Juegos imprescindibles: Las Aventuras de Aly y AJ (1)

Si queréis que una persona de sexo masculino os haga cualquier tipo de favor, tenéis dos posibilidades. Pero si la idea de introducir genitales en bocas no os atrae demasiado, solo os queda una opción: Retarle. Es un hecho: A los hombres nos encantan los retos, los desafíos, el “No tienes huevos” y machistadas parecidas. Si ves que a tu novio no parece convencerle la idea de conocer a tu madre, inténtalo con un “¿A que no hay cojones de conocer a mi madre?”: El día siguiente le tendrás en la puerta de tu casa con un ramo de flores, unos bombones y repeinado con gomina. Si James Bond fuera un poco más inteligente, cuando el malo está a punto de matarle diría “Seguro que no tienes narices a soltarme y después pegarte a ti mismo un tiro en la cara”: Sería una birria de final, pero al menos sería realista. Es por ello que cuando los chicos del excelso programa Game Over retaron a este blog a jugar a un videojuego, no pude por menos que, entre ofensas de mentira, coger el guante tirado y aceptar. El único gran problema era el juego en cuestión: Las Aventuras de Aly y AJ.

¿Que quién demonios son Aly y AJ, la única cantante con nombre de arcada? Nuestras heroínas, Alyson (Aly) y Amanda (AJ. ¿Que por qué no se puso su nombre completo en vez de ese horrible AJ? Creo que está seriamente ligado a sus funciones cerebrales…) tienen 20 y 18 años, respectivamente, y llevan en el mundo de la música desde hace cuatro años. Y en cuatro años ya han sacado tantos discos, lo que demuestra su calidad musical y lo mucho que deben prepararse las letras. A saber, las chicas han sacado In The Rush (Literalmente, Con Prisas. No hace falta decir lo que tardaron en hacer las canciones, vaya. Un día grabaron cuatro gorgoritos y al siguiente tenían el disco en la calle. ¡La magia de MTV!), Acoustic Hearts of Winter (Corazones Acústicos de Invierno, que puede ser o bien una reflexión de Aly después de veinte toneladas de cocaína o, como es, el disco cristiano más famoso de 2006 en EEUU. Euh, ¿disco cristiano? ¿¡Dónde demonios me han metido Funs y Koopa!?), Insomniatic (con el que lanzaron su reality show Aly y AJ: Sister Act, que duró un episodio por baja audiencia. ¡El éxito de Aly y AJ!) y, finalmente, su cuarto disco saldrá a la venta en 2010 tras haber cambiado su nombre artístico por el de 78violet. Que, no es por nada, pero parece el típico nick de chica salida en cualquier chat de sexo. Con amor y eso. ¿No estáis emocionados y locos por comprar el disco de las hermanas cristianas de las que jamás hemos oído una maldita canción y que para 2011 habrá caído más bajo que Ella Baila Sola? ¿No? Cachis la mar. La cosa es que, en pleno apogeo de su éxito, en 2007, aparecieron varias novelas sobre ellas, bajo la colección Los Misterios del Rock and Roll de Aly y AJ (¿Cómo ha aparecido todo este dinero? ¿De dónde ha salido toda esta droga? ¿Ese tipo es realmente Ramoncín?), muñecos de ellas, Hello Kittys edición limitada Aly & AJ… y, cómo no, el videojuego para Nintendo DS. Con vosotros, The Aly & AJ Adventure.

¡Va, sonríe, tía, que esta va para el Tuenti! ¡Le voy a poner unas estrellas con Photoshop monísimas y te retoco esos puntos negros! ¡Tq, tía!

Una de las frases más famosas de Aly y AJ es aquella que dice “¿La evolución se sigue estudiando en los colegios? Es una idiotez. ¿Monos? Creo que no” (ya hemos dicho que eran cristianas acérrimas. Lo que no sabíais es que, además, son idiotas). Este es el nivel de inteligencia que va a brillar por sí mismo durante el resto del juego. Encendamos nuestra DS y lancémonos al mar de la medianía. Y es que, lo primero que encontraremos al poner el juego será una pantalla fija con una imagen de las dos sin música de fondo en la pantalla de arriba y una guitarra mal dibujada en la pantalla de abajo sobre la que está añadido un “Pulsa START”. Uno supone que pulsando START empezará la diversión, la música o algo, ya que nunca antes he tenido oportunidad de ver una pantalla tan sosa, tan desangelada, tan premonitoria de lo que va a venir. Hacemos caso, pulsamos el botoncito de marras y una púa toca un riff de guitarra de segundo y medio que suena a MIDI chungo de los de hace una década. ¡Chúpate esa, Brutal Legend! ¡El rock and roll va a empezar… en cuanto sepamos qué hacer en un menú que ni Stephen Hawking podría controlar!

Por lo general, en los menús de cualquier juego podemos ver claramente las opciones: “Nueva partida”, “Continuar”, “Opciones”, “Extras”… En el juego de Aly & AJ, las cosas van a empezar a cambiar. ¿Desde cuándo hay que poner las cosas tan sencillas? ¿No queríais un reto, hardcore gamers de pacotilla? El menú de este juego te ofrece las siguientes cosas esparcidas dentro de un cajón: Una foto de nuestras protagonistas, un cuaderno con una flor (signo inequívoco de que nos encontramos frente a un par de horteras de cuidado), un iPod de los chinos, un reloj de pulsera que marca las dos y otra foto de las muchachas. Vale, ¿y ahora qué se supone que tengo que hacer? Si pulso sobre las cosas no ocurre absolutamente nada, si las muevo tampoco pasa nada, si tiro la DS por la ventana terminaré arrepintiéndome… Tras media hora de aguantar la odiosa música de fondo (que más adelante descubriremos que no es –oh sorpresa- sino una canción de Aly y AJ), descubrimos de casualidad que hay que arrastrar los objetos hacia fuera del cajón, una mesa estratégicamente colocada para que ocupe una birria de espacio, y saber qué contiene cada uno. Ya puestos, ¿por qué no obligar a meter códigos secretos? ¿Por qué no hacerlo más complicado y obligar a deducir a la gente que la foto de Aly y AJ hay que romperla en mil pedazos para que deje entrever sus secretos? ¡No tiene ningún tipo de sentido! ¿Y por qué el juego no es capaz de decirte QUÉ ES CADA COSA para no hacerte perder el tiempo de manera miserable? Con paciencia, poco a poco vamos viendo qué es cada uno de los tediosos objetos que tenemos delante. A saber:


¿Tokyo? Adelante a la izquierda, al lado de New York. De nada, hombre.

El cuaderno con la flor son los créditos del juego. ¡¡Los créditos!! ¿A quién demonios le puede interesar quiénes son los artífices de semejante menú y por qué no hacen como en todos los juegos y nos los ponen cuando nos lo hayamos pasado? Tiene su sentido si pensamos que probablemente ninguna persona de este universo va a pasar del menú en cuanto lo vea, pero es un acto de egocentrismo bestial. Lo mejor de estos créditos es que al final dan las gracias “a nuestras novias y familias por su paciencia”. Mucha paciencia hay que tener para aguantar a un novio que hace juegos de Aly y AJ. MUCHA paciencia. En estos casos, las infidelidades no solo deben ser toleradas: Deberían un derecho constitucional. “Sí, cariño, te he puesto los cuernos, ¡pero entiéndeme! ¡Tú estabas haciendo un juego de Aly y AJ! ¡No se puede caer más bajo!”. Si hubiera justicia en el mundo…

El reloj que marca las dos marca las opciones. Eh, espera. ¿Un RELOJ marca LAS JODIDAS OPCIONES? ¿Por qué no ponerlo más críptico? ¿Por qué no poner un botón en el que ponga “Opciones”? Uoh, eso sí que sería complicado, ¿eh? De todas maneras, si nos paramos a pensar, el hecho de que un reloj contenga unas opciones es una de las últimas cosas que se nos van a ocurrir. Es como pensar que un patito de goma va a tener en su interior toneladas de pornografía. Simplemente, no tiene ningún sentido. Pero la cosa no acaba aquí (uy, ojalá). Y es que las opciones, lejos de estar escritas en pantalla, son más objetos inútiles sin explicación alguna: Un MP3 de los chinos que regula el sonido (y nos hace pensar: Si tienen un iPod, ¿para qué demonios quieren un MP3?), un móvil que regula la música (genial, la ponemos a cero y seguimos adelante) y un pintalabios que restablece los valores predeterminados. Un momento. UN PINTALABIOS QUE RESTABLECE LOS VALORES PREDETERMINADOS. Alguien tiene que hablar seriamente con el tipo que dio esta idea y devolverle al sanatorio mental de donde le sacaron.

Por su parte, una de las fotos te permite personalizar a tu personaje entre varios horrendos estereotipos: Chicas y chicos de todas las etnias (por eso de no molestar) se unen en un terrible abanico de prepubertosos fans del bakalao y la marchuqui entre los que destaca el tipo de ocho años con gafas de sol, media sonrisa y pelo engominado: Nuestro futuro heroe. Ese que podremos pasar a otros jugadores de Aly y AJ mediante conexión WiFi (sí, esa es la única opción WiFi de este juego. Muere de envidia, World of Warcraft). ¿Para qué, si ni siquiera podemos personalizarle DE NINGUNA MANERA? No es como si le pudiéramos poner gafas, o granos, o algo. Es como si usáramos el WiFi para pasarnos a Mario en el Mario 64. ¡Viene por defecto! ¡Todo el mundo le tiene ya! Es la cosa más inútil que he podido ver en una consola en toda mi vida y, si alguien ha usado esta opción en el mundo, juro que me como una piedra. Entera. Sin sal. Con un poco de bicarbonato, por si acaso.


¡Uauh, qué personalizable! Puedes elegir tu nombre mientras Aly y AJ… ¿Se puede saber qué están haciendo y por qué tienen ese chorretón blanco detrás de…? Eeeh… ¡Huye, Suzi! ¡Huye!

Llega la hora de saber qué contiene el iPod. Uno puede suponer que dentro tendrá las canciones de nuestras heroínas, ¿no? Es lo que tiene más sentido. Pero claro, ¿quién quiere sentido cuando hablamos de Aly y AJ? El iPod no contiene otra cosa que, cómo no, ¡¡un fabuloso minijuego!! Y atención, porque la cosa tiene tela. El juego, llamado “Abriendo Fiesta”, consiste en ordenar la maleta de Aly & AJ (¿Qué concepto de fiesta tienen algunas personas?). Para ello, debemos seguir el siguiente gameplay: Aly mira un plato (o un objeto cualquiera) y te dice “Esto…”. Y tú tienes que darte cuenta de que no es que la chica tenga pocas palabras, sino que tienes que adivinar a cual, de entre los tres objetos de abajo, se refiere. En este caso y sin motivo aparente, a una tarta. La cosa tendría sentido (un plato para una tarta, perfecto) si no fuera porque se trata de ORDENAR LA MALETA. ¿Quién demonios ordena una maleta metiendo UNA TARTA en ella? ¿Hasta qué punto llegan las ganas de comer y, por tanto, la anorexia galopante de nuestras cantantes cristianas favoritas? Tras ordenar su maleta y llenarla de estupideces (como un discman, que querrán para vender al museo de arqueología o algo así), al final te dicen qué nota has sacado según la rapidez que tengas. Quedaos con esto, porque tendrá importancia más adelante. Así, desbloquearemos música (que, por supuesto, solo podremos aguantar durante centésimas de segundo) y podremos cambiar el volumen del propio iPod. Sin duda, Apple se forraría si, para escuchar música, antes tuviéramos que hacer unos cuantos puntos en el clon de Arkanoid que el iPod trae de serie. ¡Contádselo a Steve Jobs! ¡Seguro que está deseoso de llamar a sus guardaespaldas para que os peguen una paliza! Para hacer la tontería del iPod más jodida, los creadores de Aly y AJ decidieron que solo se puediera controlar desde la pantalla táctil, nada de usar la cruceta para bajar y la A para pulsar. ¡Prepárate para reír cuando la cruceta de la táctil decida no funcionar correctamente debido a una mala programación. ¡Gasp!

En fin, por eliminación elegiremos la otra foto en el menú, que al fin nos deja elegir nueva partida. Después de media hora peleándonos con la cruceta del falso iPod, empezábamos a tener hasta ganas. En imágenes fijas, la historia del juego, tan apasionante como parece, nos es revelada. Aly y AJ están sentadas en el despacho de su productora, que habla sin comas ni signos de puntuación. ¿Para qué, si el juego está destinado a iletrados? “¿Preparadas para la gira mundial, chicas? ¡Cantaréis para GRANDES audiencias!”. No es por nada pero por lo general, si se dice GRANDE en mayúscula, es que igual no es taaan grande. Exagerar es bonito y crea ilusiones en dúos fracasados como este. Pero dejemos que la productora siga: “¡Visitando los lugares más interesantes del mundo, Hollywood, Nueva York, Tokyo y Londres!”. ¿Hollywood es más interesante que, por ejemplo, París o Egipto? ¿Y por qué hay dos lugares de EEUU entre los cuatro más interesantes del mundo? ¿Quién ha decidido que esa lista es la correcta y, sobre todo, quién va a ir a ver a este par de idiotas a Tokyo? Tranquilos, porque nada de esto importa ni tendrá solución: Aquí entramos nosotros, los fans locos que sin motivo alguno vamos a ayudarlas. Vale. Por qué no. He asesinado marines y enemigos con argumentos peores. Aly y AJ, con una pinta de putón a lo Bratz (o Bratz Junior. A todo esto, ¿cómo es posible que siendo bebés parezcan aún más golfas que su versión de doce años? ¿Todo este tiempo estuvimos viendo a las modositas de la familia Bratz?), dicen “Hola Randy seguro que nos llevamos muy bien” (sin comas, como Loquendo. No es que el jugador medio de Aly y AJ se vaya a interesar más por las normas ortográficas que por la filosofía zen, vaya. Si quieres ortografía, te compras El Quijote, so bastardo) y empieza la marcha.

Me gustaría haberme inventado los párrafos anteriores. No lo he hecho. Euks.

A partir de aquí, todo es un compendio de minijuegos en los que explotarán a nuestro personaje cual mula de carga. Pero no basta con pasárselos para seguir adelante, claro que no. Aly y AJ, el videojuego, EXIGE que te pases los minijuegos con sobresaliente para poder seguir adelante. Si sacas un notable, no te pondrán puntos negativos, pero tampoco esperes que te premien. Es más, si suspendemos, la manager de Aly y AJ nos llamará y nos dirá que no están contentos con nosotros y que solo nos dan dos intentonas más. Ya sabes, tío, la crisis, etcétera. A la tercera, volvemos a empezar el juego desde el maldito principio. Sin guardar partida. Un game over total y absoluto. ¡No tiene ningún sentido! Es como si no pudieras enfrentarte a Bowser hasta que no consiguieras 99 vidas. ¿Por qué demonios tengo que sacar todo en sobresaliente? ¿No puedo ser un mediocre si me da la gana? En fin, nadie ha dicho que seguir adelante en esta apasionante historia no fuera a costarte, amigo. Así pues, ¡empecemos a ser el pinche de este par de inútiles sin esperar cobrar nada a cambio! ¡Así está el mundo de las ETT! Primero, deberemos ayudarlas a hacer la maleta. Euh, sí, igual que en el juego del iPod. Por lo visto el minijuego les gustó tanto que decidieron repetirlo una y otra vez. Pasemos al siguiente.

Nos encontramos en las puertas el estudio de grabación, donde nos preguntan si somos tan buenos como para ayudar a Aly y a AJ a escribir una canción. Joder, no sé. Sé pegar pedradas a las farolas y aullar a la luna llena, así que no puede ser demasiado diferente. AJ, de hecho, te anima diciendo “¡Sí!” y tapando con su bocadillo la explicación del juego. Gracias, AJ. Muérete. Al meterse en el estudio, Aly, con pinta de comerse el micrófono al igual que, euh, el miembro viril de su señor productor (o de hacer un casting para Muñeca Hinchable: La Película), canta a un lado mientras AJ mira la partitura maliciosamente tocando el ukelele (porque, gracias a las proporciones del juego, ahora las guitarras son tan grandes como una armónica o un ukelele, tirando para lo alto). Tu misión es poner las notas en orden en la partitura siguiendo unos parámetros más sencillos que en la composición del éxito de turno de King Africa. Una vez lo consigues, te anuncian que ha llegado la hora de filmar un video. Joder, eres la leche, ¿eh? Hacedor de maletas, compositor y ahora director. ¿Cómo es posible que no te hayan dado aún un Príncipe de Asturias?


Por la mirada de AJ yo diría que le va a clavar la guitarra a su hermana en cuanto deje de chupar el micro cual felatriz.

Aquí, al menos, te avisan al principio. “Hacer un video nuevo es difícil”. No jodas, tú. ¿Así que por eso lo hacen profesionales y no mendigos reinsertados en la sociedad? Qué cosas. Pero he aquí lo que no sabíais: Un video no se hace grabando con varias cámaras y editando a posteriori con AVID o Vegas, no. Se trata de pulsar las teclas que se levantan en un teclado más propio del Simón que de una sala de mezclas profesional. O al menos yo no he visto en ningún sitio una sala de mezclas con cuatro triangulitos y cuatro cuadraditos que sobresalen de vez en cuando y que, si pulsas deprisa, te hacen un video solos mientras las dos sosainas de turno bailan pixeladamente en la pantalla de arriba sin que nadie las mire. Ni cortar, ni pegar, ni meter efectos ni cortinillas ni gaitas: Aquí con dos cuadrados y un par de triángulos salvamos la papeleta. ¡Menudos somos! Finalmente empaquetas el vídeo listo para mandar a MTV y te encaminas hacia tu próxima prueba.

“El estrellato está a la vuelta de la esquina”, dice Aly, casi creyéndose lo que dice y no dejándote ver de qué coño trata el juego, en el que supuestamente vas a crear su portada (¡No te interesa, pero al fin algo de creatividad!) y en el que, realmente, te dedicas a hacer puzzles reconstruyendo las portadas de sus antiguos discos. Sí, de los dos. Una y otra vez, como en un infierno sin salida ni final: Si el Smash Bros era una enciclopedia de Nintendo, es justo que Las aventuras de Aly & AJ sea una enciclopedia de estas dos pizpiretas idiotas. Eso sí, la explicación del juego no te deja nada claro lo que va a ocurrir: “La idea para la nueva portada es genial. Pero tienes que hacerla con Aly y AJ”. Mierda. Ale, ¿y ahora qué hago con el hamster con sombrero? ¿Ya no puedo hacer la portada con él? Qué falta de imaginación, la leche. En la imagen superior, que se supone que explica el minijuego por si no te has enterado de qué va, Aly y AJ miran consternadas un par de papeles, con símbolos de interrogación en sus cabezas. Sí, chicas. Son letras. Algún día os acostumbraréis. Bueno, ordenamos las piezas de puzzle con celeridad (¿No os encantan los juegos para preescolares?) y pasamos a la siguiente prueba.


¡Qué interesante, un papel rosa! ¡Qué intrigante, un papel azul! ¡Qué gorra más hortera!

Llega la hora de ensayar (porque aquí se hacen los videos antes que el ensayo, ¿algún problema?), y a ti te ha tocado encargarte de la iluminación. Claro, era lo más lógico después de dirigir, hacer la portada, la música y la maleta. Qué menos que tener también conocimientos de la mesa de iluminación “y pirotecnia”. Cágate, tú. De lo que sirve tener una FP. Con suerte, piensas, con el rollo de la pirotecnia le cae un fuego artificial a una de ellas en la boca, explota y ambas mueren entre gritos de alegría. Pues no. Este minijuego trata de escuchar la canción de las chicas y tocar los puntos de colores que aparecen sin ritmo alguno cuando llegan a un lugar accesible tan solo durante una centésima de segundo. A ello ayuda el gran manejo de la pantalla táctil, propio de juegos que hemos tirado al vertedero. Este no solo es el peor minijuego del cartucho, sino que además se trata de la peor copia de Ouendan de la historia (y ya es decir, eh. Que hasta el juego de Anatomía de Grey tenía pruebas a lo Ouendan. No, no preguntéis. Me gusta Anatomía de Grey, ¿qué pasa?), con un reconocimiento táctil nulo. Es más, creo que captaría mejor tus movimientos si te metieras el lápiz en la nariz e hicieras la morsa. No recomendable si tienes constipado y luego pretendes volver a llevar el lápiz a la pantalla. Yeks. Si no te matan aquí, felicidades: Estás preparado para pasarte el Uncharted con los ojos cerrados, colgado de los pies y escuchando La Macarena a todo volumen una y otra vez. No superará a este minijuego, que, recordemos, te tienes que pasar en sobresaliente (a pesar de que apenas puedas llegar a un suficiente raso). Es, de calle, lo más infernal que he probado nunca. Imposible hacerse una idea. Pero, tras mucho tesón y 56 intentonas (¡contadas!) podemos pasar de minijuego. Eso sí, la cancioncita que cantan Aly y AJ de fondo suena ahora en todas mis pesadillas. Y no por adictiva precisamente.

Aly y AJ tienen algo muy especial preparado para ti: Como gran iluminador, editor e informático que soy, mi siguiente tarea será… ¿Limpiar un cartel que un grafitero mancha cada medio minuto? ¿En serio? Joder, lo que tienen que aguantar los becarios hoy en día, tú. Aprended de esta bella metáfora de la vida: Todo vuestro camino plagado de esfuerzos, sudores y lágrimas os ha llevado hasta aquí, una una fase secreta (tan triste como real) en la que debes limpiar de graffitis un cartel perdido de la mano de dios en la parte más baja de la ciudad. Para que os hagáis una idea, como si hacéis una carrera de ingeniero nuclear y os contratan para quitar los bigotes que le han puesto a Gabilondo en un póster de Nueva Numancia. Por si esto fuera poco, mientras limpias humillado el cartel, el grafitero vuelve a pasar. Y tienes órdenes específicas: Debes rociarle con spray para que tome de su propia medicina. El gamberro debe ser gilipollas, porque pasa hasta tres veces, sí, pero tú eres lo más parecido a la represión que conoces. Jopé, es que se siente uno con cincuenta años jugando y diciendo “¡Maldita juventud, pintadora de graffitis y… y… porrera! ¡Eso, porrera! ¡Por qué no!”. Sigh. De aquí nos vamos corriendo al anteúltimo minijuego.


¿Quién se resistiría a pintarles un par de bigotes, unos colmillos y, ya de paso, cambiar su logo?

Y es que ha llegado la hora del concierto, y Aly y AJ deben encontrar todos los pases de la lista VIP antes de que empiece. ¿Es este el trabajo de un, euh, limpiador profesional? ¡Por supuesto! ¡No olvides que en tu mano está que el tipo del blog de moda vaya al concierto o se quede en la puerta! Porque, para qué vamos a negarlo, el 90% de la gente que pide acreditaciones son gente de blogs que no lee nadie. No somos listos ni nad… Estooo… ¡Son! ¡Anda que no SON listos ni nada esos malandrines! El juego, en definitiva es un simple memorión de los de emparejar parejas. Se ve que las artistas no pueden emparejar solas de dos en dos o dejárselo al encargado de publicidad: Tienen que molestar al tipo que se encarga de la iluminación, los videos, las maletas y las canciones y obligarle a emparejar de dos en dos las invitaciones dándolas la vuelta y desordenándolas para darle más emoción. Hijas de puta. Ya que hay que hacer minijuegos, ¿tanto costaba hacerlos con un poquito de sentido, maldita sea? ¿Por qué hay que poner los pases VIP boca abajo y te dicen “Date prisa”? ¡Ponlos boca arriba y ya verás la prisa que me doy! ¡Podría hacerlo un mono con encefalograma plano, así que Aly y AJ tienen posibilidades!

En fin, una vez nos aseguramos de que los blogueros van a asistir a nuestro concierto (y pondrán críticas positivas en su blog, claro. Esto se hace mediante el minijuego “regalar el CD a la prensa”, no incluído en el cartucho de DS. Tsk) y con la satisfacción de haber vencido a la máquina en la batalla más espectacular que se recuerda desde Rascapiquilandia, puedes sentarte a ver el concierto orgulloso de… ¡Un momento! ¿Que el batería se ha hecho un esguince en la muñeca? ¡Qué demonios, si eres capaz de ser iluminador, seguramente también puedas ser EL BATERIA DEL GRUPO, sin motivo aparente! Así, tras hacer un curso intensivo de CCC, aceptas el desafío. Por supuesto, Aly y AJ o aceptan sin darte las gracias. No vaya a ser que sea contagioso eso de ser amables. En la imagen explicativa, Aly chupa el micro de manera descarada (esta vez sí) como diciendo “Ay, como lo hagamos bien, la que te espera” (que, para qué negarlo, siempre es mejor que un simple “gracias”) y empieza el último minijuego. Si fallas en este, te toca volver a repetir todos los minijuegos anteriores. Sacando sobresaliente. ¿Quién dijo que esto no era un juego para hardcores? Para hardcores gilipollas, pero hardcores al fin y al cabo.


El chico no se quita su gorra ni para dormir. Debe oler a rosas, oigan.

Tras tocar unas formas geométricas que se van llenando sin ritmo alguno, al azar más horroroso, Aly te suelta un “Quiero marchame de aquí” (sí, mal escrito. De todas maneras, qué importa. Fuera, vamos, no vaya a ser que nos mezclemos con la chusma no cristiana. Oigs) y, tras decirte lo bien que se te dan las baquetas, os mudáis de Hollywood a Nueva York en un avión en el que, por lo visto, se puede hablar por teléfono sin problema. Allí recibes una llamada en la que te dicen que ya no te llamas por tu nombre. Te han cambiado el nombre y ahora te llamas Sticks. Oh, genial, tengo nombre de snack de Matutano. De todas maneras, tampoco te dan opción a decir “Oye, en serio, prefiero que me llaméis Randy. Porque es mi nombre y esas cosas”. Idiotas.

Y en Nueva York comienza una tremenda y novedosa aventura. ¿Preparados para que las fans se lancen en picado hacia tí? ¿Listos para que el narrador se enfade con vosotros por vuestra popularidad? ¿Algo que decir en contra de la propaganda anti-piratería más descarada desde Detectives Internet? ¡Próximamente, la segunda parte! Que no se diga que aquí no cumplimos los retos.

Anuncios

Etiquetas: , , ,

60 comentarios to “Juegos imprescindibles: Las Aventuras de Aly y AJ (1)”

  1. Locolin Says:

    Dios Randy admiro tu valor por completar ese engendro de la naturaleza y ademas contarnoslo fase por fase. Por cierto… lo hasquemado oalgo asi no, porque no me quiero imaginar lo quie debe ser pasar por una estanteria y ver la caja ahi la lado…

  2. EKSL Says:

    ¿Aparecio en el 2007?Entonces ya seran multimillonarias gracias a las ventas del juego,aunque imagino que a usted se lo habran dejado,por aquello de la “invitación” a jugarlo.
    Lo digo comprobando la cantidad de estuticia existente en un repaso a los ultimos comentarios en otros articulos,que en este no ha dado tiempo todavia(Seguro que algun@ despistad@ se mete sin saber de que va ni entender lo que lee.

  3. Rob Says:

    Eso, que no se diga que los blogueros de pro no cumplen.

    Por cierto, comentario de la autora que subió el video a Youtube:

    “i deffinatly would recommend this game, i thought it would be for little kids but im 16 and it gets pretty hard lol plus its really fun!”

    Echa de menos sus neuronas.

  4. Ch@RLieRiCh@RD aka Slowpoke comentarista Says:

    ¡Gran post, que ya se ansiaba! Para celebrarlo, comentemos a la vieja usanza:

    – ¿Creacionismo? ¿Pero eso todavía se enseña en algún lugar fuera de Texas? Bueno, de hecho, según una de mis niñas de 4º, antes de Jesús, no había nada (lo ha dicho hoy. Verídico)

    – Pues, qué quiere que le diga: yo guardo el porno en mi patito de goma…

    – Lo de la WiFi es súper útil: que cada personaje tiene un nombre distinto aunque sean idénticos, eh?¿?!! Aunque bueno, si luego todos se llaman Sticks…

    – ¿Cómo cojones te puntuan lo de la maleta si tienes que adivinar lo que quieren? Absurdo. Bueno, es que es el juego de Aly i Ajjjjj (con flema)

    – El rock cristiano lo está petando en Tokio, chavales.

    – ¿Signos de puntuación? ¿Alguna de las niñas que comenta en este blog en los juegos de Hannah Montana o Imagina ser mamá los pone? Pues eso: es una estrategia para llegar al público.

    – Un poco zorras las chavalas para rock cristiano, ¿no? Tenía razón Bart Simspon: los mejores grupos están con Satanás.

    – El vídeo se hace en una sola toma: eso sí es savoir faire!

    – Putos graffiteros… Eso sí: viva el amor cristiano. Hazle lo mismo que no nos hacen a nosotras.

    – ¿Me está diciendo que puedo pedir acreditaciones y me las van a dar sólo por tener un blog? Awesome!

    – La persona que de verdad pudiese hacer todas esos encargos con una nota de sobresaliente debería ser presidente del gobierno (o del mundo) y arreglar el tinglao que tenemos ahora.

  5. Txarko Says:

    Yo te esuché sufrir este juego cual dolorosa almorrana ruidosa desde la soledad humeante de mi habitación. Gensanta… Tío, espero que estés mejor “de esto”.
    Ardo en deseos de leer lo que les pasa a estas dos zorr… a estas dos simpáticas socias de la YMCA en New York.
    Suerte Sticks.
    (Mañana sí, definitivamente, me tendréis de vuelta, coincidiendo con el 20-N, para que me aguantéis vosotros y no la santa de mi madre…)

  6. Pandaman Says:

    Mirando solo el titulo de la caratula, cualquiera diria que es un videojuego sobre dos actrices porno oxigenadas y mirando directamente la caratula se despeja cualquier duda.

  7. Brakend Says:

    Pero que pedazo de mier…miércoles, eso, ayer fue miércoles. En serio Randy, empiezo a pensar que tienes modo antibalas, como Koopa. ¿Estás seguro de que ese cartucho no es radiactivo o algo asi?

  8. Spike Says:

    Ostras, hacía que no me reía tanto desde los legendarios artículos sobre los Detectives Internet y los juegos de barbie y hannah montana (creo q era de hannah, aunk ahora mismo no lo tengo tan claro xD) Da gusto ver que vuelves a actualizar, sigue así!

  9. Repelux Says:

    Ya entiendo por qué el hámster nunca sale en Alfie… ¡Lo tenías tú, grafitero porrero del demonio! Me ha gustado el análisis en profundidad este. Casi me ha hecho sentir tan furioso como si lo hubiera jugado yo.

  10. Draug Says:

    Me encanta cómo vas cambiando de profesión: de ordenamaletas a compositor y luego director y más tarde a limpiar carteles. ¡Abajo las jerarquías, trabajos buenos y malos para todos! Total, si al final te cambiarán el nombre y no podrás volver al tuyo…

    Preveo que Nueva York, Londres y Tokyo estarán llenos de minijuegos.

  11. Roberto Says:

    Fantásbuloso…al final del juego no te lo agradecen dejándote poner en medio de ellas cuando hacen el trenecito ése o algo?

    Sí, ya sé qué dan pena, pero bueno, algo que sacabas.

    Ahora me dirán sexista o pederasta, según.

    Y para terminar de cubrirme de gloria, ¿y a mi que los gráficos no me parecen demasiado feos teniendo en cuenta la mierda de juego que es?

  12. Rune Says:

    Vale, un post cojonudo. Te devuelvo a la carpeta favoritos.

    ¿De donde sacas estos juegos?

  13. nEsTaH Says:

    Si! Si!! Dios Si!! Por fin! xDD
    Pero es tarde ya.. me lo leere mañana durante la clase de historia o algo por el estilo (H)

  14. randy Says:

    Buenas, Sticks al habla.

    Este juego no le habría conocido de no ser por el programa Game Over (podéis escuchar el audio en un link muy bonito puesto por ahí), y no sé si agradecérselo o retorcer el pescuezo a Koopa de la que vaya a Barcelona a verles al estudio (si me dejan entrar, vaya).

    Y de dónde me los saco… Hombre, lamento decir que, aunque le busqué (lo juro), no sé en qué tienda puede estar, ha desaparecido de la faz de la tierra, así que no tuve más remedio que -¡gasp!- meterlo en mi SuperCard. ¡Pero eso es una historia para la segunda parte del análisis, que se presenta calentita!

  15. paco Says:

    ¿Quién quiere Rockband o Guitar Hero pudiendo sentir el espectáculo por delante y por detrás con Aly y AJ? Sobre todo por detrás. Que por cierto, vaya crack la discográfica que pone de ayudante personal de las cantantes al primer fan que se encuentran en la puerta.

    Eso sí, hay que reconocerle una cosa a los creadores del juego: han logrado que las caricaturas sean hasta monas teniendo en cuenta la “materia prima” de las chavalas. Agh.

    PD: 56 intentos. Tienes mucha paciencia o te gusta que te azoten.

  16. Mos Says:

    Ser el batería de un grupo con nombre de escupitajo sí que es lo más bajo. Al menos el batería de Blur, el grupo con nombre de eructo, se sentirá en el cielo de la percusión.
    Se echaba de menos un articulo, o sea que mil gracias por tu sacrificio!!

  17. Squash Says:

    De verdad he leído que hay todavía una segunda parte del análisis? Oh, Sticks, cuanto se sacrifica usted por sus lectores!

    A la espera de que las jóvenes fans del rock cristiano inunden esta entrada de comentarios al igual que cierto artículo de Hannah Montana.

    Gran actualización, ha merecido la pena aguantar todo este tiempo.

  18. Diegoabuelo Says:

    Me encanta la política de contratación del productor, el primer fan que pilla ya es el hombre para todo y para Ali y AJ hombre para todo significa literalmente hombre para todo, que solo te queda hacerles la colada y hacerles de chulo unos años después.

    Y dios que pecho tiene Sticks, yo habría renunciado a la apuesta a los 2 segundos, aunque tuviera que dar mi hígado por ello

  19. Encon Says:

    Solo puedo decir: AJ
    En serio, hacer estos juegos deberia estar castigado con pene de muerte

  20. Lord Urko Says:

    Hey, es un artículo con ese aire añejo, esas referencias a los Simpson y Nintendo, esos omnipresentes “por qué” (ni que lo supiéramos nosotros), esa mala baba destilando que no es más que fruto de llegar a desesperarse… ¡Hey, es un artículo del mejor Randy!

  21. Malleys Says:

    Esto me ha recordado por qué adoro tanto tus análisis, Sticks.
    Y aún quedan Nueva York, Londres y Tokio! miedo me da que sean exactamente los mismos minijuegos y que al perder tengas que empezar desde Hollywood!
    Y AJ es el personaje más odioso de la historia, joder.

    P.D: impagables los comentarios del vídeo. Lean, lean…

  22. Axl Says:

    Y pensar que en los ochenta, los abanderados del rock cristiano eran los Stryper (con su épico “To Hell With The Devil”)… que bajo caen los valores en apenas un par de decadas. Snif.

  23. Koopa Says:

    AWESOME!

    Es Vd. un genio, maese Randy. Y encima, ¡un HOMBRE DE PALABRA!

  24. xemirra Says:

    Emmm…. Randy majo…

    El futuro de un juego-mierda de la DS es acabar vendiendo dos copias contadas en el cutrefour de cualquier ciudad española de segunda…

    A menos que hagas un chorra-post sobre él. Es decir, que un juego por el que nisiquiera echaria una mirada de asco y desaprovación en circunstancias normales en cualquier otro contexto, se va a convertir en mi prioridad de descarga en esta semana que entra. Y lo peor, es que no voy a desesperarme con sus funciones nulas, su aspecto de mierda ni su inexistente diversión, si no que encima voy a partirme el culo recorriendo cada uno de sus estúpidos menús y haciendo lo que sea que haga este juego, mientras recuerdo tu post.

    Es decir, partir me he partido, pero… ¿tu post no promueve un resultado contraproducente para todos los despojos que entramos aqui periódicamente, incluso cuando no actualizas? Pregunto…

  25. randy Says:

    Xemirra, va a disfrutar el juego, ya verá XD Sobre todo esa fabulosa música que escuchará en sus peores pesadillas reemplazando a aparecer en pelotas por clase.

    Por cierto, los que anden por aquí, que sepan que hoy Hardita y yo cumplimos nuestro segundo año de noviazgo, así que ya saben: ¡A felicitar tocan! ¡Vamos, hop, hop, hop!

  26. paco Says:

    ¡Felicidades!

  27. Mos Says:

    Hurra!

  28. calamardo Says:

    siempre nos quedará ZAPATERO

  29. Malleys Says:

    ¡viva y bravo!

  30. Tioserio Says:

    – Escuchar el reto que le hicieron los de Game Over en el metro: cinco minutos.
    – Mirar el Google reader y ver que usted lo había cumplido: cinco minutos.
    – Buscar en el Spotify a las señoras Aly & AJ (Están con toda su discografia): Dos minutos.
    – Leerme el artículo mientras escucho “Acoustic Hearts of Winters”: No tiene precio.

    Esperando la segunda parte entonces, señor Sticks. Oh, ¡y felicidades y tal!

  31. Locolin Says:

    Felicidades mister Sticks y que sean mas (o no)

  32. elisabeth Says:

    felicidades.

    en cuanto al juego,¿pero todabia hay mas?,la leche ….

  33. Repelux Says:

    ¡Congrats, que sean muchos más y mejores!

  34. Kyotchi Says:

    GOTY!

  35. nEsTaH Says:

    Dios vieron los comments del video? :S:S Voto por un masivo ataque de los discipulos de Randy y inundar el video de comentarios decentes… madre mia xD

  36. Lance Says:

    Que buen blog Sr.Randy,y este juego es perfecto si quieres pasar unas vacaciones en el sanatorio mental,¿Como lo resiste?.
    Bueno cuando termine con ese puede seguir con este que sospecho tiene mismos resultados http://cineyvideo.files.wordpress.com/2009/11/jonas_keyart_lo.jpg.

  37. Laurielle Says:

    Gracias por el inmenso poder que me ha dado sobre los portadores de cromosomas Y, mr. Randy. ¿A que no hay cojones de hacer un comentario amplio y extenso sobre Transformers 2 y Megan Fox pintando del revés en la moto?

    …dicho esto, oiga, la DS por la ventana, los herejes incinerados, la Aly y la AJ rapadas al cero y trabajando de limpiadoras de cárcel femenina en Kenia y el pintalabios de restaurar opciones (en serio, ¿qué?) chafado en la acera es casi, casi, lo más benévolo que se me ocurre para exorcizar este mal.

  38. Laurielle Says:

    Ah, y posterior lectura comentarial: ¡grandes felicidades!

    Hardita, dígaselo: no hay huevos de analizar Transformers 2. No los hay.

    • randy Says:

      Tampoco era TAN mala. Vale, sí, pero de momento tengo cuatro o cinco pelis para próximos FE. Y no, una de ellas no es Dragonball evolution. Ni Transformers 2. Aunque Megan Fox da ASCO. Mucho ASCO.

      • Gon Says:

        Las OVAS japonesas de las Tortugas Ninja deberían ser su FE definitivo.

      • Laurielle Says:

        Es por la cara que pone en todo momento y en todo lugar. Me la imagino yendo a comprar Termalgines con esa cara.

        Y Transformers 2 tenía robots gigantes en hermoso segundo plano mientras el director se esforzaba por filmar Indiana Jones, Salvad al soldado Ryan, American Pie, Misión Imposible y Star Wars, todo en uno. No es que fuera una peli variada: juro que me pareció estar viendo un patchwork de diferentes cosas, como si no pudieran aclararse sobre de qué querían hacerla.

  39. Runemaster Says:

    “Aly chupa el micro de manera descarada (esta vez sí) como diciendo “Ay, como lo hagamos bien, la que te espera” (que, para qué negarlo, siempre es mejor que un simple “gracias”)” Juro que me he caído al suelo de la risa cuando lo he leído xDDDDD. Este articulo pasa a la categoría de los míticos del blog.

  40. yonkykong Says:

    Genial como siempre randy pero esta vez me he aburrido un poco

  41. jangod39 Says:

    Señor Randy:
    me da un grandisimo gusto que mi primer comentario en este blog suyo sea para decirle: “!Felicidades!”

    Sí, con todo y la falta de ortografía

    P.d: Felicidades por su aniversario, por supuesto; el articulo esta genial, pero si empiezo a felicitarlo por eso tendré que hacerlo en todos los posts.

  42. Alarcón Says:

    Y yo que pensaba que peor que las gemelas Olsen no había nada. Gracias por demostrarme que me equivocaba.

  43. randy Says:

    Bueno, solo decir que en el salón del cómic de Getxo de hoy he conocido a Lord Urko y es muy majetón y muy buen mozo. ¡Hasta nos hemos hecho una foto! También ha comprobado de mi extrema timidez y del no saber responder a situaciones fortuitas. Soy un gañán social, amigos.

  44. RAM Says:

    Excelsior Randy!! Lo confieso, un dia tonto, aburrido de hastio, viendo esa portada con esas dos con pintas de W…(que esta visto q nanai de los nanai) …admirable que hayas llegado aguantando tantas “interesantes” fases (viendo en nulo sentido creo q dure probandolo 2 min?? por favor, la DS esta para jugar a juegos interesante, no para hacer sumas o el canelo!!)…

    Por cierto, el juego EXISTE, en un hipermercado cercano lo tienen…a 6 euros , la cosa no da para más (originalmente bastante MAS) asi que atestiguo que esta en el mercado…eso si, miedo me da su cantidad de ventas (supongo q similar a “imagina ser una rubia” o algo asi…)

  45. Garatuxo Says:

    …es la primera vez que comento y lo hago en un artículo sobre el juego de, uhm, Aly y AJ… que tristeza me embarga.
    En fin, habrá que buscar ese juego: promete diversión!

  46. Maximux Payer Casino Says:

    Pues fijate que Aly me suena de alguna pelicula para adultos….

  47. truccokt Says:

    jajaja, muy bueno Randy!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: