Big Culo Day presenta: Cita Fatal, de Milo Manara. ¡Desgarros anales por doquier!

Milo Manara era un tipo que vivía de manera tranquila en casa de sus padres hasta que un día tuvo una revelación. Una de esas cosas que te hacen pensar “Voy a ganar dinero a espuertas con la cosa más tonta del mundo”, como le pasó a Miró con sus puntos y rayas, a Martes y Trece con los sonidos guturales o al Señor Buebo con el Día del Orgullo Friki: Dibujó a una chica tomando de modelo a su muñeca hinchable y copió el modelo en cuarenta páginas, a cinco viñetas por página. Lo vendió a un precio inenarrable y, con ese dinero, no solo se independizó de casa de sus padres, sino que nos traumatizó al resto de pobre sufridores que ahora tenemos que aguantar sus tonterías un par de veces al año. Las suyas y las de todos sus acólitos que van por detrás llamándole “maestro”. ¿Maestro? ¿Milo Manara es un maestro? Quiero decir, igual imparte matemáticas y lengua en sus ratos libres, pero sus dibujos han evolucionado en viente años lo mismo que los de Cels Piñol. Para colmo, sus historias no solo son la cosa más simple del mundo: No tienen gracia, estilo ni sentido alguno… y pese a todo, hay quien compra sus cómics religiosamente. Ay, Manara. Tú sí que sabes cómo tratar bien a la gente. Y es que todos sabemos lo que nos vamos a encontrar al abrir un cómic del autor: Culos. Grandes, pequeños, medianos y de diferentes texturas, sabores y olores. Bueno, olores igual no, pero ya se entiende. Todo un paraíso ideal para personas como Jotacé, capaz de sacar del letargo hasta al blog más olvidado y hacer que todos nos volquemos, un año más, en el Big Culo Day, que cumple su tercera edición. Desde aquí lo celebramos con Cita Fatal, un cómic que intenta ser una crítica social y se queda en un festival de culos al estilo Manara. O sea, repetitivos y cansinos.


No tiene precio la portada en cuestión, ¿eh? Un tipo triste y con unas proporciones más bien extrañas persigue a una chica que mira un reloj gigante dejando una teta al aire (ya que, por lo visto, taparse del todo con un camisón debe ser pecado y delito). Por supuesto, con la boca abierta, no vaya a ser que pensemos que Manara ha evolucionado algo en el diseño de sus personajes. Por cierto, que el cómic en cuestión trata sobre violaciones varias. Quién lo diría viendo la cara de la muchacha, en plan “corre-que-te-pillo”, ¿eh? En fin, Cita Fatal (el cómic con título de película de Antena 3 al mediodía de los fines de semana) comienza mostrándonos a dos parejas en una cita doble (y, sorprendentemente, están todos vestidos). Uno de los hombres comenta a la otra pareja, como si tal cosa, que ya se verán en las islas Barbados. Como quien va al bar de enfrente, vaya. Y, nada más empezar, Manara nos da un perfecto ejemplo de su maestría al dibujar: ¿Cómo dibujaríais vosotros una risa de esas que se notan reales?



¡Ja! ¡Ja! ¡Ja! ¡Qué risa, señor con bigote! ¡Ha dicho que quiere tirarse a mi chica con la mirada! No es por nada, pero ese comentario, en un mundo normal, sería recibido con un incómodo silencio. Aquí, como no podía ser de otra manera, todo el mundo ríe. Se entiende cuando, poco después, te cuentan que ese hombre con bigote es un diputado con bigote. Hosti, tú. Vamos a reírnos, a ver si nos quita la multa de aparcamiento que nos pusieron el otro día. ¡Ja! ¡Ja! ¡Ja!

Ya en el coche, la rubia de risa artificial le echa en cara a su noviete que no tiene dinero para irse a las islas Barbados (¿esta mujer no ha oído hablar de una crisis internacional o una cosa de esas?). Es más, cuando él le intenta decir que es un currante sin mucho dinero para repartir, ella responde “¡Me niego a oír esto!”. Que, no es por nada, pero por mucho que se niegue a oírlo, si no hay dinero, habrá que aguantarse. Quiero decir, por mucho que mi novia quiera ir a París, si solo puedo llevarle al McDonald’s de la esquina, ya puede negarse a oír, ya, que el McPollo se le va a enfriar. Sin embargo, la rubia usa la carta del chantaje emocional y dice un inexplicable “¡Cuando te casaste conmigo, le juraste a mi padre que cuidarías siempre de mi!”. Ya sabéis, chicos de hoy: Si no pagáis un viaje a las Barbados a vuestra novia, ¡no la estáis cuidando! ¡Ni sois hombres, ni sois nada! ¿Qué clase de amor es este que no incluye viajes carísimos a las Barbados? ¡Si ahora con Vueling están tirados! Total, que aunque no tienen un puñetero duro, él le promete el oro, el moro y un viaje a donde a ella le de la real gana. ¿Pero por qué un  hombre haría algo así? ¿Por qué prometer que tenemos dinero si no tenemos un duro? ¿Por qué…?

Espero que sea porque hayas escondido varios billetes de quinientos dentro de su vagina, amigo, o este será el polvo más caro de toda tu vida. Por cierto, bravo por el ventriloquismo del pagafantas (o pagaviajesabarbados, como lo queráis llamar). Con la lengua en la garganta de la mujer bajabragas y aún hablando tan tranquilo. ¿Cómo? ¿Qué fue un fallo de Manara al dibujar las bocas y poner el diálogo en las viñetas? ¡Jamás! ¡Un genio no comete errores! En fin, la mujer se baja las bragas, tenemos un par de viñetas de sexo gratuíto y cortamos en una elegante elipsis al día siguiente, donde el chaval, que después de haber hecho guarradas ha vuelto a darse cuenta de que no tiene un duro. O, dicho de otra manera, que está endeudado hasta las cejas. No, no es por lo de Barbados, sino por otra cosa que a nadie le importa. Estas primeras páginas de cómic no tienen nada que ver con el resto, sino que son una simple excusa para enseñar pelos púbicos. Ay, este Manara. Viejo pícaro.

El señor más repulsivamente dibujado de la historia come un bollo (o un bocadillo, o una pata de cordero. ¡Así de claros son los dibujos de Cita Fatal!) mientras le pide al protagonista una carta de alguien que acredite que va a ser diputado en las próximas elecciones. Este buen hombre llama a la rubia bajabragas, que le lleva la carta en cuestión de inmediato. La mujer llega, deja la carta, saluda al tipo repulsivo y es violada encima de una mesa. Espera, ¿qué? Probablemente me he perdido algo. A ver: El gordete necesita una carta del diputado, la mujer se la lleva, éste dice que no la necesita y un grupo de cinco hombres desgarra analmente a la chica delante del marido. Y aquí empezaréis a comprender por qué este cómic para un día tan especial como el Big Culo Day.


¡Culo al aire! ¿Cómo habíamos pasado ya más de diez páginas sin ver uno? Por supuesto, durante las siguientes viñetas, Manara se recrea en lo que más le gusta, como Katsura, mientras el gordo repulsivo, suponemos, sigue sacando la lengua y bebiendo una especie de cerveza. En serio, vaya dotes de genialidad destila Manara en Cita Fatal: Primero uno  habla mientras besa, ahora otro mientras saca la lengua sin motivo aparente… En fin, la chica se queda con el culo al aire, alguien le mete un dedo por el lugar en cuestión y afirma que ya está preparada. Euh, un momento. ¿Lubricación anal? ¿Acaso es un dedo de gigante? ¿Se supone que si cabe un dedo va a caber todo un, en fin, ya saben, miembro masculino? Qué fácil sería todo si este fuera un blog menos elegante y habláramos de “pollas” y “coños”, la leche.

Total, que la bajabragas es violada por un tipo calvo mientras el marido mira y, tan tranquilos, se van a la cama a dormir. Que vale, te habrán violado, pero eso no quiere decir que tengas que estar nerviosa o algo así, ¿verdad? En fin, el marido le cuenta la razón por la que ha sido vilmente violada (“Oye, que verás, debo dinero y si te violan es porque me están lanzando avisos”) y ella bebe un vaso de agua para intentar olvidar lo que ha ocurrido. ¿Será que el agua tiene propiedades curativas? ¿Será que está acostumbrada a que la violen? ¿Será que, simplemente, Manara no sabe cómo actúa una mujer tras un acto traumático como es una violación? No creo, hombre. Seguro que la chica sabe cómo salir de esta mostrando que aún está compungida y se siente fatal por dentro, intentando mostrar fortaleza ante estos momentos y…


Euh, hola, chica, te acaban de violar. Juraría que LO ULTIMO en lo que deberías estar pensando es en cambiar de peinado. Llamadme raro si queréis, pero uno espera cicatrices emocionales, dolor, llorera… y no una visita al Marco Aldany de debajo de tu casa. En fin, la mujer va a la peluquería con gafas de sol, para no mostrar “la vergüenza en su rostro” (por lo visto unas gafas de sol ahora te tapan la cara entera) y, en ese momento, vuelven a entrar tres hombres y, qué inesperado, le dan su “sesión de polla en el culo”. Tal cual. Manara debería pensar seriamente en contratar a alguien que, por lo menos, le hiciera los diálogos. Y ya que estamos, las caras. Que muy maestro y todo lo que queráis a la hora de dibujar los culos, pero más le convendría ponerse a dibujar Batman.


¡Dios santo! ¡Es el Joker! ¡Seguro que va a recibir su sesión de polla en el culo! ¿Cómo es posible que una cara diga tan poco? ¿Se supone que deberíamos emocionarnos al ver sus arrugas, su pelo enmarañado y unas gafas más propias de Pepe Gáfez? Como diría aquel, la mujer sufre una muy mala suerte y vuelven a darle por el agujero de hacer caca, que a estas alturas le debe salir más líquida que otra cosa. La mujer bajabragas con cara de Joker ya no se conforma con ir a la peluquería y, después de dos días de desgarros anales, comprende que se siente mal consigo misma y que odia a su marido y al mundo. Por supuesto, su marido intenta consolarla con una de esas frases que quizá no sea el mejor momento de decir: “¡No me puedes culpar de lo que ha ocurrido! ¡Lo he hecho por ti!”. Oh, gracias, ¿me han violado repetidas veces gracias a ti? Ah, en ese caso no te culpo. Anda, se me ha caído esta motosierra sin querer y te ha rebanado el cuello. Qué cosas, ¿eh?

El marido empieza a pagar a los mafiosos (¡Caray! ¡Solo ha necesitado un par de violaciones a su mujer para darse cuenta de que lo mismo tenía que pagar un crédito al banco!) y estos, que no se conforman, vuelven a (¿adivináis?) violar a la mujer. Después de cuatro páginas de un intento de violación francamente desagradable (con frases que siguen demostrando el poderío de Manara como “¡Siempre estás demasiado vestida para lo que tienes que hacer!” o “Venga, Ursus, ¡bájale las bragas y tíratela!”), uno se pregunta si realmente hay quien consigue hacerse guarradas pensando en esta mujer rubia violada analmente por un ruso de metro ochenta y con cara de ladrillo. Para que os hagáis una idea de cuál es la idea de una escena erótica en Cita Fatal, nos referimos a esto.


Un marido temeroso, un gordo mal dibujado gritando “¡A pollazos entra mejor!”, un tipo parecido a Boris Yeltsin violando a una chica (y, a todo esto, con un pene misteriosamente desaparecido. ¿No se debería ver al menos un poco?), y esta con cara de placer (más que nada porque ¿para qué cambiar un estilo de dibujo que funciona?). En serio, hay quien se excita. Hay quien se compra estas cosas. Hay quien no tiene arcadas al verlo. Hay quien lo propone como material válido para el Big Culo Day. ¡Ya hay que ser pervertido!

La hermana del Joker huye y a las seis de la tarde, cada día, sin motivo alguno, esté donde esté, el ruso con parecido a Boris Yeltsin aparece para violarla. Que no es por nada, pero debe de ser uno de los trabajos más aburridos e ingratos del mundo. Así, os podéis imaginar lo que pasa: En mitad de una carretera (por la que, milagros de la ciencia, no aparece nadie durante el tiempo que tarde el ruso en cuestión), en un motel, en la calle… ¡A eso se le llama profesionalidad!  A las 6 en punto, el ruso aparece y la viola. Por lo visto, a nuestra rubia favorita no se le ocurre comprar una pistola, matar al ruso o hacer algo que no sea dejarse violar durante dos meses. Joder, que las cinco primeras veces nos apiadamos, pero a la decimoquinta sin hacer ningún movimiento… La chica, harta de todo, se va a hablar con el diputado de las primeras páginas (suponemos que porque aún anda pensando en ir a Barbados) y le cuenta cómo el hombre pasó a violarla por delante. Cinco, seis páginas de violaciones. Muchos culos. Ningún pene. ¿Os preguntáis por qué?


¡Muérete de envidia, Doctor Manhattan! Más que nunca, y dedicado al precursor de todo esto, ¡¡es una p***a!! (o, espera, ¿sólo tiene gracia cuando no es una p***a?). Total, que un día la rubia se levanta, se viste y se va. ¿Que por qué no lo hizo cincuenta páginas antes? Ya, claro. ¿Y entonces con qué rellenamos el cómic? ¿Con diálogos inteligentes? ¿Con algo que no sean violaciones y culos? ¡Por favor, qué panda de degenerados!

Por resumir lo que pasa al final, que la cosa sin desgarros anales se queda como sosa: Capturan al ruso, la chica ordena castrarle, todo el mundo da explicaciones innecesarias (¡Tu marido no tenía dinero! ¡Querían violarte! ¡Queremos tu dinero y para ello vendemos el cómic con muchos culos!) y la cosa se encamina al final. El diputado, creyendo que a la chica ya se le ha pasado, una semana después intenta tener sexo con ella (todos sabemos que a las recién violadas, al fin y al cabo, seguro que el sexo les sigue gustando después de innumerables vejaciones). Por alguna razón -¡será zorra!- la chica se marcha a dar un paseo por la playa, donde se encuentra, una vez más, con el clon de Boris Yeltsin, que da explicaciones innecesarias (los bancos no le dieron un crédito al marido porque… ¡el diputado no quiso! ¡Oh! ¡Oh, qué aguda crítica social!) y nos dedica el mejor final de la historia.


Pum. Y se acabó. ¿Por qué la violaban a las seis, incluso cuando el marido no estaba presente? ¿Por qué, si la amaba, no hizo algo por dejar de violarla? ¿Por qué el marido desaparece de escena a mitad de cómic para no volver a salir? Y sobre todo, ¿por qué si vamos a hablar de violaciones no nos informamos un poquito antes? Pese a todo, Milo Manara, aún en un cómic de estas características, es capaz de regalarnos una última imagen con la que decir…

¡¡FELIZ BIG CULO DAY A TODOS!!

Y ahora, un pequeño informe de situación para los habituales: Como saben, mi ordenador se ha roto (de ahí que no hubiera Furibundo Espectador) y con él se han ido vídeos, películas, guiones y el libro de El Blog de Randy. Espero poder salvarlo todo tarde o temprano, y, cómo no, actualizar de tanto en cuando. Por otro lado, si tienen ganas de leer algo de calidad, no se olviden de leer el nuevo blog de Hardita, Normas de Equivocación. ¡No se lo pierdan! ¡Avisados quedan! Ah, y en el caso de que tengan alguna pregunta que hacer a un servidor o simplemente quieren perder el tiempo, ahí tienen mi Formspring. ¡Se lo digo una vez y no más!

About these ads

Etiquetas: , , , , , ,

40 comentarios to “Big Culo Day presenta: Cita Fatal, de Milo Manara. ¡Desgarros anales por doquier!”

  1. Txarko Says:

    Vaya por delante que no me da tiempo a terminar de leerte porque se me quema la cena… Y vaya justo detrás de eso que Manara dejó de gustarme cuando descubrí que había cómics eróticos muchos más interesantes. Cuando cumplí catorce años, más o menos. Sin embargo, “Little Ego” (que igual me traiciona la memoria y no es suyo) me sigue pareciendo divertidísimo…
    Ups… ese humo negro que sale de la cocina no es precisamente el de ‘Perdidos’…

  2. contienespoilers Says:

    pues no, Little Ego no es de Manara, sinó de Vittorio Giardino.

    http://contienespoilers.blogspot.com/

  3. merylspider Says:

    Voy a leerlo en cuanto pueda dejar de saltar por la habitacion!!!!

  4. Fosforo Says:

    Ánimo Randy. Y ojalá que nos deje pronto algo por aquí, aunque sea escueto.

  5. Draug Says:

    No: el dibujo de Cels sí ha evolucionado. Poco, pero, aunque no lo parezca, es más dinámico… y… tiene piernas… y… bueno, vale, no tanta evolución, pero sí más que Manara, que dibuja igual desde que empezó a coger un lápiz.

    Y este cómic es… es… es… un festival de culos y violaciones, eso es lo que es. He visto pelis porno con más argumento que esto. Y eso es TRISTE.

    ¡Y ánimo con todo, Randy!

  6. Repelux Says:

    Sólo con leer el título me estaba despollando, y nunca más apropiado.
    No es que las historias del Manara tengan unos argumentos muy trabajados, pero esto se pasa de chorra. Como algo a parte… El tipo de la cerveza y la lengua colgando se parece sospechosamente a John Goodman.
    Y mucha suerte con el asunto del portátil, todos te apoyamos.

  7. Yaoiera Says:

    yujuu!! hombre, el manara este dibuja bien…
    xD pero esa polla erecta, las expresiones y las risas… son tan falsas… ¡horrorosas, diría yo! ofrecen poca creadibilidad al comic.
    Eso sí; como ilustrador d cuuloos, mu wai… the king!
    Pero por guión… y tal… como decís, apesta bastante. Realmente no se me ocurre a qué tipo de público enfermo va dirigido eso xDD
    yo, no lo leería…
    Culos? eternas violaciones?! durante mesees? y todas a las 6 en punto? xDDDDDD diós, qué enfermo… qué mente retorcida el manara ese.
    Además, tampoco sabe elegir los títulos.
    Por qué “Cita fatal”? claramente, esto es un “Cita Anal” xDDD

    =) ave randy xD y tú tranki, hombre, publica cuando puedas y te de la gana

  8. John Wheel Says:

    ¿Seguro que Manara en realidad no es un japonés obsesionado con el hentai cutre? Quiero decir, a la chica sólo le falta pedir más y enamorarse para ser un Hentai Cutre (c) de manual.

    Y un muy sentido aplauso por el tag “esto se comprende mejor a pollazos”.

    Hasta la siguiente y que vaya bien con el portátil.

  9. Squash Says:

    Debo agradecer mi ignorancia ante el nombre de Milo Manara, después de ver esto…

    Así que el tío de la portada era el ruso… todavía no logro entender el final xD

    Ánimo con el portatil, seguro que se puede recuperar :)

  10. diegoabuelo Says:

    Después de ver esto mi poco respeto por Manara se ha evaporado. Por que Manara sabrá dibujar bien, pero no tiene ni idea de hacer un guión. de hecho tiene tan poco talento para narrar que la caga al hacer una historia porno (que se hacen solas, mira viene un tío y una tía y luego ocurre lo que ocurre, así de sencillo).

    Y con el portátil que vaya bien, que fijo que se puede recuperar casi todo lo que tenías.

  11. Momar Says:

    Yaoiera: Manara “dibuja” “bien” porque utiliza una caja de luz. Cogía una foto, pone un papel encima, enciende la luz de debajo y ¡a dibujar! Bueno, en realidad ahora no usa la caja de luz… sino el Potochop: Digitaliza la foto, la carga en el Potochop, le pasa un filtro de “comic-ización” (o cell-shading, o de búsqueda de bordes, o… o todos a la vez) y ya está.

    Y si no me crées, mírate el engendro ese en el que “dibujó” un “guión” de Valentino Rossi. Randy ya lo comentó en un par de fatabulosos artículos: “Culos, motos y perros”.

    Y hablando de fantabulosos, Cels ha evolucionado. Compárate, sino, la Batalla de Montjuïc con Proyecto BB. Siguen siendo narizones, pero ha mejorado mucho.

  12. Laurielle Says:

    ¡Cariño, que he puesto “Barbados” en Google y sale una oferta de viaje para dos por sólo un porrón de violaciones anales, un ruso muerto y un disgusto! ¿Te parece si pago yo el disgusto, te ocupas tú de las violaciones y el ruso muerto y ya, si eso, nos vemos allí y me cuentas cómo te ha ido?

  13. EKSL Says:

    Da igual como dibuje Manara y la ¿calidad? de sus guiones,lo que importa es que suministra un material de primera calidad para el Big Culo Day,porque otra cosa no,pero no me negaran que sus dibujos de mujer son buenos.

  14. sr_gigante Says:

    A mi me gusta Manara. Sus mujeres y su narrativa. Hay otros sautores que dibujan mas carne, como Taylor ( http://comics-heaven.blogspot.com/2007/06/girl-rule-of-darkness.html ) o Corben ( http://hqpoint.phpbb3.clickgratis.com.br/forum9/topic6.html ) pero la elegancia de Manara les supera con creces.
    Y no creo que use tal cámara de luz.

  15. Fosforo Says:

    Pero vamos a ver, que no es lo mismo saber dibujar para hacer un poster que saber dibujar un comic. El comic es narrativa, y todas las viñetas que ha puesto Randy, y cosas que he buscado despues de este tio, son horribles en cuanto a narrativa.

    Que dibuja tias buenas lo aceptamos, pero desde luego, no deberia salir de la ilustración para meterse a hacer viñetas…

  16. Malleys Says:

    ¡JA!
    ¡JA!
    ¡JA!

  17. Yaoiera Says:

    ah, vaaale, es akel?! sí, ya me acuerdo! pues el comic d valentino rossi es una peeazo obra de arte comparada con esta cosa xDDD

    Aunque no sé, yo no le quitaría mérito a su dibujo; hay gente que ni con la caja de luces mágica (o el photoshó) sabría dibujar estas jamonas xD
    pk están mu wenas… y bueno, es normal ke los artistas aprobechen las técnicas que ofrecen la nueva tecnología.

  18. Superlayo Says:

    El cómic de Valentino Rossi al menos no era tan desagradable… Claramente a Manara le deberían dar un PicADLO a autor más sobrevalorado, o algo…

  19. yonkykong Says:

    Animo randy seguramente nadie compre su libro, pero siga por favor

  20. Wannabegafapasta Says:

    Lo único potable de Manara fue VERANO INDIO, y porque el guión era de Hugo Pratt, que si no…

  21. colibrilillith Says:

    Siempre había oído hablar de Manara y había visto cómics suyos por ahí, peor nunca me había parado a leerlo.

    Gracias por advertirme de que no me estoy perdiendo absolutamente nada :)

    Y actualiza más a menudo, coñe!! :D

  22. key Says:

    Ese es un propósito que a veces logro y otras no. Esperaremos a cambio de cosas más curradas. Eso de Jaime Rosales and Juankiblog tiene buena pinta.

  23. elisabeth Says:

    dios que aberracion,y ya n odigo el argumento,l ode las seis me a matado¿y el culo final,para que?

  24. Alex Idiota Says:

    Guenas.
    Soy el organizador del festival mundo idiota, que pasaste por mi casa en montera.
    Me he acordado de tí al ver el blog y me ha hecho de reír y aprender.
    Nos quitamos el sombrero… A ver sí nos escribes y colaboras con nosotros y te hacemos promo por ahí.

  25. Eruan Says:

    Dios, acabo de llegar a tu blog por casualidad… pero no me he reido mas con el resumen de ”cita fatal” porque no era posible XDDDDDDDDDD

    pero oye, que el final es bonito eh? por que el ruso la violaba pero la amaba! la enculaba con amor…

  26. Dai.- Says:

    Ante todo, mucho gusto señor Randy.

    Yo tenía a Milo Manara por su trabajo diseñando los personajes de una serie producida por Axe- el desodorante machista- y por una obra en la que, junto con un guinista cuyo nombre no recuerdo, retrataba la vida de los Borgia.
    Desde ya que en mi ignorancia lo creía un señor, si bien un poco aficionado a las mujeres estereotipadas, un poco más respetable.

    Y luego ví esto.

    No sé que me asusta más como mujer que soy: si el que haya un hombre que crea que una historia sin pies ni cabeza que consiste en violar a una mujer hasta el cansancio y termina con un tipo pegándose un tiro y ella con el culo al aire puede llegar a excitar a alguien; o, de hecho, que exista gente que consuma estas porquerías, evidentemente porque le excitan. Hum, de hecho no me asusta, me aterra pensarlo.

    Un saludo desde Argentina,
    Dai.-

  27. Rune Says:

    Que pena que ya no publiques. ¿Que pasó con lo del furibundo espectador mensual?
    Siempre nos quedan las entradas anteriores, pero se le hecha de menos por aquí, sr. Randy.
    Saludos

    • randy Says:

      No tengo tiempo, estoy preparando algo pero… las responsabilidades de la vida adulta. Son una mierda. Pese a todo, efectivamente, hay proyectos y cosas difuminados para “cuando haya tiempo”. Esperemos que sea dentro de poco :_

  28. Er Alberto Says:

    Pero entonces, ¿te ha gustado o no te ha gustado?

  29. xemirra Says:

    A este blog le está saliendo robín… ponte las pilas, no jodas…

  30. ManyGz Says:

    [Opinoi]. Manara es lo máximo, pero si hay otro ilustrador de comics eróticos que le supere recomiéndenlos y punto.
    Saludos al blog.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 50 seguidores

%d personas les gusta esto: