Archive for 13 enero 2009

Reinterpretando los clásicos: Indiana Jones y el chisme interdimensional (1) [por Bob]

enero 13, 2009

[Me encanta poner por aquí cosas de mi buen amigo Bob por la controversia que causan. A unos les encanta, otros lo aborrecen. Yo soy de los primeros, ¡así que a aguantarse toca, amigos! Hoy, Bob nos empezará a contar esa película que tan bien definieron en South park como “una violación”: Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal. Aun estoy en terapia intentando olvidarla…]

Cuando el que esto suscribe no era más que un tierno prepúber de los 90, pasaba las horas muertas viendo Power Rangers y el Alta Tensión de Constantino Romero (no como los jovenes de ahora, que pasan esas mismas horas violando, apedreando y haciendo maldades diversas a su dignidad. ¡Gracias, programación televisiva!). En esa misma época, tuve la oportunidad de trabar amistad ninguna con una de las personas que no ha marcado en ningún aspecto mi vida posterior. Y es que nada más entrar en clase con paso firme, el nuevo profesor de Historia se giró hacia los que habían de ser sus alumnos los próximos nueve meses y, sin cortarse un pelo, dijo “Me llamo Iñaki y soy arqueólogo”, esperando la célebre pausa de efecto para soltar el casi obligado para todo hijo moderno de la arqueología “como Indiana Jones”.

Es bien sabido que los profesores y alumnos menos populares reciben una ingente cantidad de seudónimos a cada cual menos ingenioso, que van desde el inofensivo “cuatro ojos” hasta el irreproducible “**************”. Así pues, nuestro nuevo amigo Iñaki bien podría haberse labrado una fama en esa clase de nada adorables jovenzuelos como “Indiaki”, en un ingenioso juego de palabras neomoderno de esos. La idea no cuajó, pero el nombre sigue teniendo gancho.Usted, oh avezado lector, se está preguntando ahora mismo a santo de qué viene esta pequeña introducción. No se alarme, pues ésta tiene un sentido indirecto en el conjunto de esta exposición, más allá de alcanzar el número mínimo de palabras por artículo.

vlcsnap-68980
Joder con la demencia senil. Ya no me acuerdo de si estas cosas se atan a la cintura o a la cabeza

A la hora de hablar sobre el nuevo y empeorado Indiana Jones, no puedo quitar de mi mente al viejo Indiaki. Al igual que éste, el personaje creado por Lucas y visualizado por Spielberg lo convierte todo en una caricatura hecha a destiempo y sin gracia alguna. No se engañe, querido lector, no hablamos de Indiana Jones… ya no. El héroe que nos encandiló partió hacia el horizonte con sus compañeros de aventuras y nunca volvió. El Dr. Jones del siglo XX (o de los años 50, como ustedes gusten) no es más que una horrible víctima de los nuevos ultracuerpos, como también lo ha sido Maxwell Smart. Como sucedía en las magistrales obras de Siegel y Kaufman y en los mediocres trabajos de Ferrara y quién quiera que estuviera detrás de la de Nicole Kidman, nos enfrentamos a un producto muerto que corrompe su propia naturaleza y se adapta como puede a los nuevos tiempos. Repito. No se engañen, amigos, porque no existe por ningún lado ese supuesto afán de no modernizar la saga del que tanto se ha hablado por fuentes oficiales, quizás en un intento de convencerse de algo que no tiene sentido. Pero esta pedantería está elevando mi nivel de alcohol en sangre y será mejor entrar en materia antes de que sufra un coma etílico.

(more…)

Monográfico cómic erótico (2): El culto – Lost girls

enero 12, 2009

En la industria del cómic hay personas a las que no puedes toserles en la espalda sin ser tachado de infame. Personas como Stan Lee (estará viejuno, estará chalado, pero sigue teniendo más carisma que cualquier Bendis de hoy en día), Jack Kirby o Frank Miller (atrévete a decir que lo único sobresaliente que ha hecho es Dark knight y que desde hace una década ha perdido el rumbo… o más bien lo ha cogido directo hacia la demencia senil. Atrévete, venga) son intocables. Sus cómics se llevan el calificativo de “obra maestra” por el mundo entero casi sin necesidad de haberse leído el cómic en sí. ¿Qué importa? ¡Seguro que lo es! ¿Para qué molestarse en comprobarlo? Estoy seguro de que el veinte por cien de las personas que adoran a Miller no se han leído con detenimiento DK2 (que, para los neófitos, no es la adaptación a cómic de Donkey Kong, aunque cualquier día Miller nos sorprende de nuevo “reinventándose a sí mismo”). Pero, de entre todos los intocables, hay uno al que su carácter de “artista” hace que no podamos mirarle si no es con gafas de sol gracias a su aura de magnificencia. Es un hombre que se acerca a ti y, solo con rozarte, sientes su genialidad. Todo lo que toca lo transforma en oro puro. Es un genio. Es un artista contemporáneo. Tiene barba y parece que acaba de salir del vertedero más cercano, pero todo lo que escribe o dibuja se transforma en una obra maestra al instante. Es, por supuesto, ¡¡Alan Moore!! (sonido de truenos y relámpagos). Moore ha escrito dos obras maestras como dos soles (V de Vendetta y Watchmen) y, supongo que por eso, nadie se ha atrevido aun a decir que La broma asesina es una aventura de Batman más, que La liga de los caballeros extraordinarios, si estuviera firmada por Loeb hubiera sido defenestrada por todo quisqui y que Tom Strong y Top ten son dos de las obras más mediocres que hay en las librerías hoy en día. Moore, consciente de que su aura de artista torturado le iba a durar poco tiempo y que pronto la gente iba a pedir otro nuevo Watchmen, hizo lo que cualquier persona famosa en decadencia hace cuando quiere llamar la atención: Pasarse al porno. Pero no mostrando su lúbrica herramienta de hacer pipí, cual Dinio –más que nada porque si Moore tiene así la barba, imagínense lo de abajo del ombligo-, sino escribiendo la bonita historia de unos personajes de cuento que se han lanzado al lado chungo de la vida. O sea, como si La liga de los hombres extraordinarios fuera La liga de las mujeres calentorras. ¿Que cómo es un cómic erótico escrito por un “artista excéntrico”? ¿Se preguntan cómo son los cómics que consiguen dieces alrededor del mundo y son tildados de Imprescindibles en los blogs de cómics? Bienvenidos a Lost girls. Cojan su pipa, aparten su libro de Jodorowsky y prepárense a disfrutar con las aventuras sexuales de Dorothy, Wendy y Alice. O, dicho de otra manera, Moore se apunta a la regla 34 y Melinda Gebbie, su mujer (cof cof enchufada cof cof) se dedica a hacer los dibujos más mal que bien.

Oh, qué profundidad. Qué maravilla, qué imagen tan sugerente. ¿Cómo? ¿Que parece una imagen cualquiera del porno de Tele 7? ¡Incultos! ¿Es que no os dáis cuenta de que este es sólo el preludio a una OBRA MAESTRA y no una portada chunga del Kiss Comix de turno? Vamos a aprender a diferenciarlos: El primer paso para saber si una imagen como esta pertenece a un cómic porno normal o a un cómic de calidad irrefutable que usa el sexo como metáfora de la libertad es mirar las caras de las chicas. ¿Están disfrutando? ¿Tienen cara de salidorras con la lengua fuera o parece que están viendo el programa de Ana Rosa? Si estás leyendo la primera opción, eres un salido deprimente, pero si estás leyendo la segunda… poco importa que en la viñeta haya lesbianismo y consoladores de oro: Eres un tío serio que lee cómics interesantes. El segundo paso es mirar el fondo. ¿Es blanco o hay extraños símbolos colocados para hacerse los interesantes y distraer del foco de la imagen? Ya sabéis: Eh, mirad, aquí hay tres tías montándoselo, pero fijaos en el estampado de detrás. ¿No es bello? El tercer y último paso es la edad de las participantes: ¿Apenas pasan los 18 años o son viejunas pero con la piel tersa? Siendo lo primero, sois unos pederastas. Siendo lo segundo no sois unos gerontófilos, sino personas que saben lo que quieren: Calidad en los cómics. Cof, cof. Bien, ahora que tenemos claro que esta es la portadilla que introduce un cómic de calidad absoluta, total e irrefutable, empecemos con la historia. Promete ser apasionante.

(more…)

¡¡El presidente nerd!!: Noticias y metash

enero 9, 2009

¿Qué tienen en común un presidente nerd, una saga explotada y la industria del porno? Sí, vale, que una saga explotada de la industria del porno sería muy apreciada por algún presidente nerd, ¡¡pero también que forman parte de las noticias de esta semana!! ¡¡Las habrán leído en más sitios, pero no han ido a despertar a su novia para que vea nevar en Madrid!!

OBAMA, EL PRESIDENTE MOLÓN

Obama es un tío guay. Es uno de estos personajes públicos, como Will Smith o Nacho Vigalondo, con los que te irías a tomar una Coca-cola al bar (sí, Coca-cola, ya saben de mi aversión a la cerveza y mi fanatismo por decir la verdad: La cerveza está asquerosa. La Coca-cola, bien rica) mientras habláis de vuestras cosas. Bien, Obama ha sido noticia esta semana por dos de sus nuevos actos oficiales. ¿La declaración en la que anunció que la crisis era más grave de lo que parecía? ¿La rueda de prensa en la que se quejó de una cosa económica que ya nadie recuerda? ¡Claro que no! ¡Estamos hablando de los regalos de Papá Noel que mister Barack le trajo a sus hijos y de una gran sorpresa! ¿Que por qué los regalos de Papá Noel son noticia y a quién le importan un carajo? Hombre, básicamente porque a los periódicos sólo les falta informarnos de las veces que Obama va al baño y qué tal anda de fibra intestinal. Y, por lo visto, es algo que nos interesa a todos. La cosa es que Barack, después de decir durante la campaña electoral perlas como “nuestros hijos deberían jugar menos a videojuegos y empezar a educarse más” (o similar, ¿tengo pinta de analista político?), finalmente ha sucumbido al imperio Nintendo y la Wii ha caído en casa de la familia. Sus dos hijos, Malia y Sasha (¿no es el nombre más gracioso que habéis oído esta semana?) juegan felices y, por lo que cuentan, se ha llegado a ver al presidente electo jugando al WiiSports en calzoncillos y con una sonrisa de eterno agradecimiento a Nintendo en sus labios. Esto último es una recreación artística, pero uno no puede explicarse como, tras una campaña contra los videojuegos, de pronto la Wii irrumpe en la Casa Blanca (que, por cierto, ya puestos, les podría haber regalado a sus zagales la PlayStation 3, la Xbox 360, la DS y hasta la Super Nintendo si le hubiera apetecido, más que nada para que los chavales puedan jugar a algo de verdad cuando se aburran de los minijuegos y de los Marios, Zelda y Smash de turno). ¿Estará realmente Nintendo marcando el cambio? ¿Creerá Obama que la crisis se salvará tirando conchas rojas a los inversores? Ojalá, oigan. Sería la mar de divertido.

Esto que veis aquí arriba son un par de viñetas del número 583 de Amazing Spider-man. Sí, ya sabéis, nuestro amigo y vecino el trepamuros lanzaredes con-novia-supermodelo-pero-ya-no-porque-es-idiota. Para saber el origen de esta viñeta hay que remontarse, de nuevo, a la campaña electoral (¡cuántas cosas ha dado de sí! ¡qué majete parecía Obama entonces! ¡qué majete, no lo neguemos, sigue pareciendo ahora, y qué rabia nos da a todos que un tipo así nos caiga bien!), cuando Barack reconoció que era fan de las aventuras de nuestro arácnido favorito. El Señor Marvel, siempre atento a las peticiones de sus fans –y muy especialmente si estos son presidentes de EEUU y siempre tienen un par de milloncejos para repartir entre quienes les caigan bien-, ha decidido “juntar a estas dos figuras públicas” (¿Spiderman es una figura pública?) en un cómic que tiene pinta de ser aun más mediocre que la media de Un Nuevo Día (y si no sabéis lo que es, ¡repasad las antiguas noticias! ¡Nos hemos cagado en él mil veces!). Sobre el argumento, ni maldita idea. Sólo se sabe que Spidey ayudará a Obama a librarse de Camaleón. ¿En serio, chicos? ¿No teníais otro villano mejor en la cartera? El doctor Octopus, el Duende verde, Lagarto, Hombre de arena, Misterio, Veneno, Juggernaut, el puñetero Rino… ¿por qué teníais que tirar de Camaleón? Presumiblemente, supongo, Camaleón se transmutará en Obama y Spiderman resolverá el asunto. Obama chocará los puños con Spiderman (¿darse la mano? ¿Es que hemos olvidado que es un presidente del siglo XXI y juega a la Wii?) e intentarán que nos olvidemos de que no hace ni un año que el señor Marvel dejó huérfano al Universo Marvel. MJ, siempre te querremos. Snif.

(more…)

El Rincón Literario presenta… High school musical: Poesía en movimiento (y 4)

enero 8, 2009

Este artículo es original de Cine Online, pero los que no lo leyeron allí tienen la oportunidad de recuperar aquí el ¡fabuloso! final de saga.

En episodios anteriores de High school musical: Poesía en movimiento… Zakefron y sus amigos tienen que hacer un poema para un concurso, pero no les llega la inspiración (básicamente por tener el cerebro de una bellota). La Chica desnuda encuentra unas rimas de su amado en las que habla con amor de una tal Ariel, que ya se ve de lejos que no es una chica ni nada parecido. Sharpay y la Chica de gafitas se alían para hacer un poema que fascine a todo el mundo. Y, con la tontería (el equipo de baloncesto ensayando una poesía conjunta, la Chica desnuda odiando a Zakefron, Sharpay y la chica componiendo), empieza el concurso. ¡Chan!

El día ha llegado. Todos están preparados y más que listos para recitar sus fabulosas obras maestras, dejando que los versos fluyan en el ambiente. La mayoría de los chicos hablaban sobre los temas comunes de los poemas. ¿Amor, decís? ¿Lucha contra el sistema? Ay, pero qué poco sabéis de poesía. “Mascotas, paisajes, arcoiris, un gorrión gorjeando y cosas por el estilo” son los temas en los que se ha basado la poesía a lo largo de los años. Becquer y Machado tienen enormes libros dedicados exclusivamente a gorriones gorjeando. Y no me hagáis hablar de la fabulosa “Arcoiris, oh, arcoiris” de Miguel Hernández, que me entra llorera y todo. Comienza Taylor, la chica que les ayudó durante todo el tiempo, recitando un poema titulado Aquí está la tormenta de hielo. Debido a su enorme calidad, el libro no es capaz de reproducirlo, pero sí de captar su esencia.

El poema contenía una larga serie de metáforas complicadas, algunas sobre la geometría de los copos de nieve y otras sobre la “grávida masa” de carámbanos que se formaba durante la gélida noche.
Taylor estaba evocando imágenes interesantes

Interesantísimas, vamos. La de metáforas que se pueden sacar hablando sobre la geometría de los copos de nieves (son, uh, redondos, y… ¿redondos?) y la grávida masa de carámbanos. Se ve que en América por las noches se crean carámbanos gigantescos y en el resto del mundo una simple escarcha. En fin, todos aplauden a Aquí está la tormenta de hielo y llega la hora de la Chica desnuda, que se dedica a insultar a Zakefron con su poema Sinceridad. Toma ya. Empieza fuerte, la muchacha. Os podéis imaginar el poema en cuestión: Que si eres un cabronazo, maldito hijo de puta, etcétera. Pero a lo High School musical, claro. “Es una sombra la traición que empaña la pureza” y chorradas por el estilo. Gabriella empieza a llorar (es lo que tiene ser una cursi, que lloras por pamemadas como esta) y el público queda en silencio debido a lo impresionante del poema (o a que se han dormido, una de dos). Después, todos aplauden en la típica escena peliculera. Y llegamos a los dos últimos poemas, amigos, escritos en forma de renga (o sea, un poema en el que participa más de un autor. High school musical enseña, High school musical entretiene). Las primeras serán la adorable chica de gafitas y la idiota malosa de Sharpay. Este es un poema digno de ser analizado. Por favor, señores. Papel y boli. Esto no lo olvidaran tan facilmente.

Sharpay dio una patada al aire y dijo con voz atronadora:
Los zapatos me fascinan
los hay de muchos estilos
botas altas, bailarinas,
¡de charol y cocodrilo!
Luego se oyó la vocecita de Kelsi:
Con mis botas bien calzadas
no siento los elementos
lluvia, nieve, granizada,
piso sin más miramientos
Sharpay hizo unos cuantos pasos de baile y cantó con voz suave:
Punta, tacón, vuelta y paso
sobre tarima o parqué
bailo siempre sin descanso
salsa, jazz, tango y claqué.
Kelsi volvió a hablar:
Con mis suelas resistentes
voy con paso militar;
parques, calles, plazas, puentes,
están hechas para andar.
Las chicas continuaron alternando estrofas hasta llegar a la última.
Nuestros pies siempre nos llevan/donde debemos estar-recitó Sharpay
Ellos siguen tu destino/déjalos siempre guiar-concluyó Kelsi.

(more…)

Monográfico blogs: Los 15 tipos (I)

enero 7, 2009

Antaño, tener un blog era una cosa destinada sólo a dos grupos sociales: Los frikis, que encontraban por fin un lugar donde contar sus chorradas sin que nadie les interrumpiera, y las niñatas de quince años con extraños e intrincados cuadrángulos amorosos, que dejaban atrás los diarios íntimos de papel y candado para contar sus intimidades al mundo mundial. En el fondo, su propósito es el mismo que el del sesenta por ciento de blogs de la blogosfera: Que sepamos que ellas follan y nosotros no –porque, sinceramente, si folláramos, ¿íbamos a estar leyendo el relato de una quinceañera?-. Con el tiempo, la cosa de los blogs fue evolucionando y tomando forma. Algunas empresas intentaron lucrarse con la tontería de “Hazte un blog” (hay una en particular que te hace pagar quince euros al mes por hospedar tu blog. ¡Quince euros! ¡Señores, que hoy en día te hospeda el blog gratis hasta la web de tu instituto!), los medios empezaron a darle más importancia (si vuelvo a escuchar la frase “Internet ha dado libertad de información gracias a los blogs”, juro que quemo la televisión en plan aquelarre) y, finalmente, tuvo blog hasta tu vecina del sexto, que contaba cómo se le habían chafado los huevos por estar mirando los comentarios. Ay, esto de Internet, qué cosas tiene. Con el tiempo, el fenómeno blog fue bajando, fue haciéndose menos importante y, hoy por hoy, la blogosfera es como Rapture, la ciudad de Bioshock: Todo el mundo muerto menos un par de zombies que vagan sin saber muy bien cuál es su rumbo o qué hacen en este lugar. ¿Qué tenían los blogs antes que no tienen ahora? ¿Han perdido atractivo? Porque sigue siendo un medio ideal para expresarse. ¿Es que han sido los videoblogs los que van a empezar a partir la pana, hasta que todos nosotros tengamos también uno? En fin. La blogosfera –o la nueva blogosfera- es un lugar donde nunca jamás puede uno decir lo que piensa. Más que nada porque todo lo que digas se puede volver en tu contra. Tranquilito, con pies de plomo, sin decir que ese videoblog te parece un peñazo, se lo tienen creído y no entiendes por qué lo alaba todo el mundo (¡a ver si adivinan! ¡Hay dos para elegir!) o que ese blog de humor tan famoso te parece soso y sin humor (¡este sí que es difícil!). Por eso hoy, cual Wally Week con menor nivel de escritura, de humor, de ironía y de todo, empezamos el monográfico blog esperando no pegarnos una hostia de esas que antes salían en Videos de primera y ahora en el Telediario como “Noticia de sociedad”. Y para empezar, los 15 tipos de blogs básicos. ¡Hay que estar muy aburrido para hacer algo así!

1-Politiqueo chungo: Más abundante de lo que parece en la blogosfera, el autor se ha creído a pies juntillas eso de que los blogs dan voz a todo el mundo y no le importa que su contador de visitas no llegue a diez despistados diarios. Él seguirá contando sus tonterías a un mundo que, seguro, está esperando para leer sus fabulosas entradas “El PSOE, culpable de la guerra de Irak”, “Zapatero, ¡huelga general!” o “Izquierda Unida, qué risa”. El autor ha escogido su lado en esta guerra y punto. Ni te molestes en intentar rebatir sus ideas (que son de un nivel similar a “esto es así porque lo digo yo y punto”). Déjale que viva en su mundo de gominola donde hay políticos buenos. Con el tiempo, estos blogs van degenerando más y más hasta que, tras una entrada con frases dignas de Loquendo a lo “putos rojos, hijos de puta” o, en su defecto, “nazis represores, chupadme lo chupable”, desaparecen de la red para siempre. Nunca se sabrá si el autor tocó fondo, le mataron por revelar La Verdad (“¡El PSOE estaba detrás del 11-S!”) o, simplemente, la madre del blogger le castigó sin Internet durante dos semanas y se le pasó la tontería. ¿O es que creíais que alguien de más de doce años puede escribir tal sarta de estupideces?

¿Qué importa que sea verdad? ¡Tiene gancho!

(more…)

El padre de Hannah Montana SABE [por Paco]

enero 6, 2009

[Cada vez estoy más seguro: Si hubo un artículo que marcó un antes y un después en este blog fue el de Hannah Montana DS, las hilarantes contestaciones del padre y, en general, toda su putrefacción. Muchos quizá se hayan olvidado de dónde empezó el movimiento ZAPATERO, pero nuestro gran comentarista Paco no. Y, vive dios, me descojoné vivo cuando leí esta tira. Disfrutadla como es debido. ¡No somos dignos! ¡No somos dignos!

(more…)

Monográfico cómic erótico (1): El manga – 40ºC

enero 5, 2009

Hay cosas inservibles en este planeta, objetos que no podemos concebir sin preguntarnos “No, en serio, ¿quién demonios inventó esto y cuál es su excusa?”: El Laser Disc, los cómics en DVD, los bocatas de Nocilla ya preparados (¡y que salen por un buen pico, tú!)… Y, de entre todos ellos, lo que más sobresale es el erotismo. Sí, el erotismo, esa especie de punto medio entre la vida normal y la pornografía pura y dura que no contenta a nadie. Vale, me sé todas las excusas de los defensores, copadas por “No, es que es mucho más sugerente” (sinceramente: Si vamos a ver a una muchacha gimiendo durante 15 minutos, por lo menos me gustaría ver lo que está haciendo y no imaginarlo. No hay nada más aburrido que una pareja haciendo como que folla pero notándoseles que se les escapa la risilla tonta. Ay, Mariano, qué bien lo haces, ji ji ji), “Al menos hay historia, no como en el cine porno” (todos sabemos que los consumidores de porno están deseosos de buenas historias) y “es más para chicas” (ignoro la razón por la cual las chicas gozan más viendo a alguien gemir durante 15 minutos sin que sepa ni el cómo ni el por qué, pero si ellas lo dicen…), pero ya es hora de que se diga claramente: El cine erótico es una mierda. Es peor incluso que el porno. Me explico: El porno, ya lo he dicho más veces, te interesa justo hasta que empiezas a tener la edad legal para verlo. En cuanto cumples 18 y puedes navegar por Internet a tus anchas, tu interés por ver sexo grabado se diluye (ah, ¿cómo? ¿que puedo hacer lo que he estado haciendo los últimos cinco años? ¿en serio? Pues fíjate que ahora no me apetece). Inténtale ahora colar una película erótica a un chaval de 14 años. Eh, mira, chico, es mucho más sugerente, y tienes una historia la mar de interesante (por lo general: Un ama de casa se aburre en su casa y se imagina encuentros sexuales de los que nunca vemos absolutamente nada explícito. ¡Apasionante! ¡Póngame cuatro!). A ver qué te contesta, viendo a la muchachada de hoy en día. De gilipollas para arriba. Curiosamente, si lo que le ofreces al chaval no es una película sino un cómic, la respuesta no será la misma. De hecho, probablemente haga lo que todo el mundo: Mirarlo por encima, decir “¿Pero a alguien de verdad le excitan estos muñequitos?” y llevárselo a casa para “reírse de él”. En serio, gente: No cuela. Dejad de buscaros excusas. A los quince años es normal que os hagáis de todo con Yura y Makoto, no pasa nada. Y a los treinta… ¡Bueno, alguna excusa tendréis a los treinta! Con todo, los cómics eróticos son una ponzoña peor aun que el cine. Durante las próximas semanas, analizaremos cuatro estilos muy diferenciados entre sí: El manga, el de calidad, el mal hecho y el español (con esa picaresca que nos hace únicos). No me miren así. Una venganza como esta hay que tomársela lentamente y disfrutándola. Muere, cómic erótico. Muere.

Ojo, estamos hablando de cómic erótico japonés, así que ya se me pueden ir olvidando del hentai y de colegialas con lágrimas en los ojos y sudor hasta en la uña meñique del pie izquierdo. Estamos hablando de cómics “a lo Mayu Shinjo”. Para quien no conozca a la simpática autora, es la creadora de argumentos tan novedosos como “una chica virgen conoce al diablo y al final se desvirga”, “una chica virgen compone letras eróticas porque es virgen, al final se desvirga y alargamos la trama trece tomos más dios sabe cómo” o “Una futura cantante pop es virgen y tiene que desvirgarse para triunfar”. ¿Alguien nota un trauma infantil? Lo peor no es que la Shinjo siga publicando con premeditación y alevosía, sino que su estilo, hoy por hoy, arrasa en las tiendas de Japón y entre las muchachas vírgenes (si algún día véis a alguien de más de veinte años comprando algo del estilo, ¡es vuestra oportunidad, muchachos! ¡Nunca hubo una señal más obvia de una chica desesperada!). Hoy traemos una historia corta surgida después de un atracón de la Shinjo (no hay otra explicación posible): 40ºC, incluída en la recopilación de Iori Shigano Himitsu H na Naishobanashi. Me acabo de librar de un ataque otaku poniendo cosas en japonés que bien podrían significar “Los occidentales son los únicos que picarán con esta mierda de cómic”. No sería extraño.

(more…)

¡Ya no hay vuelta atrás!

enero 4, 2009

No voy a negar que estoy nervioso. Sería absurdo hacerlo, porque me tiemblan hasta las uñas de los pies. Y es que, después de casi tres meses sin publicar una palabra (bueno, sí, en Cine Online), mañana El blog de Randy volverá a abrir sus puertas. O sus IPs, si lo de las puertas no les gusta como metáfora. De momento con el 2.0 como subtítulo, aunque apreciarán algún pequeño y sutil cambio para mostrar la nueva etapa. Algo que pegue a la vista, pero que no cambie el blog. O sea, que después de pensar mucho en un cambio radical, mi cabeza no dio para más que para anunciar un nuevo concurso de cabeceras para el post 275, dentro de unas semanas. ¡Dibujantes, cojan sus lápices, están avisados! Para que mañana empecemos con buen pie y no tengamos que explicar las cosas con una mueca de seriedad en la cara (que está muy feo eso en un blog de supuesta risa), vamos con las cinco cosas que deben saber sobre El blog de Randy 3.0. Para que no les pille a ninguno de ustedes de sorpresa, más que nada, y podamos empezar el lunes con las tontunas habituales sin ir a la cárcel ni pasar por la casilla de salida.

1) ¡Randy, sin motivo aparente, tiene una vida! ¡Un alquiler que pagar! ¡Un trabajo que buscar! ¡Admiren el intento de madurez de un tipo que sigue comiendo palomitas mientras ve reality shows americanos y sigue acojonado por un episodio de Los mundos de Yupi! Así, por cuestión de tiempo, lo de actualizar todos los días se ha terminado. ¡Ooooh! ¡La desolación! A cambio de un par de días sin actualizar, se llevan ustedes artículos repasados y mejorados de –espero- una calidad menos variable que antes (que iba desde lo horroroso hasta lo menos malo de manera vertiginosa). Las actualizaciones fijas –salvo sorpresa- serán los lunes, miércoles y viernes. Los cómics seguirán siendo una sección fija de los lunes y los miércoles y viernes iremos alternando videojuegos, el rincón literario, monográficos y demás. Dejamos de lado las noticias y tetash, qué le vamos a hacer. Son un clásico, pero habrá que evolucionar.

mi-primera-vez

¿Me creen si les digo que no es lo que parece? A esta agradable muchachuela la conocerán mañana.

(more…)