Random walk: Vomitando corazones y confetti sin parar (2)

Yuka es una adolescente ligera de cascos que se tira todo lo que pilla porque su padre se  lo recomienda para ser una mujer 10. Esto es todo lo que necesitáis saber si no leisteis la primera parte para entender la segunda. Sí, ¿qué esperabais? ¿Las crónicas de Dragonlance?

Yuka recuerda que su padre, de pequeña, ya le comía la cabeza con lo de ser una mujer diez. Que si no temas al desamor, que si líate con todos los que puedas sin miedo a romper… Vamos, las típicas cosas que un padre le dice a su hija de ocho años: No veas la tele con la luz apagada, no juegues al GTA, fóllate a todos los tipos que puedas, come mucha fruta. Plátanos, a poder ser. Ju. Pero el recuerdo es un simple recuerdo y, hoy por hoy, Yuka está deprimida por la falta de novio. En las clases particulares con HB, éste le consuela y, para premiarle por el intento, Yuka pone cara de conejito. Si estoy reseñando esto, podéis haceros una idea de cuán interesante es el cómic en sí.

De vuelta al instituto, Yuka nos presenta a Saori, una chica a  la que quiere parecerse porque es “guapa, simpática y hace unas fotos de flores preciosas”. Ya sabéis, los tres axiomas de la feminidad: Belleza, buen trato y capacidad para poner la obturación y el zoom en la posición correcta. Saori regala una cámara a la pavisosa de Yuka y se marcha, como buen recurso argumental forzado que es –por ahora-. Así, mientras Yuka hace fotos a una mariquita, aparece de la nada Sephirot, aquel chico que le miraba al final del episodio anterior. Se ponen a hablar, sueltan cuatro frases bobas y, claro, no podía pasar otra cosa.

Chico que habla con ella, chico del que se queda prendada. Dios santo, alguien debería ponerle una barrera de contención o una campana que la aísle del resto de la humanidad, que cualquier día aparece el panadero y termina saltándole al cuello (“¡Qué chico tan guapo! ¡Y además me ha hablado! ¡Voy a besarle! ¡Es mi tipo total!”). En fin, tras una charla tipicorra con mamá Yoko (no me miréis así, yo no he puesto el nombre), ésta le propone a Yuka aparecer de modelo en la revista Cool teen, sección Cool mate. Que alguien mate a alguien, por favor. Sin pensárselo dos veces, Yuka dice que claro, por qué no ganar una pasta a costa de enseñar su cuerpo, y corre a fotografiarse. Además, para ella probablemente sea muy sencillo entender las indicaciones del director. Ejem.

Venga, abre las piernas, culo en pompa y espera a que lleguemos. Vamos, Yuka, que mamá Yoko dice que estas cosas las controlas. Ay, el mundo de las modelos. Siempre tan descontextualizable. En fin, de pronto aparece en el set Sephirot, que es modelo en sus ratos libres. Tócate los pies, justo lo que Yuka necesitaba: Un modelo. Sephirot, que sabe que se la tiene medio ganada, empieza a piropearle cosa mala, y le besa sin pedirle opinión (no sé si se están dando cuenta, pero estoy intentando arreglar mi problema con el laísmo). ¡Chan! ¡Chan! ¡Besos sorpresa! La cosa es que Sephirot, por lo que dicen en el instituto, está saliendo con Saori, el recurso argumental de la cámara de fotos. Al ir a pedirle explicaciones, no se puede decir que la defensa de Sephirot sea muy fuerte precisamente, no.

“Me gustas, ¿sabes? No puedo remediarlo”. Hala, y ya está. Será muy guapo, pero el pobrecico es gilipollas perdido. Yuka pasa de él olímpicamente (entre otras cosas, porque no quiere robarle el novio a su amiga, lo que es hasta loable viniendo de una meretriz como ella) hasta que él vuelve a aparecer en su vida y le hace de modelo para la clase de fotografía. Por supuesto, poco a poco se va enamorando de él, y, como dice Zorra, Yuka no sabe decir que no a un tío. Además, descubre que Sephirot lleva cinco años saliendo con su novia. Una cosa lleva a la otra, y al final Yuka termina medio declarándose. Ya sabéis como es esto del amor: Aparece un garrulo con novia, le sacas unas fotos, se entromete en tu vida y te declaras. Sigh. Total, que después de días intentando no verle, el chico la presiona y pasa lo que tiene que pasar.

Ni lo siento ni leches. Que mucha fuerza de voluntad tampoco tienes, maja. Si decides dejar de ver a alguien, le dejas de ver y listos. Vas a donde él y le dices “Si quieres estar conmigo, primero rompe con tu novia”. Yuka no. Yuka prefiere liarse con él y después preguntar si eso. Así es la gente en Japón, supongo. Bueno, y cada vez más en las discotecas de toda España, para qué vamos a negarlo. No contentos con besarse, la cita continuó dando paseos cogiditos de la mano y en lo alto de un edificio. ¡Oh! ¡El amor! Obviamente, después de UNA cita y aun sabiendo que él tiene novia, Yuka se enamora (alguien debería definir esta palabra de una vez por todas y que se dejara de usar tan alegremente, en serio) y ahora se lo tiene que contar a Saori… si no fuera porque Sephirot no quiere saber nada del tema (obviamente, por otro lado: ¿Aun no os habéis dado cuenta de qué pie cojea el muchacho guaperas de turno? ¿No os fijasteis en lo malo que parecía al final del tomo 1?). Tras las mentiras típicas del libro Cómo ser un capullo con novia, engañarla y que nadie se entere en 10 fáciles lecciones (“Me he enamorado de ti de verdad”, “A ella la quiero como a una hermana”, “No quiero hacerle daño”, etcétera), Sephirot promete tratar a Yuka como a una princesa (operaciones de nariz incluídas, se supone). Yuka habla del tema con sus amigotas y, finalmente, llega a una conclusión. Una conclusión a-co-jo-nan-te. Prepárense para flipar con un personaje que creíamos que no podía caer más bajo.

Creo que “…” es lo que mejor define a Yuka ahora mismo. O sea, ves que un chico está usándote, que es un sinvergüenza, que no hay por donde cogerle y que hay miles de chicos amables ahí fuera para ti y lo que hace es… ¿convertirte en la segunda de a bordo? Sinceramente, pena no me ofrece mucha la muchacha. Tras sufrir bajones y subidones anímicos durante todo el día, Yuka finalmente consulta a su padre y a HB. El padre, como siempre, es digno de ser llevado a la policía como corruptor de menores (“Ese chico es un golfo…Pero esto también te irá bien. ¡De todo se aprende en la vida!”) mientras que su hermano por fin dice lo que todos nosotros pensamos. “Si un chico te hace eso y todavía te gusta, es que eres tonta”. Pero tonta de nivel gilipollas extrema, vaya. Yuka, en un acto de repetitividad extrema (maldita sea, por favor, que ocurra algo más) le vuelve a pedir a Sephirot que deje a su novia. Y otra vez la misma respuesta típica. Chicas del mundo, ¿en serio no os dais cuenta que cuando un tipejo así os dice “A ti te quiero, ya sabes que quiero estar contigo” es una estratagema para llevaros a la cama y si te he visto no me he acuerdo? ¿En SERIO? Sigh.

En fin, llega el cumpleaños de él y Yuka termina por dejarle después de la pamemada del momento (te mando un SMS, dejas de estar con tu novia, vienes, te sonrío y te digo que te dejo. Ay, qué encanto de chica, oye. Qué poco perturbada) y todo vuelve a la normalidad. HB se congratula de lo sucedido y Yuka mejora su rendimiento escolar (sin pasarse: El número 97 de 258 tampoco es para tirar cohetes) a la vez que pide perdón a Saori. Por dios, qué poco previsible es todo. Si no os importa, voy a poner el piloto automático y que escriba el resto de la reseña. Más que nada porque cualquier máquina programada con cuatro argumentos diferentes podría escribir algo más innovador y sorprendente que Random walk. Chico con novia sale con chica, chica le deja y novia ya lo sabía todo desde el principio. Qué bonito, qué hermoso, qué idiotez y qué repetitivo. Pero ya sabéis como es la vida de una adolescente hoy en día. Apenas te has repuesto de un tipo…

Aparece otro cuarenta veces más guapo dispuesto a salir contigo. Y ya sabéis la debilidad que tiene Yuka por los chicos que, en fin, respiran y articulan palabras con sentido. Así que descubrimos que ya salió con él en el instituto, él le pide volver a salir y, así de pronto, cortamos brutalmente a la chica que nunca ha tenido novio marchándose de farra con Yuka para ir a un concierto del grupo del chico que las acompaña a ratos y forma parte de la pandilla dios sabe por qué. En la sala de conciertos, la chica virgen y Yuka se piden un zumo (y, de esta manera, la realidad se despide tímidamente de Random walk) y empieza el concierto. Sale el primer grupo a la venta y, sin importar por qué, la virgen se enamora del batería de uno de los grupos. Él le regala una camiseta del grupo y ella decide volver a verle, aunque no sabe cómo. ¿Que a qué viene esta subhistoria que nos aleja de la apasionante trama de Yuka y su ex novio del instituto? Sólo Wataru Yoshizumi lo sabe. Dadle las gracias a ella por alejarnos de ese espanto.

Las vacaciones terminan –sí, porque por lo visto estaban de vacaciones, ¿vale?- y llega la hora de volver al instituto. Y resulta que su nuevo tutor de historia es, oh sorpresa de sorpresas, el batería del grupo aquel. Maratón de casualidades, oigan. Aunque el chico le saca unos diez años a la virgen, finalmente ella se enamora. Vamos, igual que Meiko en Marmalade boy. A esto se le llama innovación en la obra de un autor, coño. Eso sí, no se puede decir que tenga mucha confianza en sí misma, no. Así no llegamos a ningún lado.

Le gustan guapas, entonces no tengo ninguna posibilidad. Y no creáis que sus amiguitas van a decirla que no, tía, molas, que eres superguapa que te cagas. Simplemente le informan de que está libre y le animan. Qué hijas de puta. Como eres lista, agradable y pareces una persona normal, no puedes ser guapa. Así es el karma y el mundo del shojo chungo. Y después de que la virgen profundice un poco más con el profesor (Yuka ya se habría liado con él veinte veces, por lo menos), volvemos a la historia de Yuka. A ver si nos vamos a creer ahora que vamos a contar lo que le pasa a alguien interesante. De pronto, aparece un personaje nuevo e intrigante. La profesora particular con la que el tío que ha aparecido ahora de la nada le puso los cuernos a Yuka y que ahora está pensando en salir con el profesor batería (otra vez, por lo que parece). Festival de casualidades, ya os digo.

Y aquí termina el tomo 2 de Random walk. Yuka no da abasto entre Sephirot, el chico nuevo, la profesora calentorra, la amiga virgen enamorada del profesor batería y demás subtramas sin importancia alguna. ¡Preparaos para el tomo 3, porque vienen curvas! ¡El final de la saga! ¡El amor final de Yuka! ¡Sexo! ¡Drogas! ¡Rock and roll!

Y mañana, el final de Zipi y Zape. Con Hulk, Sherlock Holmes y más canciones horripilantes. Sí. Con Hulk.

Anuncios

28 comentarios to “Random walk: Vomitando corazones y confetti sin parar (2)”

  1. georgepaintfully Says:

    La culpa de todo la tiene Yoko…

    Ehm

    La culpa la tienen los padres que las visten como…

    Nah que esto es un truño, no tiene defensa

  2. Crow XIII Says:

    OMG!! XDDD
    Por eso prefiero el seinen antes que cualquier otro genero…XD
    Pero esque joder, esto ya no cabe ni en “shojo facilon” (el de toda al vida de “chica conoce a chico, se lian y viven felices para siempre” )
    En fin, que se le va hacer, la originalidad hoy por hoy es un mito urbano XD
    Ala, hasta otra!

  3. merylspider Says:

    Dios que alguien me arranque los ojos….

  4. Momar Says:

    Lo que yo no entiendo es por qué después de haberte leído el primer tomo eres capaz de seguir con el segundo… Es más, ¿por qué seguiste leyendo después de las primeras diez páginas? ¿Masoquismo? ¿Culpabilidad? ¿Una pistola en la nuca?

  5. Ganbon Says:

    Yuka es un poco fresca, ¿no? E imbecil a la par. Es la típica chica que acaba siendo popular, sobre todo entre los tios…

  6. Draug Says:

    Cielo santo, ¿pero es que la Yoshizumi es en verdad una máquina que copia los guiones de Marmalade Boy, cambia un par de detalles y lo vende como algo nuevo? Entre la Yuka que se enamora de cualquier ser viviente, la amiga que se enamora de alguien que le saca AÑOS y todo eso, sólo faltaba que su padre se casara con la madre del que será su futuro novio. Sigh…

    Lo de que la chica virgen es guapa o no… ¿cómo sabremos si es guapa si la Yoshizumi dibuja prácticamente a todas las chicas con la misma cara? xD

    Y menos mal que esto termina la semana que viene. Al igual que el suplicio de Zipi y Zape terminará mañana.

  7. Yaoiera Says:

    coje una cuchara mery, rollo M. Manson!
    arg, esto es demasiado ñoño hasta para mí… pero el padre me sigue molando xD cuando mi hermana vuelva del insti se lo enseño, que se vició al artículo éste…( es que se siente muy identificada con Yuka jajajaja)
    jor… pensaba ke el sephy daría a más

  8. katakraos Says:

    mejor que alguien le arranque las manos a la autora…

    creo que es más justo…

  9. paco Says:

    Qué bien, ya queda menos para este manga de película porno sin escenas de sexo.

    – Después de ver la cara de Snoopy y la de Sakura quiero saber cómo es la cara de conejito. Si es que la tía esta es la heredera bastarda perdida de Julio Sabala.
    – “Sabe hacer fotos de flores” ¡Dios mío! ¡Saori tiene la vida resuelta!
    – ¿Yuka le habla sobre chicos y la mamá Yoko le recomienda salir posando en una revista para adolescentes? Joder, es peor que el padre.
    – Hasta la zorra de su amiga dice que es una guarra. Supongo que será por si alguien lo dudaba todavía.
    – Yuka es el segundo plato y al padre le parece bien. En el tercer tomo la venderá a un proxeneta, supongo.
    – ¿Estaban de vacaciones? Pero si estaban en el instituto con el uniforme de instituto. Desde luego Japón es una cultura diferente.
    – ¿Es cosa mía o la virgen parece un chico? Eso no habla bien de la autora.
    – ¿Qué significa HB? En la primera parte le llamabas Hermanastro Guaperas.

  10. Storywriter Says:

    “En la sala de conciertos, la chica virgen y Yuka se piden un zumo (y, de esta manera, la realidad se despide tímidamente de Random walk)”

    Me he reído un buen rato solo con esto XD

    Geniales los artículos referentes a Random Walk, me encanta cuando destripas lo que odio (risa malévola) ¡Un aplauso para Randy!

  11. Miguel Says:

    No me enterado de nada en esta gigantesca trama de subtramas!!! mi cabeza va a explotar!! esto si que es un guión intrigante!

  12. merylspider Says:

    Tranquilo Miguel, creo que todos estamos igual de confusos

  13. El pornógrafo Says:

    Los hermanos lapiedra deberían ponerse manos a la obra con la versión cinematográfica.
    Saludos

  14. Roa Says:

    Hija hablandole al padre: He oido que cuando no puede quedar conmigo porque tiene que quedarse tarde a trabajar, se pasa las noches en clubs de striptis.

    Padre: Hija, si quieres ser una mujer modelo debes perseguir el amor allá donde esté… hazte striper!

    Hija: Gracias papi.

  15. Lord Urko Says:

    ¡Queríamos tetash! Oficiales o de doujin… Es que si no, no hay nada que lo salve…

  16. merylspider Says:

    Disculpe Lord, pero yo creo que a esto no hay ni tetash que lo salven..

  17. Repelux Says:

    Ok, creo que al final he logrado vomitar corazones y confeti con la segunda parte.
    “Ponte aquí, ábrete de piernas, mira hacia allí”. Estoy seguro que he leído esta frase en otro manga sobre una chica facilona que tenía un padre que daba malos consejos. ¿Hen tai? ¿Eso qué es lo que es?

  18. Evo Says:

    ¿Cuándo destripamos algún tomo hentai?, los guiones son mejores que los de las películas porno… me parece.

  19. Lord Urko Says:

    Oh vamos, Meryl… Unas tetash decentes salvan incluso los artículos malos de Randy. Cualquier manga, cualquier serie, cualquier página de internet… Unas tetash ensanchecen incluso a la más pequeña expresión del ser humano. Excepto “Física o química”.

  20. *Alex* Says:

    Me he perdido en las subtramas del final del capítulo. Random Walk es demasiado complejo.

    – El padre sigue en su línea de explotador de menores. Empiezo a temer por HB.

    – ¡Queremos ver la cara de conejito! ¿Cómo no va a triunfar Yuka de modelo? Es idiota y sabe hacer caras divertidas! Ésta Yoko sí que sabe

    – ¡Intentaré ser la segunda con dignidad!………WTF?!?!

    – Sephirot tiene una mirada malvada. Lo he notado porque es el único chico (aparte del padre) que no tiene ojos redondos.

    – La chica virgen no tiene autoestima por eso no tiene novio (creo que hay mil razones mejores que la autoestima para explicar su soltería. Por ejemplo que es lo bastante inteligente como para no tirarse a cualquiera)

    – Saori es la única víctima de esta historia (cuando se harte del capullo del Sephirot, se deprima y se suicide llevaremos fotos de flores a su tumba)

  21. Ch@RLieRiCh@RD aka Slowpoke comentarista Says:

    Estoooooooooooooooooooo… Qué mierdas es esto?¿? De verdad, no puede estar más traído por los pelos y tener menos sentido. Todo es muy confuso! Joer, los personajes que aparecen de manera tan abrupta sólo para liar la vida de la moza esta son demasiado! Y bueno, sólo añadir que:

    – El sephirot es poco espabilao… Te quiero, pero no dejo a mi novia, que con ella estoy bien y de ti sólo quiero tu flor…

    – Ya en el insti (que viene a ser la ESO en Japón), Yuka ya tenía novio. Novio que le dejó por su profesora particular. No comments…

    – Esta serie es tan veraz (llega la ironía, atent@s!) como Física o Química: alumnado que se enrolla con profes, profes que se lían con otros profes y polígonos amorosos diversos por doquier…

    Y bueno, el resto está todo dicho, sobre todo lo del proxenetismo del padre…

  22. srhurtado Says:

    “Intentaré ser la segunda con dignidad”
    ———-

    Como asociación de-lo-que-sea lea ese manga se lia parda.

  23. Yaoiera Says:

    jajaja ke no esta malo el artículo, es ke si algo no da a más no se pueden hacer milagros xD mi sister espera con ansias el final
    A mí realmente lo que me confunde son esas poses tan serias de los personajes, que parece hasta que se cachondeen de tí:
    ò_Ó “yuka” ** con esa aura blanca rollo a lo santo, como si se hubiese detenío el tiempo o esperase que le hagan una foto, intentando poner cara de… interesante?**

    xDDDDDDD a ver? tiene narices ¿como se puede hacer el interesante cuando te dibujan los ojos como bolas del árbol de navidad ?

    “oh, es que es super wapo, mi tipo total”

    WAPO? Yuya, vete a un hentai y verás los tíos wapos que hay… (iba a decir yaoi, pero a no ser que Yuka guerde sorpesita ahí abajo… a mí no me importaría, pero luego no podría cumplir la promesa de ser una mujer 10, como su Oh todo y poderoso padre molón tanto desea …

  24. Paradox Says:

    Tras llevar una semana de lurhker (o como se escriba) me estreno esta temporada con un artículo de shojo, al igual que empecé a postear en este blog. Maratón de casualidades xD Por cierto, señor Randy, qué fuerte ha empezado “usté” :)

    Este manga en Japón debe ser el equivalente a revistas como “Super Pop” o “Loka Magazine” en España. Bueno, qué digo… en España, Yuka sería “Jessie cani” o una pija ninfómana. Y porque me he hecho con el manga de “Marmalade Boy” (curioso: detesto el anime pero no me desagrada el manga) para comparar con otras obras de la autora, que si no, escribía cosas feas sobre ella. Así que me desahogaré con los personajes, hala xD

    El padre de la protagonista debe de ser un cabrón con carisma para casarse dos veces. Por lo menos Ross (de Friends, por si había alguna duda…) era majete y educaba medianamente bien a sus retoños. Pero es que este tipo y el padre de Hannah Montana acabarán de candidatos al premio de “Gilipollas de la semana” a este paso xD

    Y HB es un PUTO santo, coño. Tanta canonización en el pasado y no han tenido en cuenta al muchacho. Tsk. Qué injusto es el mundo incluso en el manga, hostias. Los polígonos

    Y pronto, el final de Zipi y Zape. ¡Randy nos contará el final de este adefesio cinematográfico a todos aquellos que no nos atrevimos a siquiera verlo en las cadenas autonómicas, a pesar de que los repiten hasta la náusea! ¡Celebración, celebración!

  25. Laelar Says:

    Ahora como este truñaco sea un reflejo de la juventud japonesa….
    Por que vamos, la imagen que dan cara al exterior, guiandose por esto, muy buena no es, desde luego.vale que esto es un culebron version comic (referencia obligada a marmalade boy, again) pero de algun sitio tiene que venir. o eso, o el autor/a esta muy, muy pasada de vueltas y vive en un mundo de algodon de azucar y gominolas…que a saber que llevaran las gominolas, que eso podria ser una explicacion plausible.

    resumiendo, otro manga mas del que huire como la peste cuando lo vea en una estanteria.gracias randy, por cuidar de mis retinas y de mi bolsillo, que con la puñetera crisis no esta la cosa para andar tirando el dinero.

  26. Laurielle Says:

    O.o Yo acabo de descubrir que tengo un escudo bloqueante anti-shojo. O algo significativamente similar. Porque hace eones me prestaron ese cómic y juro por lo más sagrado que no recuerdo que pasaran tantas cosas…para mí, ese cómic era un triángulo amoroso solo y triste.

    Lo que aprende una. Resulta que es un purgante multipolígono cuatridimensional amoroso solo y patético. Yu-pi.

    Y el padre no tiene precio. No lo tiene, en serio.

  27. Laurielle Says:

    PD: ¡Yo me sé el final! ¡Y puedo reventároslo en cualquier momento!

    ¡¡El asesino es el mayordomo!!

    …Un momento, que me he empanado.

  28. folisshucko Says:

    esta chica, en mi pueblo se llama zorra por ignorancia, que le dices que si *ejem* te hace *ejem* una……. ma-ma-daaa se le quita el catarro.

    diox randy, por tu salud mental, no sigas con estos truños de papel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: