Archive for the ‘grandes juegos de la historia’ Category

Juegos para pederastas: Imagina ser mamá 2, ¡mira cómo aprenden! (1)

mayo 10, 2010

Ah, el terriblemente tremendo mundo de las secuelas innecesarias. Uno no puede dejar de preguntarse cómo no hay nadie que pare los pies a los que son capaces de idear semejantes abortos. ¿Tanto costaba imaginar que Grease 2 no iba a recaudar tanto como la primera? ¿O que Super Mario Bros 2 no triunfaría un carajo si no se parecía en nada al primero, cambiando las setas por nabos y las tuberías por puertas misteriosas a las que se accedía lanzando un líquido rojo? ¿O que, puestos a hacer Psicosis IV, sería igual de divertido sacar a Hitchcock de su tumba y empezar a golpearle en los ojos con pinchos afilados? Ahí está la gracia del asunto: La historia se repite, y de qué forma. Por suerte, tenemos a Ubisoft, salvadores de la humanidad. Estos tipos (también conocidos como “benefactores” o “genios”) pensaron que había juegos suyos en los que el argumento quedaba con muchas lagunas argumentales, y ya iba siendo hora de escuchar a los fans. ¿FarCry? Claro que no. ¿Rayman Raving Rabbids? También, pero no. ¿Prince of Persia? ¡Jamás! ¡El juego del que todo el mundo pedía una secuela a gritos era, sin duda alguna, Imagina Ser Mamá! ¿Es que no os acordáis del impresionante cliffhanger con el que finalizaba el primer juego? En él, nuestra protagonista, Atup (eh, que no dejen poner el nombre y no haremos barbaridades), terminaba su trabajo como canguro quedándose con un bebé por tiempo indefinido, bien por un asesinato de la madre que nunca se nos contó, bien porque los progenitores ya estaban hasta las narices del crío y prefirieron arruinar la vida a una canguro algo descerebrada, o bien porque el juego tenía un bug del tamaño de Arkansas (que, por cierto, no tengo ni idea de si es grande o pequeño, pero qué bien que suena). Ahora, esta segunda parte nos presenta el retorno de nuestra protagonista, más crecidita, creciendo en un ambiente muy diferente al que nos tenía acostumbrada: Ahora, Atup se ha mezclado con el GTA, y está dispuesta a todo por conseguir venganza. Tal y como os lo contamos. ¿No os lo creéis? ¡Bienvenidos al mundo de Imagina Ser Mamá 2: Mira Cómo Aprenden! Nunca una secuela fue tan jodidamente necesaria.

La niña de la portada está francamente acojonada. Tampoco podemos culparle.

Tranquilos, ya llegará el momento de explicar qué demonios tiene que ver nuestra canguro idiota favorita con el juego para mayores de 18 años (y que solo juegan menores de 16) favorito de todos. De momento, es de ley empezar por el principio de los tiempos. Al encender la consola, y tras las dos o tres productoras que han estado implicadas en semejante despropósito (a las que imaginamos en un garaje programando con un Spectrum), aparece Picopata, la cigüeña parlante de la primera parte, con un saco bajo su pico. No será la primera aparición del bicho, tristemente. Tras intentar encontrar la escopeta con la que disparar a matar, comprobamos desolados que, en lugar de un minijuego de despellejar cigüeñas, podemos elegir idioma, eso sí, sin música alguna. Mucho mejor, dónde vamos a parar. Ojo, que entiendo que es normal lo de la cigüeña, eh. Tampoco nos iban a plantar a una parejita copulando de manera salvaje. Al comenzar el juego, en la pantalla de inicio tendremos una imagen digna de cualquier pederasta: Un niño rubio medio desnudo y una niña negra con coletas, ambos en pañales, mandando besos al jugador. Dios santo, es como un Love Plus infantil, pero subido de tono. Yagh. Investigando el menú (que al menos es sencillote de usar), vemos que hay dos cosas bloqueadas. Wow, esto es como God of War, trae cosas para desbloquear y todo. Anonadado me hallo. ¡Si hay cosas bloqueadas, es que hay mucho por jugar! ¡Comencemos la aventura!

(more…)

Juegos imprescindibles: Las Aventuras de Aly y AJ (1)

noviembre 19, 2009

Si queréis que una persona de sexo masculino os haga cualquier tipo de favor, tenéis dos posibilidades. Pero si la idea de introducir genitales en bocas no os atrae demasiado, solo os queda una opción: Retarle. Es un hecho: A los hombres nos encantan los retos, los desafíos, el “No tienes huevos” y machistadas parecidas. Si ves que a tu novio no parece convencerle la idea de conocer a tu madre, inténtalo con un “¿A que no hay cojones de conocer a mi madre?”: El día siguiente le tendrás en la puerta de tu casa con un ramo de flores, unos bombones y repeinado con gomina. Si James Bond fuera un poco más inteligente, cuando el malo está a punto de matarle diría “Seguro que no tienes narices a soltarme y después pegarte a ti mismo un tiro en la cara”: Sería una birria de final, pero al menos sería realista. Es por ello que cuando los chicos del excelso programa Game Over retaron a este blog a jugar a un videojuego, no pude por menos que, entre ofensas de mentira, coger el guante tirado y aceptar. El único gran problema era el juego en cuestión: Las Aventuras de Aly y AJ.

¿Que quién demonios son Aly y AJ, la única cantante con nombre de arcada? Nuestras heroínas, Alyson (Aly) y Amanda (AJ. ¿Que por qué no se puso su nombre completo en vez de ese horrible AJ? Creo que está seriamente ligado a sus funciones cerebrales…) tienen 20 y 18 años, respectivamente, y llevan en el mundo de la música desde hace cuatro años. Y en cuatro años ya han sacado tantos discos, lo que demuestra su calidad musical y lo mucho que deben prepararse las letras. A saber, las chicas han sacado In The Rush (Literalmente, Con Prisas. No hace falta decir lo que tardaron en hacer las canciones, vaya. Un día grabaron cuatro gorgoritos y al siguiente tenían el disco en la calle. ¡La magia de MTV!), Acoustic Hearts of Winter (Corazones Acústicos de Invierno, que puede ser o bien una reflexión de Aly después de veinte toneladas de cocaína o, como es, el disco cristiano más famoso de 2006 en EEUU. Euh, ¿disco cristiano? ¿¡Dónde demonios me han metido Funs y Koopa!?), Insomniatic (con el que lanzaron su reality show Aly y AJ: Sister Act, que duró un episodio por baja audiencia. ¡El éxito de Aly y AJ!) y, finalmente, su cuarto disco saldrá a la venta en 2010 tras haber cambiado su nombre artístico por el de 78violet. Que, no es por nada, pero parece el típico nick de chica salida en cualquier chat de sexo. Con amor y eso. ¿No estáis emocionados y locos por comprar el disco de las hermanas cristianas de las que jamás hemos oído una maldita canción y que para 2011 habrá caído más bajo que Ella Baila Sola? ¿No? Cachis la mar. La cosa es que, en pleno apogeo de su éxito, en 2007, aparecieron varias novelas sobre ellas, bajo la colección Los Misterios del Rock and Roll de Aly y AJ (¿Cómo ha aparecido todo este dinero? ¿De dónde ha salido toda esta droga? ¿Ese tipo es realmente Ramoncín?), muñecos de ellas, Hello Kittys edición limitada Aly & AJ… y, cómo no, el videojuego para Nintendo DS. Con vosotros, The Aly & AJ Adventure.

¡Va, sonríe, tía, que esta va para el Tuenti! ¡Le voy a poner unas estrellas con Photoshop monísimas y te retoco esos puntos negros! ¡Tq, tía!

(more…)

Juegos que debeis jugar: Imagina ser…mamá

febrero 13, 2008

Las mujeres jugadoras de videojuegos son una parte cada vez más alta de nuestra población. Nos guste o no, nuestra vecina del quinto, esa que los fines de semana se pone faldita corta y sale a perrear con sus amigos, es posible que nos pegue una paliza al Tekken 5 sin despeinarse. Y cogiéndose a la inútil de Anna Williams, que da un mal rollo que te rilas. Hoy por hoy me niego a pensar que haya juegos “para chicos” en exclusiva. No. ¿Me estáis diciendo que mi amiga la del kickboxing no va a disfrutar soltando tiros a un grupito de aliens del espacio exterior? ¿Me estáis diciendo que mi prima de ocho años no va a querer patear el culo de Mario con Pikachu en el Smash? Pues, por lo visto, no. Primero fue un directivo japonés de Nintendo el que anunció que sabía lo que las mujeres necesitaban y sacó Nintendogs. Miedo me dan sus novias hasta ese momento. Pero bueno, mira, ni tan mal. Los perritos no respondían a tus llamadas y terminabas pareciendo un psicópata gritando “¡¡Rufo!!” a la consola, rojo, extasiado, con el sudor saliéndote por los poros de tu piel y después de haberlo intentado cuarenta veces en mitad de la FNAC, pero por lo menos era entretenidillo y era un juego abierto a todo el mundo aficionado a las mascotas adorables. Poco a poco, el universo de los juegos “para chicas” se amplió hasta límites exhorbitados. Que si Bratz: El juego, que si Bratz: La película: El juego, que si Barbie en el país del pintalabios, que si Makeup extreme. Videojuegos de maquillaje, de cambiarse de ropa, de esas tonterías que por lo visto los desarrolladores creen que a las chicas les va a privar. Vamos, no veo yo a ninguna amiga mía feliz por haber conseguido pintar los labios de su personaje con purpurina. Sinceramente, más bien las veo tirando su DS por la ventana. Pero bueno, por lo menos no eran juegos que inculcaran valores machistas más allá del “maquíllate para estar guapa”. Ubisoft, la compañía que más ama a Nintendo y a la que premia con grandes juegos como FarCry: Vengeance o Red Steel, sabía que algo faltaba en el mercado. Un juego que hiciera las delicias de todas las chicas que alguna vez han sentido deseos de ser amas de casa sin futuro. Un juego que demostrara que hay que ponerlas en su lugar cuanto antes. Ubisoft sabía que ya era hora de sacar su plato fuerte, creado por Hombres Contra La Igualdad. Y aquí está, al fin, Imagina ser…mamá. Buf. Es duro. Más de lo que imaginais.

imaginamama.jpg

Sabes que algo falla en un juego cuando se abre con una niña de 12 años con pinta de prostituta, yasabesputajiji, asiática a la que su abuela le deja sóla en casa. ¿Su nombre? El que queráis. Yo la llamé Whore, pero vamos a llamarla Atup para no herir sensibilidades. Bueno, tu abuela se va y crees que la juerga va a empezar. Un verano con la casa toda entera para tí, tú con pintas de pilingui japonesa…No tiene mucho sentido que este juego, por ahora, derive en que te conviertas en mamá. Como mucho con algún cliente que no use precauciones, vete a saber. En estas que, antes de darte tiempo a investigar la casa (de dos pisos con dos puertas en cada uno), aparece la cigüeña peor diseñada que he visto en mi maldita vida (si me dicen que en vez de una cigüeña es un tucán, me lo creería igual) y te empieza a hablar como si nada. “Hola, me llamo Picopata, soy una vieja amiga de tu abuela”-“¿Una cigüeña que habla? ¡Vaya, encantada de conocerte!”. No me lo he inventado, no. Está directamente sacado del juego. No voy a preguntar ni por qué la abuela de la niña era vieja amiga de una cigüeña, ni por qué el nombre tan ridículo, ni por qué Atup no se sorprende lo más mínimo. Vamos a centrarnos en el pasado. O sea, por lo visto a la abuela le costaba mucho decir “Oye, Atup, que va a venir una cigüeña y va a empezar a hablarte, dispárala y a ver si se larga para siempre”. Vamos, si el juego intentaba ser un cuidador realista de niños, mal vamos con la puñetera cigüeña hablándote. A todo esto te dice que si quieres hablar con ella, que toques la chimenea, ya que, por alguna razón, ella te escuchará y podréis hablar. También podía ser “tócame cuando quieras hablar conmigo”, de hecho tendría infinitamente más sentido, pero nada, oye. La chimenea.

(more…)

Juegos que debeis jugar: Hannah Montana DS

noviembre 28, 2007

Cuando una consola empieza a tener éxito, salen todo tipo de juegos para ella. Pongamos por ejemplo la Nintendo DS. Para ella, ya sabéis, los típicos, los juegos que ya nos aburren a todos a estas alturas: Que si un Final fantasy, que si un Super Mario, que si un Guitar Hero, que si un Chrono (ojalá fuera verdad, sigh)…pero junto a ellos, salen los juegos de verdad. Esos juegos que se nos quedan en la mente durante semanas, que nos hacen pensar “He jugado a un gran juego durante días y no me arrepiento de ello porque ahora soy un 20% más feliz”. Juegazos de Barbie, High School Musical y Aprende a ser…diseñadora de moda/mamá/veterinaria/uróloga/traficante aparecen en las estanterías cada semana, dispuestos a arrasar en ventas. Tristemente, no venden un colín por culpa de los prejuicios populares y su gran calidad se diluye con las notas tibias e injustas de los críticos. Y es una injusticia, porque tras éstos juegos en apariencia sencillos se esconde el trabajo de decenas, ¡qué digo decenas! unidades de personas. ¿Cómo lograr que cada juego de Barbie sea menos imaginativo y más repetitivo que el anterior? Alguien está detrás supervisando, amigos. No es fácil, no es fácil. Hasta Nintendo intentó hacer su variante pero le salió Super princess Peach, que es hasta bueno. Y entre éstos juegos con el único propósito de hacer pasar un rato divertido a los que ya están cansados de jugar a lo de siempre, se encuentra el juego más diferente de todo el catálogo de DS: ¿Spectrobes, he oído por ahí? ¿Jam sessions? ¡No, amigos! ¡Habeis deducido bien por el título de hoy! Me refiero al simpar Hannah Montana DS. Todo un señor juegazo del que no encontrareis ni una guía por Internet. ¿No os apetece sentiros marginales?

(more…)

Grandes juegos de la historia: Power rangers SPD

septiembre 19, 2007

Imaginaos que sois productores de videojuegos. Acabais de fundar vuestra compañía, yo que sé, Truñisoft, y un mundo infinito se abre ante vosotros: Podeis programar aventuras inimaginables, historias divertidas, héroes carismáticos…y después de pegaros el gran batacazo con vuestro juego arriesgado y minoritario, podreis tirar de franquicias baratitas y chungas para salvaros el culo y sacar algo de pasta del invento. A ver qué lista tenéis…Barbie (de la que todos recordaremos el juego de PSX en el que conducías un caballo por la playa y en el que a veces podías saltar y todo), M&M’s (el tío al que se le ocurrió hacer un juego de los M&M’s era un puto genio al nivel de Einstein), Power Rangers…Espera, ¿esos no eran los tipejos vestidos de colores que pegaban gente vestida de gris? ¡Esto tiene futuro! ¡Vamos allá! ¡Prepárate, Game Boy Advance, porque tus ventas subirán como la espuma!

Lo bueno de jugar a un juego de los Power Rangers es que sabes perfectamente a lo que te enfrentas. Es como ver una película de Chuck Norris o abrir una bolsa de pipas. No vas a encontrarte una inteligente historia online sobre espías nazis que usan a los Power Rangers como cabezas de turco, donde los Rangers tengan intensas y emocionantes vidas ocultas y amores con mucho sentimiento y música de Nobuo Uematsu. Ni tampoco una aventura gráfica donde los Power Rangers tengan que encontrar el arca perdida mediante inteligentes puzzles planteados por Bull y Skull, ni un juego de puzzles, ni un pinball de los Power Rangers. Un juego de los Power Rangers es aquel en el que los susodichos se fostian con los malos. Otra cosa es más inconcebible que Sylvester Stallone liandose con Hello kitty.

resiz.jpg

Al fin un juego para MACHOS

(more…)

Grandes juegos de la historia: Superman 64

septiembre 5, 2007

Pongámonos en situación. Año 1999. Las videoconsolas de nueva generación habían dado el paso a las 3D, y Nintendo estaba perdiendo el liderazgo a favor de Sony Playstation, en una batalla feroz. Los juegos salían hasta de debajo de las piedras, las licencias volaban de una empresa a otra y cada vez nos sorprendían más con los gráficos y las historias. Tanto, que hasta empezábamos a olvidar los tiempos de la Super Nintendo y los juegos en 2D, dejamos los bocatas de chorizo para empezar a comer Nocilla. Y, de pronto, sucedió. Un acontecimiento que hizo decantarse la guerra de las consolas. Un juego único, tremendo, deprimente. Superman 64.

superman64box.jpg

Superman, chorizo con pan

No, por suerte no tuvimos que tragarnos 63 bazofias antes de disfrutar de ésta obra maestra, no. El 64 obedece a una manía de la Nintendo 64: la de poner el numero detrás de cada jodido juego que se sacaba al mercado. Super mario 64, Super mario kart 64, Super mario tennis 64, Super mario brushteeth 64, Super Mario pimp simulator 64. Y Superman no iba a ser menos. Superman 64 suena mucho mejor, a donde vamos a parar. Fuerte, potente, absurdo. En la época estábamos todos francamente emocionados con la idea: ¡¡Era Superman!! ¡¡Y por primera vez en 3 dimensiones!! ¡Le podríamos ver volar, moverse, pegar puñetazos, y, vaya, ser Superman! Todos nos lo compramos como locos. Todos lo dejamos  veinte minutos después de empezar. Y nadie lo volvió a tocar, perdiéndose en el olvido…

(more…)