizal dejando de interpretar a Peter Parker en Spiderman 4. Y es que para Tobey, si Sam Raimi no dirige la película, no merece la pena estar en ella. Un tipo con principios, claro que sí. De momento, Sony ha negado que esté buscando un nuevo Spidey, pero ya sabemos cómo es el mundo del cine. Hoy te digo que no haremos una nueva Star wars y mañana venderé muñequitos de Jabba el Hutt el Burger king. Se supone que entre los actores que Sony ha estado buscando como nuevo arácnido se encuentran Patric Fugit (el joven indie-ochentero de la soberbia Casi famosos) y Michael Angarano (actor al que conocen en su casa a la hora de la merienda y que hizo cuatro episodios de 24 y una peli con Jet Li y Jackie Chan), así que por el nivel no os preocupeis: Los aspirantes tienen la misma cara de palo que el original. Y ya puestos a hablar de rumores, no os podéis perder ése que dice que Spiderman 4 y 5 se rodarán al mismo tiempo porque al señorito guionista, el mismo que el de Zodiac (la película más sobrevalorada del año pasado junto a La soledad) se le ha ocurrido un arco argumental más largo de lo normal. Y los productores, en vez de toserle un poco, han decidido hacerle caso (¿desde cuando en Hollywood se le hace caso a los guionistas?) y preparar dos películas a la vez. Vamos, como ocurrió en El señor de los anillos y Matrix reloaded & revolutions (que, por otra parte, podían simplemente no haberse rodado). ¿Qué saga tratarán para hacer la tontería? Pues ni idea, oigan. Lo mismo cumplen y se marcan la mejor adaptación de Los seis siniestros posible, o horripilan a todos con un One more day cinematográfico…o, lo más fácil, lo mismo se lían a poner paja y terminamos viendo la historia de la Rana Saltarina más grande jamás contada. Ay, Rana Saltarina. Cuántos marvelitas te echamos de menos. En todo caso, las secuelas de Spiderman son una realidad. El señor Marvel es más feliz que nunca en su piscina fabricada con vuestros billetes. ¿No os sentís orgullosos de saber a donde van vuestros seis euros? ¿No? ¡Vaya!

Nadie se imaginó que el señor Marvel sacaría el universo Kidz hasta que Spidermanz hizo aparición

(more…)

Anuncios

Monográfico foros (3): Tu amigo el troll II

mayo 29, 2008

Y seguimos clasificando a nuestros coleguitas, los trolls, personajes que tienen la convicción moral de que seguimos pensando en ellos todo el día y preocupándonos por sus chorradas, cuando la verdad es que en el mismo momento que cerramos la tapa de nuestro ordenador (los que lo tenemos portátil, al menos) ya nos hemos olvidado de que existen. Hay que reconocer, de todas maneras, que hay gente que aun tiene que aprender mucho de cómo dominar los instintos frente a un alborotador. Quiero decir, si un nudista aparece en la fiesta de cumpleaños de tu hijo de cuatro años y empieza a follarse al pastel, no te plantas delante suyo e intentas razonar sobre los motivos por las que follarse un pastel delante de niños está mal. Más bien le pegas un bofetón e intentas sacarle de la fiesta arrastrándolo de ahí. Sí, de ahí. Pues lo mismo se debería aplicar en los foros. Veamos cuáles son las reacciones más habituales ante la llegada de un troll furibundo a un foro cualquiera:

1-Comprensión: El usuario buenrrollista siempre intentará razonar con los trolls, intentando hacerles ver que detrás de su dura coraza hay un corazón que late y que realmente no quiere hacer lo que hace. En el colmo de su estup generosidad, le da su messenger para que puedan chatear como buenos amigos e indagar en su pasado. Curiosamente, cinco minutos después le empiezan a llegar suscripciones a webs de zoofilia, necrofilia y sexo duro con peces de colores brasileños, pero no lo asocia inmediatamente al troll como cualquier persona normal, sino que sigue intentando colaborar psicológicamente con una sonrisa para solventar sus, sin duda, traumas causados por represiones infantiles. Cuando el troll abre su enésimo hilo titulado “Cómo hackear cuentas de correo de pedantes”, nuestro amigo buenrrollista empieza a sospechar algo, pero nunca dejará de intentar que el troll se convierta en un ser humano positivo para el foro.

Pongo esta imagen sólo porque me la pidieron ayer. Conste. Yo también les odio.

(more…)

Monográfico foros (3): Tu amigo el troll I

mayo 28, 2008

Un día cualquiera, en un foro cualquiera, en una mañana tranquila en que la gente anda discutiendo sobre las tonterías de siempre (“¿Te gustan los macarrones con tomate o con queso?”, “¿Qué te parecería Indiana Jones 5 con Shia LeBouf?”, “¿Cual es tu postura favorita en el sexo?”), salta la tragedia. Un nuevo usuario llega al foro dispuesto a reinventar de cabo a rabo ese lugar, hacerlo su sitio y que todo el mundo le mire como a un dios. Como a un dios o como a un troll, vaya (¿quien no nos asegura que dios fuera un troll cabroncete? ¿Eh? ¿Eh? Uh, señores de la Conferencia Episcopal, ¿a dónde van con esa demanda?). Probablemente, si sois novatos en el mundillo de Internet, os preguntaréis qué demonios es un troll y por qué debería preocuparos que alguien así se instalara en vuestras vidas. Personalmente, y pasando olímpicamente de la Wikipedia (¡¡Error en el sistema!! ¡¡Error en el sistema!!), divido a los trolls en dos razas principales: Los marginados y los mad scientists. Un troll marginado, es, básicamente, ese chaval que intentaba ligarse a las chicas de su colegio tirándolas piedras y llamándolas feas: Un tipejillo que quiere llamar la atención como sea, aunque eso implique salir a la calle con un letrero de neón alrededor del cuerpo en el que ponga “Todas putas”. Hay que tener un poco de compasión del troll, porque no es un enemigo: Es sólo un ser que necesita cariño, comprensión y amor. ¡Conviertan a un ser con problemas psicológicos en un ser con problemas psicológicos y supuestos amigos por Internet y creánse solidarios! Los segundos, los mad scientists, son aquellos que, como un Kingpin cualquiera, realizan el mal y después ríen en su casa juntando las dos manos a la altura de su nariz, mientras un rayo cae delante de su ventana. Bwahahaha, ya saben. Sus posteos no sólo se convierten en temas multipágina, sino que trae la guerra al foro entero y, cuando le baneen, aun habrá quien le apoye. Denlen cancha y prepárense para disfrutar de lo lindo mientras ven como MariPi_BcN arde en deseos de asesinar a JuaNitOValDeRraMa por sus incendiarias y no vistas hasta ahora opiniones políticas. ¿No escuchan a alguien reir a kilómetros de distancia? ¡El virus ha vuelto a propagarse! Hoy vamos a hablar básicamente de los trolls con clase, de los que tienen un nivel, saben escribir sin faltas de ortografía y pegar donde más duele. Olvídemonos de los novatos que sólo buscan amor y nombrémosles sólo de tanto en cuando. Morid, novatos amorosos.

TEMAS

Los trolls tienen varios tipos de tema: Unos destinados al conflicto inmediato, otros (los profesionales hacen esto) los que maceran y terminan germinando en algo terriblemente peor que un simple conflicto y, finalmente, los que se hacen para ser baneado y dejar su marca en el foro (“¡Eh, mirad! ¡Dije en eK que mi abuelo me la chupaba! ¡Ja ja ja! ¡Estoy hecho un troll de cuidado!”. También un imbécil con demasiado tiempo libre, pero nadie te lo dirá nunca). Veamos tres de los muchos temas que un troll puede tratar en su mensaje número 1 y que seguro que Grendel nos ampliará en los comentarios:

Políticos: “En el fondo, los nazis no fueron tan malos”, “Aznar hizo una buena gestión con el 11-M”, “Losantos es el mejor comunicador de España”, “¡A las barricadas! ¡Empieza una nueva guerra civil!”. Bien argumentados, cualquiera de estos temas sobre política enciende una mecha que no deja de estar encendida hasta que algún forero reconoce apoyar las ideas de este energúmeno y la bomba explota. Pum y eso. Es muy importante para un troll de verdad escribir lo que escribe de manera seria, culta, como si lo que dijera estuviera basado realmente en algún estudio científico. Lo que los aspirantes no entienden ni a tiros es que escribiendo “Franko mola ajajajjajaj” lo único que van a conseguir es ignoración y baneos. Invéntate datos (y si alguien te pregunta de dónde han salido, simplemente responde “De libros de historia. ¿Sabes lo que son? Tienen páginas y están en las librerías”. ¡Nadie va a comprobarlo!), escribe tonterias a tutiplen y verás cómo las moscas caen en la telaraña sin más problema (“Franco, en 1947, inauguró veinte monasterios y ciento treinta pantanos, más que ningún otro presidente de la democracia”). Y, encima, nadie te puede acusar de troll por dar tu sincera opinión. ¡Un nuevo éxito de Internet!

Cuándo pasó Hitler de darnos miedo a darnos risa: ¡El gran enigma de la era moderna!

(more…)

De polivisiones y cine gafapasta: La soledad (1)

mayo 27, 2008

Ser un entendido en cine es brutalmente sencillo. No, no me refiero a ser un entendido de esos que se saben toda la filmografía de Billy Wilder incluyendo sus cintas mudas y las que grabó en el cumpleaños de la tía Eduvigis, sino más bien a los entendidos. Los Que Saben. Los críticos selectos que se reúnen en círculo en medio de Cannes y deciden que el nuevo Indiana Jones es un truño (que lo es) y el nuevo filme experimental de Pere Portabella, plagado de dobles mensajes y grandes y emotivos silencios, es una obra maestra. Para mí es un misterio cómo media hora de alguien tendiendo la ropa se transforma, por arte de magia, en “un apasionante ejercicio de introspección plagado de silencios que dicen mucho más que cualquier palabra”, pero claro, yo no soy uno de Los Que Saben. Este selecto grupo decidió, hace apenas un par de meses, que ya era hora de la rebelión, también en los premios de cine. Había que poner una “C” mayúscula en la palabra, y por ello, pasando completamente de lo que le gustaba al público (que no dejan de tener la sutileza de una roca comparada con la de LQS), en pleno 2008, el Goya a la mejor película recayó en una perfecta desconocida: La soledad. Jaime Rosales, su director (y tambien el de la notable Las horas del día, o eso me dijo el tipo que me pasó La soledad), consiguió hacer la película perfecta para un crítico de cine entendidísimo. Silencios, planos largos que nos muestran a alguien planchando durante cinco minutos (muy interesante, ya les digo), conversaciones que no aportan nada y, sí señores, la REVOLUCIÓN. Y es que Rosales, ese genio, ese magnífico y portentoso visionario, ha conseguido realizar al fin el truco definitivo en las películas intimistas. Sí, es cierto que ya había sido usado en 24 y en otras películas con el nombre popular de “pantalla partida”, pero Rosales le da un nuevo giro. A partir de ahora, a partir la pantalla en dos y mostrar en cada uno de los laterales un plano diferente de la misma acción, le llamaremos POLIVISIÓN. Que suena de un cool que te cagas. Más adelante indagaremos en este apasionante mundo de la polivisión, que consigue que una conversación cara a cara se convierta en el ejercicio gafapástico más cachondeable de los últimos años. Bienvenidos a una película multipremiada, alabada por LQS y sus acólitos, llena de silencios, polivisiones, realidad y hostias en vinagreta amarga. Empiecen a coger sus kleenex (para llorar y para lo que quieran) y sus perillas de pega y anoten todas las palabras pedantes que se les ocurran mientras los personajes no hacen nada en la pantalla. ¿”Fabulosa reinterpretación de un mito cotidiano”? ¡No podía ser un inicio más genial! Vamos allá. Y nada mejor para empezar que la primera escena, totalmente metida ya en la polivisión. Uao. Aviso desde ya, el sonido está desincronizado (sólo en el primer video, en el resto está bien), pero la experiencia sólo mejora la película.

Eso digo yo. ¡No! ¡NO! ¡¡NO entiendo como alguien pudo dejar pasar esta obra maestra!! Fijaros en los recursos que nos ofrece la polivisión. La mujer entra con su hijo, va a la cocina… ¡¡y la vemos en la cocina no haciendo absolutamente nada!! Increíble. Simplemente increíble. Tengo los pelos como escarpias después de ver escenas que transmiten tanto como ese medio minuto de ver la imagen de la cocina y el carrito del bebé cual dos fotos fijas sin que pase nada, sólo para cambiar (en una de las dos imágenes, claro está, no nos queremos perder nada de lo que ocurra con el carrito del bebé) a la habitación de arriba, donde ella sigue sin hacer absolutamente nada. ¿No os subyuga? Estamos viendo, por una vez, CINE con mayúsculas. CINE del de verdad.

(more…)

Freddy versus Jason versus Ash: ¡¡Ch ch ch ah ah ah!! (y 3)

mayo 26, 2008

Buenas y temerosas noches, amigos del terror. ¿Estáis preparados para una experiencia que hará que vuestra sangre se congele, vuestras lágrimas sepan a pus y os muráis mucho en general? Preparaos, porque aquí llega la última entrega de Freddy versus Jason versus Ash… ¡Y el mundo no volverá a ser el mismo! Bueno, en realidad sí, pero no me quitéis la ilusión.

Dejamos a Freddy riéndose como si estuviera en pleno Club de la comedia y a Jason atrapado por sus víctimas. Qué pesadas estas víctimas llegadas del infierno, oye. Que si Muere, muere, que si ven al infierno con nosotras, etcétera. Las típicas palabras de víctima resucitada estándar. Todo, además, para que no sirva de nada, porque una mano de Freddy atraviesa a Jason con el mismo machete que había dejado tirado por ahí. Si es que no se puede ser tan descuidado, hombre. Freddy ríe más y más (ya sabéis, eso de que atraviesen a alguien con un machete suele causar risión en la sociedad), y, mientras Jason se las ve con sus víctimas, que siguen siendo pesadas de cojones, Freddy decide largarse. Y, por lo visto, el dibujante también. Y es que mirad que no he tenido quejas del dibujo…

…pero esto es igual excesivo. Me encanta la técnica esta de “como no me ha salido muy bien porque lo dibujé con resaca voy a rayarlo y hacer como que está envuelto en fuego”, pero la cara no perdona. Esto no es Freddy, coño, se parece más a un personaje de Los diminutos. En fin, este Freddy raruno descubre que el Necronomicon ha sido robado por Ash (¿os acordáis de él? Sí, hombre, ese que está en el título. El mismo), que, libro en mano, acaba en medio de un bosque encantado lleno de árboles y pájaros asesinos.

Ash, que sigue con su sentido del humor intacto (“¿Adas de ave, alguien? ¡Wuajajaja!”, dice mientras muerde a una de ellas para asesinarla. Ay, este Ash, qué pícaro), consigue cargarse medio bosque antes de que Greenpeace pueda hacer nada, sólo para descubrir que los dos porreros amiguetes suyos habían sido asesinados (por quién y cómo, teniendo en cuenta que Freddy y Jason están a kilómetros de distancia, son cosas que a nadie le importan, por lo visto), pero la chica no. Así que hace lo que todos haríamos: Olvidarnos de los porreros y largarnos con ella a ver si conseguimos fornicar de una vez después de tanto tiempo. Y, en estas, el Necronomicon se abre y al fin podemos ver qué tiene dentro. Y he de decir algo: Es, francamente, decepcionante.

Ajá. El libro que hace que Ash baile entre dimensiones tiene en su interior un dibujo de una señora sorprendida agarrada a un palo, un dibujo de Freddy que parece hecho por mí en una clase aburrida, uno de Jason con las proporciones más incorrectas de la historia, una calavera, garabatos y un Jason crío. Guau. Realmente no comprendo a qué viene que el Necronomicon tenga dibujadas estas tonterías, pero a estas alturas es lo de menos.

(more…)

El baneo de Hitler: ¡¡Noticias y tetash!!

mayo 23, 2008

¿Qué tienen en común un dictador famoso, unos dobladores avariciosos y la mala salud del cómic español? Vale, que la mala salud del cómic español estaría aun peor si tuviéramos un dictador famoso doblando avariciosamente todas las series que nos llegaran, ¡¡pero también que forman parte de las noticias de esta semana!! ¡Las habrán leído en más sitios, pero seguro no escriben en un tren cinco minutos después de que les caiga una maleta en la cabeza!

MAS PASTA, POR FAVOR

Y no, no es el slogan de un restaurante italiano (si alguno está leyendo esto: ¡¡Tiene copyright!! ¡¡Pido varios millones por poder usar la frasecita!! ¡¡Bwahahaha!!), sino lo que han dicho Dan Castellaneta y el resto de excelentes dobladores (ya les gustaría a los de España actuales tener un nivel parecido) de Los Simpson a la FOX. Y es que han pedido para la temporada 20 un aumento de sueldo parecido al que pediríamos nosotros. Vamos, ¿quién no ha querido pasar de 360.000 dólares por episodio a 500.000 y un bonus? Dios santo. Cierto es que son veinte años al pie del cañón (más los cortos de Tracey Ullman), pero hay que reconocer dos cosas: La primera, que ningún ser humano necesita ese dinero (¡¿Dos millones al mes?!). Y la segunda, que Los Simpson, como ya dijimos, hace muchísimo que no son lo que eran, y quizá un descanso indefinido no les vendrían nada mal. Además, la FOX se ahorraría tener que pagar a las superestrellas de Los Simpson más que a cualquier actor televisivo de carne y hueso con la excepción de Charlie Sheen (que, dicho sea de paso, da unos ingresos muy superiores a los de la familia amarilla hoy por hoy). Pese a ello, los rumores anuncian a que Matt Groening, ese hombre que empezó siendo un genio hippy y ahora es un genio multimillonario que ha dejado morir a su mejor obra, va a firmar hasta la temporada 24 esta semana, así que todos contentos: La FOX consigue cinco años más de su icono por excelencia, los dobladores se embolsan los 500.000 euros de turno y los guionistas, debido al coste por episodio, sólo tendrán que trabajar en menos de 20 para la próxima temporada. Nada, oigan, aquí los únicos que salen mal parados son los telespectadores. ¿Pero a quien le importamos a estas alturas?

¡Fijaros! ¡Son osos y parecen humanos! ¡Seth McFarlane, en la cresta del humor!

Eso es lo que debió pensar Seth McFarlane cuando le ofrecieron hacer un spin-off de Padre de familia, esa serie que es peor que aquella vez que me crucé con Calista Flockhart y la usé como palillo de dientes. Seth miró cuidadosamente entre todos sus personajes protagonistas y decidió coger al más carismático para hacer un proyecto personal y novedoso. Después de trabajar cinco minutos, la cabeza le empezó a doler y eligió a suertes quien iba a hacer Padre de familia 2. Seis meses después, ya tenemos ante nosotros The Cleveland show, el spin-off de Cleveland, el ser más terriblemente anodino de la historia de la televisión, que vendrá acompañado de su nueva familia (después de que Loretta le dejara, por lo visto se hizo otra familia nueva de la que nunca habíamos oído hablar): Un adolescente gordo (¡Chistes sobre chicas ahogándose, allí vamos!), un niño-clon de Stewie, una adolescente buenorra (¡Chistes sobre sexo a la orden del día!) y su mujer. ¿Clon de Padre de familia? ¡Claro que no! ¡En The Cleveland show también tendremos animales (dos osos vecinos) que hablan y caminan como los humanos, que es algo que tiene gracia porque se supone que no deberían hacerlo! Uh, vale, como Brian…¡¡pero además, habrá una parodia del estilo de vida británico en la figura de otros dos vecinos!! Hum, sí, como los padres de Lois, es cierto… ¿qué me decís de esto? Habrá un paleto al otro lado de la calle que odia a los negros y… er… flashbacks, y situaciones absurdas, y… y qué demonios, me falta deciros que Cleveland se pelea con un pollo en cada episodio. Como dijo Starsky (o copió de un foro americano), ¿cuántas veces hace falta que Seth McFarlane repita la fórmula de los huevos de oro para que nos demos cuenta de que no tiene ningún talento en absoluto? O sea, ¿a alguien le produce risión ver a dos osos con corbata hablando con Cleveland a estas alturas? Y lo peor es que en el momento de su estreno (de momento sólo se ha visto un teaser trailer) todos nos la bajaremos llenos de morbo. Semos asín.

(more…)

Randy presents…Ramen, la comida del soltero solitario

mayo 22, 2008

[Jueves, un día ideal lindopipioso para celebrar medio año con Hardita hacer cosas que la gente desparejada no quiere saber, que luego se me queja vilmente. ¡Es por ello que nuestro querido comentarista Lord Urko ha accedido a escribir un post sobre el ramen, esa deliciosa comida que a todos nos ha acompañado la primera vez que nos fuimos de casa! ¡Y hay fotos de Naruto! Informativo y gracioso, no se lo pierdan. O sí y sufran en silencio las hemorroides mentales que les estoy lanzando vía telepática]

Situación. En su doble post Guía para ligar en el Salón del Manga (bastante ineficaz, ejem, cough), concretamente, en la segunda parte, Randy hacía alusión a un alimento que es la base de la dieta de todo buen narutard y/o soltero (sí, los narutards nos quedaremos solteros, pero no adelantemos acontecimientos). Me refiero al ramen, una comida que se caracteriza por que está buena y es barata. La mezcla perfecta entre la cocina de Arguiñano y los kebabs de media noche.

Se menciona en bastantes animes y es parte importante de la gastronomía japonesa actual, sobre todo, como una forma de comida rápida. La palabra ramen nace, probablemente, de la forma artesanal en que se elaboran estos fideos; es decir, de la unión de los caracteres chinos “ra” (estirar) y “men” (fideo). No quieran saber cómo se hacen, no… Por definición, es una sopa japonesa con los fideos muy largos. O unos spaghetti muy finos con demasiado caldo. Para que quede bonito, se le añaden ingredientes al azar, los restos de la paella del día anterior: unas hojas verdes, algún cacho carne, medio huevo duro, unas espirales rositas muy monas que se llaman narutos… Pastel de sobras.


Pues a mí me gusta…

Recurramos vilmente a la Wikipedia para hacer un poco de historia. Sí, la historia de un alimento. Es triste, sí. Pero más tristes son los detalles. El ramen es un jodido plagio de la sopa de fideos china. Que dicho así suena tonto, ¡pero es el plagio de una comida! Ciertamente, la SGAE debería tomar cartas en el asunto. Al parecer, resulta que un japonés cuyo nombre no le importa a nadie fue a China, le dieron sopa, le gustó, y se la llevó a Japón. Todo esto en el siglo XVII. Hablamos de un robo que ya tiene más de 300 años de historia. Luego dicen que la Justicia va lenta. Ntchs, mucho indocumentado es lo que hay.

El boom del ramen tiene lugar tras la Segunda Guerra Mundial, cuando, recuerden, Japón estaba hundida en la más negra miseria. Y sí amigos, aquí entra el segundo elemento esencial del ramen. ¡Se come cuando eres pobre! Al igual que la pizza nació con el afán de que nada se desaprovechase, los japoneses decidieron que hacer un plato con-un-poco-de-todo sería buena idea. ¡Y lo fue! Miren donde están ahora, en lo más alto. Unos genios, coño, unos genios.


¡Comida de posguerra!

(more…)

No, yo no me siento orgulloso

mayo 21, 2008

Ser friki hoy en día es una putada. No sólo porque pareces tener la obligación de decir y demostrar continuamente que eres el más grande de todos ellos (“¡Eh, miradme! ¡He colocado unos cartones en el suelo y ando sobre ellos como si fueran zamburguesas!”-“¡Pues yo sobre el lago y voy a pasar por encima!”), ni porque te sientas obligado a hablar de los mismos temas una y otra vez como si fueras un disco rallado (¡Rallado, sí, pero superfriki, colega saiyajin!), ni porque te sientas excluído del resto de la sociedad por comprar manga (ey, por cierto: No es por comprar manga, sino porque le gritaste improperios a tu abuelo cuando te preguntó quién era ese butanero de pelo rubio de tu llavero). No. Un friki de hoy en día, de esos que van a la última moda (con camisetas de Be friki, claro) y luchan cada día para ser la persona más friki del universo, tiene que tener ORGULLO. Tócate los cojones, Pedrín, con el invento. Ya no vale con ver series a porrillo, comprarte todos los cómics que salen y saberte Futurama de memoria, no. Además, tienes que sentirte ORGULLOSO de ello. Ya no es una simple afición, ahora es un orgullo que te hace diferente al resto del mundo. ¿Y cómo puedes demostrarlo? ¡Efectivamente, amigo! Atorrando al resto de la humanidad con tus simpáticos monólogos sin fin sobre por qué Hulk podría con Daredevil de un manotazo o por qué los elfos sanguinarios son la mejor raza del WOW (muy importante, pronúncia “Guou” aunque te suene estúpido. Decir “Warcraft” es de frikis perdedores). ¿Qué? ¿Qué estás diciendo? ¿Que te sientes más orgulloso de haber aprobado la carrera con matrícula de honor que de tener los números secretos de Lost como contraseña secreta del cajero? ¡¡Expulsado de la etnia friki!! Y es que para sentirse orgulloso y ser un friki del nuevo milenio, hace falta pensar sólo en cosas frikazas a cada momento que pasa, tener poca o ninguna vergüenza, repetir veinte veces cada hora en voz alta “Wow, que friki soy” (también vale si te lo repites a ti mismo) y preocuparte más en incrementar tu nivel de frikismo en el requeteodioso frikitest que en pasártelo bien con tus aficiones.

Si os digo la verdad, yo me sentía muy orgulloso de ser como era antes de que este invento del orgullo saliera a la luz. No de ser friki, sino de ser yo. Me veía mis películas con los amiguetes, me conocía cada recoveco del Super Mario bros 3, coleccionaba manga y cómic a cascoporro… y sólo hablaba del tema si alguien me preguntaba sobre él. Sin avergonzarme. Oye, a unos les gusta el fútbol, a otros el Humo negro, pero tampoco es cuestión de ir demostrando que soy el más friki del mundo delante de personas a las que les importa un carajo. En el mismo momento en que el Día del Orgullo Friki salió a la luz, me temí lo peor: Una horda de estereotipos vivientes asaltando las calles, una mascota granuda y gorda con un sable láser (no lo olvideis nunca: Star wars es superfrikiquetecagach. Sí, ya sé que tiene de marginal y rarita lo que yo de bailaora flamenca, pero mejor no preguntéis) representándonos a todos. Y lo mejor fue comprobar que no había errado y que el día de la “celebración”, meterse debajo de la mesa y esperar a que el día pasara era la mejor idea posible entre los que llevábamos años metidos en el mundillo intentando pasar como alguien relativamente normal. Integrados en un grupo que se cree especial y no lo es, pero normales. Si en ese día no ibas proclamando a los cuatro vientos tu afición a los universos de ficción, eras un apestado dentro del mundillo. Y ya si no cumplías los mandamientos, ni te cuento. ¿Ah, cómo? ¿Que no sabéis de qué hablo? Estoy refiriéndome a los diez mandamientos del friki, un documento que aun resuena en el cerebro de muchos como el inicio del Apocalipsis y que aletea feliz en la conciencia de otros, creyendo que una tontería semejante representaba a un colectivo.

…Y llegó Moisés y dijo “Primer mandamiento: No te comprarás mangas de Yuu Watase”

(more…)

Tiembla, Pixar: ¡¡Movida bajo el mar!! (y 2)

mayo 20, 2008

La semana pasada dejamos a Nemo consiguiendo una cita con Leti, la peza buenorra, y mirando cómo el abuelo de la tortuga Franklin recuperaba su perla después de que unos malosos intentaran robarla. Uauh, ¿preparados para ver cómo sigue este trepidante argumento? ¡Tengo los pantalones casi en los tobillos de la emoción! El primo de Nemo le comenta, entre llantos (llantos porque su madre es adivina y tiene un trabajo. Sí, yo tampoco lo entiendo muy bien) que si quieres hacer que una chica sea tuya debes regalarla una perla. Atad cabos y oleos el final de la película, venga. Ay, como ZAPATERO se entere de que se dicen sexismos así en una peli para niños. Nos tira al ministerio de la Igualdad entero encima, tú. En fin, Nemo empieza su cita con Leti, consistente en ir al teatro (muy glamourosos ellos) y escuchar a una foca, acompañada de su cuarteto de gambas (sí, de gambas), hablar sobre viajes marinos. Cuál es nuestra sorpresa al comprobar que no es una foca normal, no. Ojalá. Atención al video, porque nunca habíais visto a unas gambas hablar tan irritantemente del culo de nadie. Y menos de una morsa.

¡¡Es el maldito tipo que hablaba en verso al inicio de la película!! ¿Es que no había un plan mejor para una primera cita como, pongamos, hacer un suicidio ritual o una orgía satánica? No veo mucho qué gracia puede tener ir a ver a una foca (¿foca? ¿morsa sin colmillos? ¿qué demonios es eso?) a la que no se le entienden la mitad de las palabras acompañada de unas gambas que, directamente, chillan cosas incomprensibles sobre su culo sobre fondos a lo Speed racer. Atención, por favor, a los peces riéndose. Nunca una animación por ordenador no brasileña resultó tan estática y falsa.

Para sorpresa de los espectadores, los peces salen alabando la apasionante historia (¿qué historia? ¿que la foca se enfrentó con un bicho y le venció?) y Nemo y Leti aprovechan para, atención, SALIR A LA SUPERFICIE a mirar las estrellas. Sí. SALIR A LA SUPERFICIE. ¿Qué? ¿Que decís? ¿Que es una película para niños y los niños no se fijan en que los peces no pueden vivir fuera del agua? Venga ya. O sea, ¿aceptamos que los padres de Nemo mueren porque les atrapan y les sacan a la superficie y a la vez que Nemo puede salir a respirar aire fresco tantas veces como le de la gana? En fin, después de hacer ingeniosos chistes sobre la constelación de Piscis (sí, así como suena) llega Nerón, el tiburón más molón, y Leti accede a coger su “perla” a cambio de que sus sicarios no se coman a su novio. Seguro que en el fondo le van los malotes. Por supuesto, Nerón se marcha cantando una versión 2.0 de su rap para que todos bailemos en nuestra casa. Oh, yeah, Nerón.

(more…)

Freddy versus Jason versus Ash: ¡¡Ch ch ch ah ah ah!! (2)

mayo 19, 2008

La semana pasada dejamos a Ash y a una tía buena ninfómana metidos en un coche que no puede arrancar con el Necronomicon al lado y Jason persiguiéndoles hacha en mano, con el Ch ch ch ah ah ah ya habitual en él. ¿Conseguirán huir Ash y la tía buena semidesnuda? Pues obviamente sí, tía buena incluída. Si bien es cierto que Jason se carga el coche del pobre Ash a hachazos (sutil el muchacho), este se monta en el de la empleada que le tiraba los tejos páginas atrás y que –oh casualidad- andaba por allí cerca y listo. Y mientras están de vuelta al supermercado, Freddy consigue alcanzar nuevas cuotas de brillantez y de terror. El miedo se apodera de nosotros. Después de transformarse en viejuno y en tipo que fornica, Freddy llega a un nuevo límite en el miedo.

¡¡Ay, por dios, qué susto!! ¡¡Freddy Krueger en, uh, una clase!! Y por lo visto han estado jugando a un complicadísimo ahorcado y… euh… ¿Seguro que este era el mismo tipo que desguazaba adolescentes? En fin, como el muchacho de las garras está enfadado, no se le ocurre mejor idea que abrir la cabeza del bebé Jason con sus garras (tal cual) y sacar de dentro la identificación del supermercado de Ash. No preguntéis cómo demonios ha llegado una identificación, con su plastiquito y demás, al cerebro de un niño deforme que sólo aparece en las fantasías de Freddy. A veces no saber es la mejor opción.

Mientras Freddy se dedica a hacer cosas de mucho miedo (o algo así), el grupito de irresponsables adolescentes con ganas de morir del supermercado están en una vagoneta fumando sustancias psicotrópicas y dando a entender que si no las fumas, eres gay. Tal cual. “No me gusta fumar porros”-“Con razón Caroline piensa que juegas para el otro equipo”. Bob Marley debía ser el rey de los heteros. Total, que Ash, la chica semidesnuda y la buenorra les dicen que se callen de una vez, que Jason está suelto y que acaba de asesinar a cinco chavales. Que no es por nada, pero si a mí me dicen algo así me meto corriendo en una caja fuerte y no salgo hasta veinte días después por si acaso. Los porreros adolescentes no, que para algo son carne de cañón. La cosa es que hay miles de excusas para salir a la calle aunque haya un asesino en serie dando vueltas por ahí machete en mano. Que si quieres parecer valiente, que si tu novia está atrapada en una casa en mitad del bosque, que si… que si… Sigh, no queréis saberlo.

(more…)