Archive for the ‘Internet’ Category

Monográfico blogs (3): Las 10 excusas que dan los blogueros cuando dejan de actualizar

octubre 30, 2009

Absolutamente nadie hace nada mal en el mundo. ¿Has asesinado a tu profesora por equivocación? ¿Has envenenado a todo un vecindario? ¿Te han pillado viendo pornografía escandinava con enanos cabezones? No os preocupéis: Siempre tendréis ahí el mejor invento del hombre desde la rueda, el fuego y la rueda de fuego: Las excusas. Ah, las excusas. Con tu señora novia (“No, cariño, esto no es pintalabios. ¡Es sangre de un… euh… dragón que me he encontrado por la Gran Vía! ¿A dónde diriges con ese cuchillo?”), a la hora de estudiar (“¿Copiar? ¿Quién estaba copiando? ¡Estaba repasando a última hora!”), defendiendo tus gustos y aficiones (“¿90 60 90 mala? No, no es mala, lo que pasa es que es una gran incomprendida. Como Dragon ball evolution. Qué peliculón, ¿eh?”)… Lo peor de dar una excusa es saber que estás mintiendo cual bellaco y, sobre todo, que solo estás comprando tiempo antes de que la verdad te sacuda en la cara cual pescado fresco. Esto es, cuando tu novia compruebe que no hay un dragón muerto en la Gran Vïa, prepárate para recibir un par de sopapos. Por otro lado, si tu novia tiene que comprobar si hay un dragón muerto en la Gran Vía, quizá vuestra relación tampoco mereciera tanto la pena. Hoy en día, gracias a la tecnología, tenemos la suerte de que nadie nos mire a los ojos mientras decimos falacia tras falacia: Como todo en el mundo, las excusas se dan por Internet. Vivimos en un mundo donde las galletas se abren en Internet, la tele se ve en Internet y Vicente Molina Foix dice hilarantes tonterías gracias a Internet. ¿Cómo no íbamos a dedicarnos a dar excusas online? Que si perdón por no haber actualizado mi Twitter en la última media hora, que si la Wikipedia estaba equivocada, que si este mensaje privado no sé como ha llegado a mi buzón… Y, de entre todas las excusas, las favoritas de todos son las de los blogueros, esos maquiavélicos y estúpidos seres que, en cuanto tienen un par de personas que les siguen, deciden cerrar el chiringuito sin motivo aparente. Todos los que han abierto un blog han dejado de publicar al cabo de un tiempo para volver dando pobres, sórdidas y lamentables excusas. Obviamente, eso jamás ocurrirá aquí, en El Blog de Randy, ya que solo llevamos… Espera, ¿CUÁNTO tiempo sin actualizar? ¿En serio, TANTO? Euh… ¿y qué tal si vamos directamente y sin pasar por la casilla de salida a las diez razones que te da tu bloguero favorito cuando vuelve después de dejar de escribir durante un tiempo y sin avisar? Esto… ¿Queda alguien? ¿Hola? Guau. Jamás había visto un blog que hiciera eco.

spectrum

“Mira, mamá, esta vez fue la última que actualicé El blog de Randy”-“Hijo, nunca tuvimos un Spectrum y has robado esta imagen de Google Images”-“Aguafiestas”

(more…)

Monográfico blogs: Los 15 tipos (y 2)

enero 14, 2009

¡Y continuamos con los 15 tipos de blogs! ¿15, dije? ¡Ampliémoslo a 17! ¡Estamos en periodo de crisis y rebajas, señora!

8-Temático: Me gusta la música punk de los años 80, y creo que es un tema tan apasionante que me apetecerá hablar de él todos los días, linkar en mi blog en foros que no tienen nada que ver con el tema e indignarme al ver que solo a dos personas les interesan mis sesudas críticas sobre Larsen. Lo mismito vale para cualquier cosa relacionada con la música, los cómics, el manga, los mejillones cebra… Cuando una persona tiene una afición y se cree diferente, nacen los blogs temáticos, más pesados y cansinos que la colección completa de Ana y los siete. No solo no los traga ni el autor, sino que además se cree un gran crítico, como si sus opiniones fueran a remover el mundo (“Y creo que Sex pistols eran… ¡buenos! Je, el mundo agradecerá algún día mis incendiarias opiniones”). Son absolutamente imprescindibles los blogs que intentan sacar noticias diarias sobre Harry Potter o Crepúsculo (“¡Crepúsculo se estrena en Kuala Lumpur! ¡Uauh!”), en los que uno termina cayendo mientras busca información en Google, justo antes de preguntarse “¿Pero quién tiene tan poca vida?” y darle hacia atrás. ¡Pobres blogs temáticos incomprendidos!

9-De trabajadores: Los blogs de trabajadores nos cuentan su trabajo. Básicamente. Ey, soy un taxista, llevo gente en mi coche. Os lo voy a contar. Ey, trabajo en McDonald’s, el otro día me freí la mano por equivocación. ¿Por qué no me leeis? Hola, soy leñador, ya no tengo brazo. ¿A que mi historia os interesa mucho? No. Ninguna de ellas. Por alguna razón estos blogs suelen tener un éxito inusitado (al menos las primeras semanas) y a veces se terminan publicando en un libro llamado “Las mejores anécdotas de un [lo que sea. El mundo está lleno de gente que quiere saber anécdotas de carniceros, por lo visto]”. Un día les despiden y el blog se va por el retrete junto a su vida y las visitas de fieles (en el paro todos, claro. Y envidiando al tipo en cuestión).

chicken_sexer

“Una vez confundí un pollo macho con uno hembra” o por qué los sexadores de pollos no se abren blogs

10-De frikitos: Seguro que, alguna vez, los más criticones con El blog de Randy me han imaginado así, con gafas de veinte dioptrías, barba de tres días, camisetas geeks y riendo emocionado (entre espasmos: Gnorf, gnorf) mientras hablo de la última mierda de Superman que me he encontrado por la red. Por supuesto, se equivocan de cabo a rabo: A veces escribo con las lentillas puestas. Pues así o peor son los bloggers frikitos, esos que dan palmas y se emocionan cuando descubren algo que el resto del mundo ya había descubierto antes: Consoladores de Hello Kitty, la foto con Flash/foto sin Flash, los putos hechos de Chuck Norris (sí, aun hay gente que va dándole vueltas al asunto), etcétera. Sus posts son bastante cortos, pero en ellos intentan hacer ver lo frikis que son. Esto es: “¡Mirad lo que me he encontrado hoy en la frikiweb! ¡Es un video de Los Simpson a lo indio! ¡Qué friki soy, jajaja, no entiendo cómo puedo encontrar estas cosas!”. Imprescindible recalcar cada poco tiempo lo friki que es él mismo, no vayan a quitarle el puesto, y empezar a terminar sus posts con la frase de turno. “¡Saludos frikis!” o “¡Hasta mañana, frikis!” son dos de las razones por las que el frikito terminará asesinado en el callejón más cercano en pleno día del orgullo. Por lo menos, dejará de darte el coñazo día sí, día también, con sus actualizaciones. Algo es algo.

(more…)

Monográfico blogs: Los 15 tipos (I)

enero 7, 2009

Antaño, tener un blog era una cosa destinada sólo a dos grupos sociales: Los frikis, que encontraban por fin un lugar donde contar sus chorradas sin que nadie les interrumpiera, y las niñatas de quince años con extraños e intrincados cuadrángulos amorosos, que dejaban atrás los diarios íntimos de papel y candado para contar sus intimidades al mundo mundial. En el fondo, su propósito es el mismo que el del sesenta por ciento de blogs de la blogosfera: Que sepamos que ellas follan y nosotros no –porque, sinceramente, si folláramos, ¿íbamos a estar leyendo el relato de una quinceañera?-. Con el tiempo, la cosa de los blogs fue evolucionando y tomando forma. Algunas empresas intentaron lucrarse con la tontería de “Hazte un blog” (hay una en particular que te hace pagar quince euros al mes por hospedar tu blog. ¡Quince euros! ¡Señores, que hoy en día te hospeda el blog gratis hasta la web de tu instituto!), los medios empezaron a darle más importancia (si vuelvo a escuchar la frase “Internet ha dado libertad de información gracias a los blogs”, juro que quemo la televisión en plan aquelarre) y, finalmente, tuvo blog hasta tu vecina del sexto, que contaba cómo se le habían chafado los huevos por estar mirando los comentarios. Ay, esto de Internet, qué cosas tiene. Con el tiempo, el fenómeno blog fue bajando, fue haciéndose menos importante y, hoy por hoy, la blogosfera es como Rapture, la ciudad de Bioshock: Todo el mundo muerto menos un par de zombies que vagan sin saber muy bien cuál es su rumbo o qué hacen en este lugar. ¿Qué tenían los blogs antes que no tienen ahora? ¿Han perdido atractivo? Porque sigue siendo un medio ideal para expresarse. ¿Es que han sido los videoblogs los que van a empezar a partir la pana, hasta que todos nosotros tengamos también uno? En fin. La blogosfera –o la nueva blogosfera- es un lugar donde nunca jamás puede uno decir lo que piensa. Más que nada porque todo lo que digas se puede volver en tu contra. Tranquilito, con pies de plomo, sin decir que ese videoblog te parece un peñazo, se lo tienen creído y no entiendes por qué lo alaba todo el mundo (¡a ver si adivinan! ¡Hay dos para elegir!) o que ese blog de humor tan famoso te parece soso y sin humor (¡este sí que es difícil!). Por eso hoy, cual Wally Week con menor nivel de escritura, de humor, de ironía y de todo, empezamos el monográfico blog esperando no pegarnos una hostia de esas que antes salían en Videos de primera y ahora en el Telediario como “Noticia de sociedad”. Y para empezar, los 15 tipos de blogs básicos. ¡Hay que estar muy aburrido para hacer algo así!

1-Politiqueo chungo: Más abundante de lo que parece en la blogosfera, el autor se ha creído a pies juntillas eso de que los blogs dan voz a todo el mundo y no le importa que su contador de visitas no llegue a diez despistados diarios. Él seguirá contando sus tonterías a un mundo que, seguro, está esperando para leer sus fabulosas entradas “El PSOE, culpable de la guerra de Irak”, “Zapatero, ¡huelga general!” o “Izquierda Unida, qué risa”. El autor ha escogido su lado en esta guerra y punto. Ni te molestes en intentar rebatir sus ideas (que son de un nivel similar a “esto es así porque lo digo yo y punto”). Déjale que viva en su mundo de gominola donde hay políticos buenos. Con el tiempo, estos blogs van degenerando más y más hasta que, tras una entrada con frases dignas de Loquendo a lo “putos rojos, hijos de puta” o, en su defecto, “nazis represores, chupadme lo chupable”, desaparecen de la red para siempre. Nunca se sabrá si el autor tocó fondo, le mataron por revelar La Verdad (“¡El PSOE estaba detrás del 11-S!”) o, simplemente, la madre del blogger le castigó sin Internet durante dos semanas y se le pasó la tontería. ¿O es que creíais que alguien de más de doce años puede escribir tal sarta de estupideces?

¿Qué importa que sea verdad? ¡Tiene gancho!

(more…)

Monográfico foros (4): Los 15 tipos de foro II

junio 5, 2008

¡¡Y sigamos con la revolución de los foros!! ¡¡Quedan ocho por mirar y dar por terminado este monográfico a la espera de la conclusión de la semana que viene, asín que vamos allá!!

8-De descargas ilegales: Y cuando digo “ilegales” me refiero, obviamente, a legales. Guiño, guiño. Intercambio libre de ficheros. Guiño, guiño. Son los foros más visitados de Internet, por motivos obvios: Un pequeño grupo de héroes nacionales anónimos se dedican a subir las cosas que miles de personas nos bajaremos desde diferentes foros sin darles ni siquiera las gracias por el curro (¿qué? ¿que el curro real se lo han pegado los que han hecho esa serie/película/disco/videojuego/anime/porno? ¡¡Falacias!!), y, para quitarles protagonismo, copiaremos el mismo enlace en tantos otros cientos de foros. Los héroes nacionales anónimos lo agradecen mucho (sobre todo porque algunos copian los enlaces de otros héroes americanos anónimos). Estos foros son tratados de manera sigilosa en otros –principalmente, por personas que se creen graciosas-, como si en vez de un lugar con cien mil personas registradas fuera un local donde se reunen cuatro tipos en la resistencia contra la SGAE. Espero no volver a leer nunca cosas como “Creo que el último capítulo de Lost lo tienen unos VAGOS muy especiales… ji ji ji… ¿lo pillas? ¡¡VAGOS!!”, o, aun peor, “Puedes conseguir Mujeres desesperadas gracias a unos tíos que “no trabajan demasiado”, je je”. ¿Realmente hay necesidad de hacer una adivinanza en vez de dar el link directamente como haría alguien que no tuviera brotes psicóticos? Todo el mundo conoce Vagos.es. TODO el maldito mundo. A ver si dejamos ya de marear la perdiz.

9-Foro de una peña de amigotes: Mis foros favoritos, sin duda alguna. El lugar donde veinte personas que no han tocado un ordenador en su vida mas que para intentar ligar por chat y mandar e-mails en el curro se juntan en un foro para quedar, comentar las borracheras del sábado anterior, gastarse bromas privadas y enseñarse videos de Youtube que pasaron de moda cuatro años antes. Los mensajes más habituales en estos foros son “eeeeeeeeeee aaaaahiiii que cabron”, “Casi t comes a la rubia kbronazo” (o una referencia privada a algo que les pasó) o “Ajajajajaj estamos locos” (prueba absoluta de que no están locos y son tirando a mediocres), amen de bromas privadas que pueden funcionar en persona pero en un foro, sincera y simplemente… no. Si alguien con conocimientos de foros e Internet intenta enderezarles un poco, enseguida le tacharán de friki y volverán con sus tonterías sin mirar atrás o intentar comprender que, en Internet, hablar en mayúsculas significa gritar. Pronto habrá dos posibilidades: O las veces que queden de borrachera serán para recordar momentos grandes en el foro y empezará a formar parte imprescindible de sus vidas (y esto, sintiéndolo mucho por la sociedad actual, es tristemente real y comprobable), o en dos semanas nadie comentará absolutamente nada y quedará hundido en la miseria por el bien de la humanidad. Todos rezamos porque lo segundo ocurra una y otra vez con todos los foros de las peñas de amigotes, el equivalente foril a… las peñas de amigotes. El horror.

“Akí las fotos del sábado. Mira al Javi to mamao ajajajaj tamos locos o ke?”

(more…)

Monográfico foros (4): Los 15 tipos de foro I

junio 4, 2008

Seguro que durante la lectura de este monográfico, todos los que jamás os habíais metido en un foro ni por pura y dura curiosidad os habéis percatado de lo fascinante que es este mundillo (casi tanto como cualquier otro) y habéis proclamado en medio de la calle, puño en alto, “¡Sí! ¡Quiero saber de otros lugares! ¡Quiero enfrentarme a trolls y ser un estereotipo en medio de otros cien usuarios, pero creyéndome diferente a todos ellos! ¡Quiero copiar y pegar cosas de otros foros y plagiar vilmente! ¡Quiero ser un forero más!”. Bien, amigos, vuestras súplicas han sido escuchadas. Pero no vayamos tan rápido, primero tenéis que conocer en qué tipo de foros queréis meter vuestra pataza. ¿Queréis dar una buena primera impresión? ¡Entrad al foro de los mejillones cebra y haced como que sabéis del tema! Los cinco enterados empezarán a ponerse nerviosos por tener otro nuevo amiguito con quien discutir sobre ese apasionante mundo. Si eres mujer, doblemente nerviosos. Como dijeron en aquel famoso foro de Internet, “Hosti, una tía, rebajémonos”. Pero para no equivocaros en la elección del lugar que os va a acompañar hasta que os canséis de los usuarios, aquí tenéis una práctica guía con los 15 tipos de foro más comunes en España. Y en América. Y hasta en Australia, supongo. Bueno, igual en Australia no hay foros, que son raritos ellos.

1-General: El foro del off topic. Se puede identificar porque tiene nombres genéricos a lo “Debateland”, “Offtopicworld” o “Libertad foril” y un subtítulo que suele rezar “¡Habla de lo que quieras con tus amigos!” o una patochada similar. En mis tiempos, para hablar con mis amigos les llamaba por teléfono o salía a la calle, si entro en un foro es para hablar con perfectos desconocidos, pero bueno. ¡No hay reglas! Podéis hablar de deportes, de cine, de la evolución de la marsopa en celo, de vuestras “paranoias” (si alguna vez veis en un foro “paranoias” escrito entre comillas, ¡Huid! ¡huid! ¡Debe ser el lugar más aburrido de la historia!)… La libertad se hace la dueña del foro, los administradores se sientan a mirar cómo la gente se divierte y todo va de perlas hasta que alguien se da cuenta de una cosa: No hay gente que se pueda divertir. Más bien no hay nadie aparte de los cuatro amiguetes del administrador que postean cinco tonterías para que, cuando se le encuentren en persona, no tengan que darle excusas sobre por qué no postean. Pronto, el foro se va al garete para no volver a levantarse jamás, a pesar de los tristísimos intentos de captar a gente en los comentarios de la web del 20 minutos (“Si os lo queréis pasar guay, entrad a Debatelandia. ¡Qué divertido! ¡Qué bien nos lo pasamos en Debatelandia!”). Off topic a tope, chavalería.

“Foto de la última KDD de Debatelandia. ¡Mirad que bien me lo pasé! La próxima vez que venga alguien más, por favor. No me dejéis colgado otra vez”

(more…)

Monográfico foros (3): Tu amigo el troll II

mayo 29, 2008

Y seguimos clasificando a nuestros coleguitas, los trolls, personajes que tienen la convicción moral de que seguimos pensando en ellos todo el día y preocupándonos por sus chorradas, cuando la verdad es que en el mismo momento que cerramos la tapa de nuestro ordenador (los que lo tenemos portátil, al menos) ya nos hemos olvidado de que existen. Hay que reconocer, de todas maneras, que hay gente que aun tiene que aprender mucho de cómo dominar los instintos frente a un alborotador. Quiero decir, si un nudista aparece en la fiesta de cumpleaños de tu hijo de cuatro años y empieza a follarse al pastel, no te plantas delante suyo e intentas razonar sobre los motivos por las que follarse un pastel delante de niños está mal. Más bien le pegas un bofetón e intentas sacarle de la fiesta arrastrándolo de ahí. Sí, de ahí. Pues lo mismo se debería aplicar en los foros. Veamos cuáles son las reacciones más habituales ante la llegada de un troll furibundo a un foro cualquiera:

1-Comprensión: El usuario buenrrollista siempre intentará razonar con los trolls, intentando hacerles ver que detrás de su dura coraza hay un corazón que late y que realmente no quiere hacer lo que hace. En el colmo de su estup generosidad, le da su messenger para que puedan chatear como buenos amigos e indagar en su pasado. Curiosamente, cinco minutos después le empiezan a llegar suscripciones a webs de zoofilia, necrofilia y sexo duro con peces de colores brasileños, pero no lo asocia inmediatamente al troll como cualquier persona normal, sino que sigue intentando colaborar psicológicamente con una sonrisa para solventar sus, sin duda, traumas causados por represiones infantiles. Cuando el troll abre su enésimo hilo titulado “Cómo hackear cuentas de correo de pedantes”, nuestro amigo buenrrollista empieza a sospechar algo, pero nunca dejará de intentar que el troll se convierta en un ser humano positivo para el foro.

Pongo esta imagen sólo porque me la pidieron ayer. Conste. Yo también les odio.

(more…)

Monográfico foros (3): Tu amigo el troll I

mayo 28, 2008

Un día cualquiera, en un foro cualquiera, en una mañana tranquila en que la gente anda discutiendo sobre las tonterías de siempre (“¿Te gustan los macarrones con tomate o con queso?”, “¿Qué te parecería Indiana Jones 5 con Shia LeBouf?”, “¿Cual es tu postura favorita en el sexo?”), salta la tragedia. Un nuevo usuario llega al foro dispuesto a reinventar de cabo a rabo ese lugar, hacerlo su sitio y que todo el mundo le mire como a un dios. Como a un dios o como a un troll, vaya (¿quien no nos asegura que dios fuera un troll cabroncete? ¿Eh? ¿Eh? Uh, señores de la Conferencia Episcopal, ¿a dónde van con esa demanda?). Probablemente, si sois novatos en el mundillo de Internet, os preguntaréis qué demonios es un troll y por qué debería preocuparos que alguien así se instalara en vuestras vidas. Personalmente, y pasando olímpicamente de la Wikipedia (¡¡Error en el sistema!! ¡¡Error en el sistema!!), divido a los trolls en dos razas principales: Los marginados y los mad scientists. Un troll marginado, es, básicamente, ese chaval que intentaba ligarse a las chicas de su colegio tirándolas piedras y llamándolas feas: Un tipejillo que quiere llamar la atención como sea, aunque eso implique salir a la calle con un letrero de neón alrededor del cuerpo en el que ponga “Todas putas”. Hay que tener un poco de compasión del troll, porque no es un enemigo: Es sólo un ser que necesita cariño, comprensión y amor. ¡Conviertan a un ser con problemas psicológicos en un ser con problemas psicológicos y supuestos amigos por Internet y creánse solidarios! Los segundos, los mad scientists, son aquellos que, como un Kingpin cualquiera, realizan el mal y después ríen en su casa juntando las dos manos a la altura de su nariz, mientras un rayo cae delante de su ventana. Bwahahaha, ya saben. Sus posteos no sólo se convierten en temas multipágina, sino que trae la guerra al foro entero y, cuando le baneen, aun habrá quien le apoye. Denlen cancha y prepárense para disfrutar de lo lindo mientras ven como MariPi_BcN arde en deseos de asesinar a JuaNitOValDeRraMa por sus incendiarias y no vistas hasta ahora opiniones políticas. ¿No escuchan a alguien reir a kilómetros de distancia? ¡El virus ha vuelto a propagarse! Hoy vamos a hablar básicamente de los trolls con clase, de los que tienen un nivel, saben escribir sin faltas de ortografía y pegar donde más duele. Olvídemonos de los novatos que sólo buscan amor y nombrémosles sólo de tanto en cuando. Morid, novatos amorosos.

TEMAS

Los trolls tienen varios tipos de tema: Unos destinados al conflicto inmediato, otros (los profesionales hacen esto) los que maceran y terminan germinando en algo terriblemente peor que un simple conflicto y, finalmente, los que se hacen para ser baneado y dejar su marca en el foro (“¡Eh, mirad! ¡Dije en eK que mi abuelo me la chupaba! ¡Ja ja ja! ¡Estoy hecho un troll de cuidado!”. También un imbécil con demasiado tiempo libre, pero nadie te lo dirá nunca). Veamos tres de los muchos temas que un troll puede tratar en su mensaje número 1 y que seguro que Grendel nos ampliará en los comentarios:

Políticos: “En el fondo, los nazis no fueron tan malos”, “Aznar hizo una buena gestión con el 11-M”, “Losantos es el mejor comunicador de España”, “¡A las barricadas! ¡Empieza una nueva guerra civil!”. Bien argumentados, cualquiera de estos temas sobre política enciende una mecha que no deja de estar encendida hasta que algún forero reconoce apoyar las ideas de este energúmeno y la bomba explota. Pum y eso. Es muy importante para un troll de verdad escribir lo que escribe de manera seria, culta, como si lo que dijera estuviera basado realmente en algún estudio científico. Lo que los aspirantes no entienden ni a tiros es que escribiendo “Franko mola ajajajjajaj” lo único que van a conseguir es ignoración y baneos. Invéntate datos (y si alguien te pregunta de dónde han salido, simplemente responde “De libros de historia. ¿Sabes lo que son? Tienen páginas y están en las librerías”. ¡Nadie va a comprobarlo!), escribe tonterias a tutiplen y verás cómo las moscas caen en la telaraña sin más problema (“Franco, en 1947, inauguró veinte monasterios y ciento treinta pantanos, más que ningún otro presidente de la democracia”). Y, encima, nadie te puede acusar de troll por dar tu sincera opinión. ¡Un nuevo éxito de Internet!

Cuándo pasó Hitler de darnos miedo a darnos risa: ¡El gran enigma de la era moderna!

(more…)

Monográfico Foros (1): Los temas obligatorios

mayo 7, 2008

No vamos a negarlo ahora. La primera vez que cogimos Internet y vimos su gran potencial para buscar personas acordes con nuestros gustos y aficiones, lo primero que hicimos fue buscar porno. No nos autoculpemos, vaya. A nuestros doce años, Petardas era algo así como el umbral secreto de la madurez y las tetash. Años después, cuando el porno nos empezaba a salir por los ojos y prácticamente clamábamos por un lugar sin culos, llegaron los chats. Con la vil excusa de hacer ciberamiguitos, todos sabíamos a lo que entrábamos: A esperar que la chica con la que estábamos hablando fuera realmente una chica y nos enseñara su pechamen por webcam (por mucho que la conexión de 56 k sólo nos dejara ver un frame por minuto). Ni ciberamiguitos ni leches. A los chats se entraba (y se entra, supongo) a ligar y a cibermojar, por triste que fuera. Pero los chats eran como un espejismo: Tú sabías que la posibilidad estaba ahí porque la habías visto, pero jamás lograbas pasar del “nas”-“nas” (tan odioso que aun hay gente que lo hace por messenger para traumatizarnos). Finalmente, y después de entrar como chica para descubrir lo fácil que es excitar a un hombre, dejamos para siempre los chats de lado. Y es que había llegado la gran revolución, algo que lo cambiaría todo: Los foros de Internet. Al fin un sitio no dedicado al porno ni a ligar y, curiosamente, el único donde todo el mundo acabaría ligando (en foros mixtos, claro, en lugares como Meristation o Putalocura, con un índice de mujeres inferior al uno por ciento, mal vamos). Un mundo de posibilidades se abría ante nosotros. Interacción real, gente variada, gustos similares…¡¡Y miles de temas de los que hablar!! ¡Hay tantas cosas que compartir con el mundo! ¡Tantos momentos! ¡Tantas anécdotas! Tanto de todo que, al final, todo foro, en un alarde de originalidad cae en todos y cada uno de los siguientes 20 temas, celebrados por la gente como si no los hubieran visto antes. Por favor, ¿cuándo dicen que llega el relevo a los foros? ¿Vamos a volver a tener ilusión por ver tetash por Internet? ¡Nasplicación quiero!

1-“¡Qué recuerdos!”: Este topic, que sufre del efecto boomerang (o sea, cuando crees que se ha perdido para siempre, vuelve con más fuerza), trata de lo siguiente: Una chica –por lo general es una chica- ha buscado en Youtube “Punky Brewster” en un ataque de nostalgia y postea su pegadizo opening junto al de cuatro series más (Los aurones, Los pitufos, Ranma y Dragon ball) sin más explicaciones. La nostalgia hace su fruto y se abre la veda: TODO el mundo saqueará Youtube destrozando mitos (y no tan mitos) de los 80 y poniendo cancioncitas aquí y allá. Lo peor es que, habiendo visto los opening mil veces por Youtube, seguimos dando al play y cantando como palurdos a voz en grito. Por supuesto, la frase “¡Esto son dibujos y no la bazofia de ahora!”, dicha por alguien que no pasa de los 18 años y ha visto las series por eMule no puede faltar (¿Pocoyó? ¿Pocoyó? Vaya tontería, sólo son dibujos animados originales y perfectos). La próxima vez que abra otro tema de nostalgia de dibujos animados, juro que responderé con bombas. Y lo tendrá merecido, maldición.

2-“¿Qué estáis escuchando?”: Por alguna razón, hay gente que cree que si tiene 10.250 mensajes le van a dar un premio a la poca vida social, así que abre un tema exclusivamente para poner lo que está pasando en su Winamp en ese momento. Y en vez de responder un simple “Y a mí que me importa”, todo el mundo empieza a rellenar post tras post con canciones y grupos en los que nadie se fija. Quiero decir: A NADIE le importa realmente si Cocreta_20 está escuchando a Shakira o a El canto del loco, igual que a NADIE le importa si en este momento llevo calzoncillos de ositos o de lunares. ¿Qué gente se va a bajar una canción –o comprar un disco, que ya ni te cuento- porque Cocreta_20 la esté escuchando? Lo mejor es cuando alguien se aficiona a una canción y todos y cada uno de sus posts intenta promocionarla. Lo dicho: Ideal para subir 500 posts en un día sin que nadie se lea lo que escribes. Estoy seguro de que si pones “Estoy degollando a un ser humano en estos momentos”, la gente seguirá a su bola. Por cierto: “Dulce introducción al caos” – Extremoduro. Y de lunares.

Esto eran dibujos y no lo de ahora

(more…)

Internet: Se acabó molar

febrero 28, 2008

En la historia de la humanidad, ha habido avances técnicos impresionantes en la comunicación interpersonal. Primero fue un servicio postal que permitía mandarse cartas (sí, esas cosas blancas que a veces llegan al buzón y contienen facturas). De ahí al telégrafo (decidme que no soy el único que se ha imaginado a dos novios practicando sexo telegráfico. ¡¡La única cosa más patética que el sexo telefónico!!), el teléfono, El diario de Patricia…en fin, ya sabéis. Pero ninguno de estos medios nos hizo perder el tiempo tanto como lo consigue Internet. Ah, Internet, crisol de culturas, torre de Babel cibernética, lugar donde pasarse la mañana discutiendo sobre el tamaño idoneo de las uñas de tu pareja en Internet mientras alternas con videos de tipos explotándose granos en Youtube. Ah, Internet. ¿Qué sería de nosotros hoy en día sin pasarnos la tarde en el messenger hablando con gente que no nos importa sobre temas triviales? ¿Cómo viviríamos ahora sin la posibilidad de saber que Los fruittis tuvieron 36 episodios y Delfy 91 en un claro ejercicio de injusticia? ¿Quien no recuerda los inicios en Internet, recibiendo mails con chistes aun poco refinados y Powerpoints de Coco que nos enseñaba la diferencia entre grande y pequeño con unas fabulosas tetash? La risión, tú. Coco enseñándonos tetash. 4chan empezó por algo así, y mira. Pero Internet se desgasta, y ya empezamos a estar todos un poco hasta las narices de las personas que habitan esta basta red. Me di cuenta cuando mi madre me enseñó un powerpoint de esos que te hacen fijar la vista en un punto y de repente te da un susto (previamente anunciado en el mail, titulado: “¡¡Enciende los altavoces!! ¡¡Jajajaja, qué risa!!”. La sutilidad no es la clave de Internet, no). Internet es aburrida, repetitiva y el horror horroroso, especialmente para los que llevamos media vida aquí metidos. Vamos con esas cosas que todos odiamos de Internet pero que nunca nos atrevemos a decir por eso de quedar bien delante de la gente. Pero que se odian. A muerte.

El frikitest: La típica página que te pasan tus amiguitos chupifrikis para adivinar tu nivel de frikismo y comparar. Se trata en realidad de un lugar donde marcar las cosas que has visto y/o leído, por mucho que las hayas olvidado por completo. La primera vez tuvo su gracia (gracia de ver y olvidar, vaya), a pesar de que más que un test friki era un test nerd, pero se podía permitir por eso de que hacía risa leer nombres como Orson Scott Card en una lista de supuestas cosas frikis. La decimoquinta vez que sacas “Superfriki” a pesar de haber cambiado tres o cuatro respuestas empiezas a sentirte estúpido por hacer el test de los cojones cada vez que alguien lo pone en un foro. Y aun ahora, nadie se atreve a decir que este test tiene de friki lo que yo de bailaora de flamenco. ¿Que si he programado una calculadora? ¿Que si he inventado mi propio idioma artificial? ¿Que si creo que Bob Esponja es mi nuevo mesías? ¿De qué demonios me estáis hablando? ¿Y qué tiene que ver esto con un friki cualquiera? ¿Dónde están las preguntas intrincadas sobre One piece, Battlestar Galactica y Lost? Cualquiera puede marcar una casillita que te pregunta si crees en hombres lobo, ¿pero quién puede decir cual es el nombre del hombre que aparece en los videos de orientación de Dharma? Nada, nada. Este test es un truño para gente que necesita autoafirmarse en lo guay y cool que es ser friki. Cualquier persona que se vanagloria de lo friki que es, tiene de friki lo mismito que mi abuela. Pese a todo, y cuando estas personas te vuelvan a pasar el link del frikitest de los cojones, volverás a hacerlo una y otra vez, una y otra vez. Y te volverá a salir “Superfriki” mientras a tu amigo el cani le sale “Dios friki” entre risas guturales. Mátale. Nadie te culparía.

cani_bizco.jpg

Dios friki

(more…)

¿Qué es un blog de tebeos?

febrero 12, 2008

[El siguiente post pretende hacer una peqeña introducción de lo ocurrido los últimos días para todos los que no se hayan enterado de nada junto a una pequeña reflexión final. Hoy no pretendo ni sentar cátedra ni muchísimo menos hacer gracia ni nada por el estilo. De hecho es probablemente lo peor que haya colgado por aquí, pero siento ganas de decir algo al respecto yo también]

Sí, vale, este no es un blog sobre tebeos propiamente dicho (entrada de chorricómic los lunes, alguna noticia marvelita los viernes y gracias), y siempre estamos de coña, humor, mal pretendidas risas. Ya sabéis que raramente me suelo poner serio, pero lo que está pasando en la blogosfera, sección cómics, arriba a la derecha después del blog de Escolar, me parece uno de los espectáculos más bochornosos que he tenido oportunidad de ver en las procelosas aguas del Internet. Supongo que no conoceis la historia, y algunos ni siquiera conoceréis a los personajes invitados en ella, así que permitidme presentaros al gran protagonista de todo este asunto: el capo del cómic en España (con cariño, que ya son años leyéndole), el tipo que dice “esto es bueno” y se convierte en premio automático del salón aunque sea la lista de la compra de Bill Watterson, el señor sin el que una presentación de cómics en la FNAC queda como vacía y simplona. Abucheado y admirado a partes iguales, pero en todo caso respetado y subido a un tótem sagrado e inamovible. Estoy hablando, por supuesto, de Alvaro Pons, el blogger que hace posible diariamente La cárcel de papel, el mejor blog serio de tebeos en español con permiso de los chicos de Zona Negativa.

He tenido oportunidad de cruzarme con el ínclito señor Pons tan sólo una vez, en la presentación de Bone en Barcelona, y reconozco que estaba allí más por Jeff Smith y por Albert Monteys (por aquel entonces yo no curraba donde curraba) que por darle la mano a nuestro protagonista de hoy. Pese a todo, cruzamos un par de palabras, por lo que deduzco que me ha olvidado de igual manera que yo olvido a la taquillera que cada mañana me vende el tiquet de autobús a precio de Marvel Essential. Pero olvidar al señor Pons es imposible. Más que nada porque uno de los grandes temas de cualquier salón del cómic que se realice en España es “¿Has leído lo último de La Cárcel sobre…?”. Con una prosa fácil de comprender y un gusto más bien gafapasta (pero llevado con orgullo, de ese que le permite poner sin despeinarse un 0 a la Civil war y recomendar furibundamente Los juncos, de Sandra Uve, uno de esos cómics de 80 páginas que cuestan diez euracos y que casi recomiendas por no quedar como un imbécil por habértelo comprado), Pons ha logrado incluso ganar dinero por escribir un blog, el tristemente difunto DDT, entrando así en la élite de los que hemos sido despedidos de la bloggerización profesional. Vale, espero que ya hayan hecho el retrato robot de nuestro hombre. Presentaciones hechas. Pons, gente. Gente, PonsAhora, si le dan a ese ridículo botoncito de “Leer más”, empezamos a cortar el bakalao. O no. ¿Qué demonios es un blog de tebeos?

pons.jpg

Don Pons. Álvaro, no Sito.

(more…)