Archive for 13 junio 2008

¿Adictos al sexo o a los videojuegos?: ¡¡Noticias, post 200 y tetash!!

junio 13, 2008

¿Qué tienen en común la adicción al sexo, mi último trabajo remunerado y Futurama? Vale, que en mi último trabajo remunerado no podía desarrollar mi (sanísima) adicción al sexo mientras veía Futurama, ¡¡pero también que forman parte de las noticias de esta semana!! ¡¡Las habrán leído en otros sitios, pero seguro que no ganarán 800 euros gracias a la declaración de la Renta!!

ENTRE LAS PIERNAS

¡Hola, soy el doctor Jerald Block! Quizá me recuerden de otros estúpidos estudios sobre videojuegos como “Los hombres se convierten en chimpancés al jugar” o “Los juegos de matar gustan más que los de curar heridas”. Lo dudo, porque no tuve nada que ver con ellos, pero era para que se hicieran una idea del interés que ha tenido mi estudio currado, eficiente y con resultados apasionantes. Yo lo llamo “Follar está mejor visto que jugar a videojuegos”, y espero grandes premios por la gran conmoción que causará en la sociedad en general. Devuelvo la conexión a Randy.  Gracias, hombre. Pues sí, amigos, el mundo ha dado una vuelta de campana por culpa del notición que Block nos ha soltado esta semana: La adicción al sexo está mejor vista por la sociedad que la adicción a los videojuegos. No. ¿En serio? Increíble. Nunca hubiera dicho que el machote guaperas que se tira a cinco cada noche está mejor visto que el jugador arquetípico de WoW, con sus ciento cincuenta kilos y una hamburguesa a su lado. Block asegura que la gente (esa que no son ni tú, astuto lector, ni yo) ve el porno como algo que todos vemos de vez en cuando (¿quién, yo? A mi no me miren, eh. Ejem), pero los videojuegos como algo propio de críos (cuando, añade, no lo son. Más que nada porque el tal Block es especialista en terapia para adictos a los videojuegos y sabe de lo que habla). Lo que el señor Bloque no ha tenido en cuenta es que ambas aficiones pueden ir de la mano. De hecho, si cambiamos “adicción al sexo” por “adicción al porno” ya encaja mejor en el perfil de un adicto a los videojuegos (y cuando digo adicto, digo adicto, no un tipo que juega cinco horas al día). ¿Cómo son vistos los adictos a ambas cosas? ¿Como tipos infantiles y además pajilleros? ¿Como escoria de la humanidad? ¿Como simples salidos geeks? Nasplicación quiero. Sobre todo a por qué la gente sigue diciendo que jugar es cosa de críos.

La madre de Jimmy se sorprendió mucho al ver que dejó el GTA para jugar con la Wii

(more…)

¿A quien no le gusta hacer exámenes?

junio 12, 2008

Junio es, al mismo tiempo, el mejor y el peor mes del año, especialmente cuando tienes veinte años. El sol en el cielo, la piscina a la vuelta de la esquina, las adolescentes en bikini deseando echar el lazo a alguien exactamente como tú (pero con menos pelos. O sea, otro tío), orgías y diversión en la calle, donde todo el mundo baila y practica la revolución sexual… O eso crees tú, encerrado en tu habitación estudiando las estupideces que olvidarás medio minuto después de acabar los exámenes de final de curso. ¡El blog de Randy, en su sección Meter el dedo en la llaga y removerlo para que haga pupita, desvelará hoy los secretos de esa máquina infernal que os acompañará hasta que acabéis el instituto, os licenciéis, hagáis una oposición o, simplemente, los hagáis por gusto (unos se fustigan con látigos, otros se queman los pezones con cera, otros hacen exámenes, allá cada cual con sus perversiones)!

La verdad, no os voy a mentir: Una vez entras en la etapa laboral (o, como en mi caso, parital, aunque no estoy seguro de que se diga así. Uh, no, Hardita no está dando a luz, tranquilos), los exámenes se echan de menos. Esos nervios conjuntos, esas ganas de asesinar al profesor con un machete oxidado, ese odio común hacia la típica listilla que no necesitaba repasar los apuntes a última hora… ay, los exámenes. Supongo que, como toda cosa nostálgica, los recuerdo mejor de lo que eran, porque en su tiempo los definí como “un instrumento de coacción realizado para que los estudiantes seamos aun más borregos”. Era un anarka muy chachi en mis buenos tiempos. Pese a todo, no puedo dejar de pensar en el cero que me puso el profesor del último examen de la carrera por dibujarme a mí mismo en divertidas posturas humorísticas explicando con humor los puntos álgidos del examen (nota para el futuro, amigos estudiantes: ¡Ser originales no da puntos extra! ¡Más bien quitan hasta caer en el cero!), en aquel profesor que me subió de un cinco a un siete y medio “porque tu chica tiene esa misma nota y así no discutís”, en… Ay. Los exámenes. Qué recuerdos. De pronto me siento viejo, coño. Con 24 años y viejuno. Snif. Todos sentiréis lo mismo el primer junio en el que estéis libres de exámenes. Si lo pasabais mal comiendoos la carcasa de los bolis (la causa de cáncer más habitual en el 2025), esperad a ver qué sentís cuando ninguno de vuestros amigos pueda quedar porque está estudiando Física termonuclear II: The revenge. Arrugas seguras e inmediatas, gente. Así que para volver a sentirme joven, vamos con los puntos básicos por los que todo manual de estudio debe pasar para ser políticamente correcto, empezando por cómo debe estar nuestra habitación, aparte de tan desordenada como siempre.

¿Los apuntes de biología? No sé, mira debajo del gato muerto.

(more…)

Monográfico foros (y 5): Conclusiones. Las 7 cosas que he aprendido en los foros

junio 11, 2008

Cuando uno lleva ya un mes escribiendo sobre algo, le coge cariño, oigan. Ahora entiendo a los guionistas de Los Serrano, que no quieren dejarla marchar aunque ya no la vea absolutamente nadie (¿Conocéis a alguien que aun la siga y no la dejara cuando se piró Fran Perea? ¿En serio? ¿Os importaría llevar al especimen al zoo y mostrarlo al público?). Lo reconozco: Me da penita abandonar el tema de los foros, pero mejor ahora que cuando tenga que hablar de “Tipos de firmas”, “Tipos de avatars”, “Parejas que se conocen por foro: ¿Cómo son? ¿Cómo se relacionan?” o, por qué no, “¿Y si ZAPATERO entrara en un foro? ¿Eh? ¿Eh?”. Si algún día escribo un libro sobre el tema (eh, sería trabajo) allí estarán. Así que este monográfico ha llegado al final de su existencia y de sus días, sin algo claro sobre lo que hacer conclusiones. ¿Son buenos estos antros de Satán? ¿Son malos? Pues, como dice todo aquel que quiere hacerse el interesante/gracioso (horrible binomio, por cierto), todo lo contrario. Vamos, que ni puta idea. Lo que está claro es que algo que comienza como una manera de perder el tiempo en nuestro tiempo libre termina muchas veces siendo todo lo que hacemos cuando nuestro tiempo libre, maldito él, no nos lo impide. Y es que hablar de peluquería canina y sus problemas con perfectos desconocidos es demasiado interesante como para hacer esa cosa… ¿Cómo era? Ah, sí, coñe. Salir a la calle. Hoy, para finalizar, hablaremos de las siete cosas básicas que he aprendido gracias a los foros. Gracias por robarme tanto tiempo de vida, objetos maquiavélicos.

1) Las frases tópicas tienen validez SIEMPRE. Aunque no tengan maldito sentido. Imagina que alguien está quejándose de que no se puede ir asesinando a gente a escopetazos por la calle. Que no hay derecho, coño, España es un país retrógrado, en EEUU dejan hacerlo desde hace años, etcétera. Si un ciudadano abnegado se dirige a comentarle que eso que dice es constitutivo de delito (ya ves, total, por un par de muertos más), hay dos posibilidades: O ese alguien se da cuenta de su propia psicopatía y calla o, mucho más probable, suelta la perla de turno. “Es mi opinión y tienes que respetarla”, añadiendo un “Así que cállate” muy respetuoso y con un talante que te rilas. Incluso si la frase se dijera en el Tribunal Supremo, los jueces no tendrían más remedio que liberar al tipo que exige respeto. ¡Es su opinión! ¡En su opinión, aquellos cientos de chinos debían morir quemados! ¿Quienes somos nosotros para quitarle el derecho a opinar? Así que en un foro supone la verdad absoluta. El primero que la diga, ha ganado sobre el resto de Internet. Además, gracias a los foros sabemos que, cuando uno tiene un grave problema amoroso, de trabajo, sexo, cuidado de ornitorrincos o lo que sea, “Háblalo con él/ella” lo soluciona todo de inmediato. ¿Tu pareja te ha puesto los cuernos con veinte alemanas y eso te molesta? Háblalo con él. ¿Tu jefe escupe en tu café y te clava hachas ensangrentadas en la cabeza? Hábalo con él. ¿Te sienta mal que tu novia se duerma mientras fornicais y murmure el nombre de su ex novio? Háblalo con ella. ¡¡La de soluciones a todos los problemas del mundo que saldrían de aquí!! Vamos, Bush, majete, a hablar con Bin Laden. Igual es simplemente que opina diferente a ti. Ah, por supuesto, al verle dile la frase estrella de cualquier hilo de fotos en cualquier foro del mundo en el que haya chicas de menos de 18 años. “K wapo eres!!”. Le conquistarás. Quién no quedaría enamorado gracias a la bella lírica de los foros. Oh.

“¡¡Respeta mi opinión de que los negros y los judíos deberían morir, puto facha!!”. Ah, Hitler. Sigue siendo humor. 

(more…)

Los argumentos del cine X: ¡Las escenas que nadie ve! (1)

junio 10, 2008

Si nos paramos a pensar alguna vez en el empleo más triste y desagradecido del mundo, lo primero que nos viene a la cabeza son los mineros, trabajando duro, llenando vagonetas de carbón y soportando a los amigotes cantándoles a Antonio Molina día sí, día también. Si fuera minero, ya habría acabado con todos los que entonaran Soy minero. No lo soy y estoy tentado de hacerlo… Otro de los empleos tristes es el del tío que monta bolis en casa en uno de esos trabajos “¡Hágalo-usted-mismo!”. Triste extra-plus, sobre todo cuando descubras que la mitad de las minas están reventadas de antemano y vas a tener que abonarlas de tu sueldo. ¡¡Ooooh!! El día que a Aranoa le de por explicar la triste realidad de los montadores de bolis en una de sus chorradas pseudoprotestonas, otro gallo les cantará. Igual hasta pueden cobrar la Seguridad social y todo. Pero no. Si hay un empleo desagradecido y triste de verdad es el de argumentista porno. No digo guionista, que al fin y al cabo se divertirá escribiendo con detalles las escenas de folleteo, sino el argumentista. El tipo que decide que Burdeles de Estambul trata sobre prostitutas de Estambul y no sobre jovencitas neoyorquinas. El currante cuyo trabajo nunca jamás ha visto nadie excepto el editor, que tiene que verlo por narices, y las actrices porno, que pondrán el video como archivo adjunto en su inscripción para el Actor’s Studio en el que, oh sorpresa, nunca las cogen. De hecho, entre mis amigos siempre ha habido dos tipos de porno: El bueno y el que tiene historia. ¿Por qué creen estos señores que a alguien puede interesarle la historia de Rosie, la niña perdida en el bosque que se encuentra con un hombre desnudo y de pronto siente la imperiosa necesidad de hacerle varias excitantes felaciones? Hoy, en este sacrosanto blog, vamos con el primero de unos cuantos homenajes (si la serie les gusta) a esos héroes anónimos, los genios tras las cámaras. Bienvenidos a un mito superior al de Nessie o el Yeti: El argumento de las películas porno. ¡Existe!

Sondeo vaginal para encuesta sexual, ¡y yo con estos pelos!

Lo reconozco: Si este artículo ha comenzado y ha salido a la luz ha sido por la necesidad imperiosa de enseñarle al mundo estos videos, probablemente la mejor pieza de bazofia que he podido ver en siglos. Y es que una cosa es el porno amateur (¿quién no ha soñado alguna vez con hacerlo? Uh, vale, bajen todos la mano, por favor) y otra es el porno amateur con historia creada por la parejita. Este segundo tipo de porno amateur se caracteriza porque las cintas se quedan en casa, en posesión de la pareja, para echarse unas risas de vez en cuando. Ji ji, mira, Maruja, te trabaste en el guión, ji ji. El gran problema es cuando, por alguna razón que no me explico, decides coger esa cinta y ponerla a la venta. Dicho y hecho, Alfredo Blada (que no Blanda, oh, hago magia con el humor) y su esposa Teresa Lida (supongo que no les importará que ponga sus nombres si han tenido las narices de poner a la venta ESTO) se pusieron en contacto con una productora de cine guarrete y en poco tiempo, la cinta que no debió salir de los abismos del infierno se puso a la venta junto a El profesor de francés, la alumna aplicada y las prácticas de mamada (que alguien regale un sillón de la RAE a estos tipos, por favor). Ahora, imaginaos que os compráis una porno, deseosos de lascivia, y lo primero que os encontráis es esto. Atención, señores. Historia y guión del mismísimo Alfredo Blada, por increíble que os parezca.

(more…)

Culos, motos y perros parlantes: Cuarentayseis (y 2)

junio 9, 2008

Quien estuviera aquí la semana pasada, recordará que Valentino Rossi, ese cómic andante, empezó a perder carreras por culpa de que una muchacha le robó su amuleto. Después, dicha muchacha fue secuestrada por una red mafiosa que intenta hacer lo propio con Rossi. Para ello, tienen un plan infalible: Intentar que la chica que destrozó sus frenos se le insinúe y enseñe culo. Por suerte, el perro de Rossi se lo impide de un mordisco. El perro habla. Y también hay un pollo con gafas llamado Osvaldo. Y…Y que si no os estáis enterando, os leais la entrada de la semana pasada, vaya.

Dejamos a Rossi buscando a su perro, ese al que el coito con desconocidas no le parece un negocio redondo, y para ello se mete en un desierto enorme (todo el mundo sabe que a los perros se pirran por la arena). De pronto, tras él aparece un corredor misterioso en color sepia con una moto tirando a viejuna. Empieza una competición entre los dos (que gana Valentino, claro está) y el corredor misterioso se quita el casco. Creeréis que no puede ser cierto, pero lo es.

¡Hey, Steve! ¡Nunca creí que aparecerías con una moto en medio de un desierto! Ya, Valentino, pedazo de cenutrio. Quizá tenga que ver con que está MUERTO. Y con que es el segundo muerto que ves en dos días, maldita sea. En otras culturas, eso se considera un síntoma de andar un poco mal de la chaveta. Iker Jiménez te dirá que no, pero necesitas un psicoanalista, muchacho. Me tengo que declarar fan de los halagos de Valentino. “¡Vas fuerte con ese viejo trasto!” no es lo que yo entiendo por decir cosas bonitas sobre alguien. Vaya, es como si me encuentro con alguien de cuarenta años y le suelto un “¡Pareces más joven con ese tinte de pelo, viejo de mierda!”, pero en versión Rossi, que mola más.

McQueen se sienta con Rossi y le explica lo que le gusta hacer en el desierto: Cazar alguna liebre, comer judías fritas y fumar algo… Vamos, lo que cualquiera de nosotros haría en medio de un desierto si estuviéramos muertos y tuviéramos una moto. ¿Quien no ha querido cazar liebres durante la vida eterna? Steve le comenta a Rossi que tanto el talismán como el perro están bien (¿Qué? ¿Vais a buscar coherencia ahora?) y que no se preocupe demasiado, porque es un guepardo. Venga, vale. Es la comparación menos útil que he visto en mucho tiempo, pero si Steve McQueen la dice, oye, será cierta. Supongo. Rossi ve pasar a la chica que le quitó el talismán amordazada en un camión, y cuando se da la vuelta… ¡¡Oh!! ¡¡McQueen se ha ido y en su lugar está el perro parlante!! Sin darle mayor importancia (muertos que van, muertos que vienen, perros que hablan: La dura vida de un corredor de élite), se monta en la moto y va en busca de la muchacha, sin esperarse lo que se va a encontrar allí.

(more…)

¡¡Lady Bullseye al ataque!!: Noticias y tetash

junio 6, 2008

¿Qué tienen en común un destroza-sagas, el señor Marvel y J. K. Rowling? Creo que esta vez no hace ni falta que os busque un paralelismo. No es difícil encontrarlo, no. ¡¡Pero además, que forman parte de las noticias de esta semana!! ¡¡Las habrán leído en otros sitios, pero no hacen pruebas de guión mientras buscan trabajo de cualquier cosa!! ¡Cualquier cosa, ¿me oyen?! ¡¡Cualquiera!!

¡DAME UN PAPEL QUE NO EXISTE!

Tengo la teoría de que a alguna gente, cuando llega a una edad avanzada, no hay que darle publicidad. Con el mayor de los respetos, pero ignorándoles cuando digan o hagan cosas impropias de la edad. A Ibáñez se le dan unas palmaditas en la espalda cuando presente a Mortadelo trajinándose a la princesa Sigrid, a Stan Lee se le sonríe cuando dice que quiere hacer manga… y a Christopher Lee, que ya empieza a tener una edad, tres tantas de lo mismo. Y no es porque sea mal actor, ni mucho menos: Lee es uno de los actores más grandes vivos, pero las cosas como son: Se le ha ido la cabeza un poquito. O puede que todo lo contrario, y que nos lleve a todos una mano de ventaja. La cosa es que el actor ha pedido a Guillermo del Toro el papel de Saruman en El hobbit, algo que estaría muy bien… si no fuera porque Saruman ni sale en El hobbit ni tiene ninguna razón para ello: Es un simple cuento en el que Bilbo Bolsón ayuda a unos enanos y de paso se encuentra un anillo, Saruman sólo podría salir para decir “Hola qué tal, nos vemos dentro de unos años”, guiñar un ojo al público y marcharse de nuevo. Cierto, me parecería la idea más innovadora y brutal en años, pero no termino de ver a los críticos convencidos con el concepto. Uno puede pensar “Bueno, igual es que Lee tiene ganas de trabajar con del Toro”, pero no, oigan. Nanay. Del Toro le propuso hacer un papel en la (por otra parte, prometedora) Hellboy 2, y el actor le ignoró vilmente. Según él, está seguro de que Del Toro sabrá poner a Saruman en la película. Vamos, que no es sólo que el señor esté encasillado: Es que encima le encanta. Como a Leslie Nielsen, vaya.

¡Impresionante! ¡Que manera de hilar los temas! Seguro que ahora habla de un batiburrillo de noticias sin conexión unas con otras. Oh, hola, soy Leslie Nielsen en pleno rodaje de Bebe como puedas, mi nueva obra maestra

(more…)

Monográfico foros (4): Los 15 tipos de foro II

junio 5, 2008

¡¡Y sigamos con la revolución de los foros!! ¡¡Quedan ocho por mirar y dar por terminado este monográfico a la espera de la conclusión de la semana que viene, asín que vamos allá!!

8-De descargas ilegales: Y cuando digo “ilegales” me refiero, obviamente, a legales. Guiño, guiño. Intercambio libre de ficheros. Guiño, guiño. Son los foros más visitados de Internet, por motivos obvios: Un pequeño grupo de héroes nacionales anónimos se dedican a subir las cosas que miles de personas nos bajaremos desde diferentes foros sin darles ni siquiera las gracias por el curro (¿qué? ¿que el curro real se lo han pegado los que han hecho esa serie/película/disco/videojuego/anime/porno? ¡¡Falacias!!), y, para quitarles protagonismo, copiaremos el mismo enlace en tantos otros cientos de foros. Los héroes nacionales anónimos lo agradecen mucho (sobre todo porque algunos copian los enlaces de otros héroes americanos anónimos). Estos foros son tratados de manera sigilosa en otros –principalmente, por personas que se creen graciosas-, como si en vez de un lugar con cien mil personas registradas fuera un local donde se reunen cuatro tipos en la resistencia contra la SGAE. Espero no volver a leer nunca cosas como “Creo que el último capítulo de Lost lo tienen unos VAGOS muy especiales… ji ji ji… ¿lo pillas? ¡¡VAGOS!!”, o, aun peor, “Puedes conseguir Mujeres desesperadas gracias a unos tíos que “no trabajan demasiado”, je je”. ¿Realmente hay necesidad de hacer una adivinanza en vez de dar el link directamente como haría alguien que no tuviera brotes psicóticos? Todo el mundo conoce Vagos.es. TODO el maldito mundo. A ver si dejamos ya de marear la perdiz.

9-Foro de una peña de amigotes: Mis foros favoritos, sin duda alguna. El lugar donde veinte personas que no han tocado un ordenador en su vida mas que para intentar ligar por chat y mandar e-mails en el curro se juntan en un foro para quedar, comentar las borracheras del sábado anterior, gastarse bromas privadas y enseñarse videos de Youtube que pasaron de moda cuatro años antes. Los mensajes más habituales en estos foros son “eeeeeeeeeee aaaaahiiii que cabron”, “Casi t comes a la rubia kbronazo” (o una referencia privada a algo que les pasó) o “Ajajajajaj estamos locos” (prueba absoluta de que no están locos y son tirando a mediocres), amen de bromas privadas que pueden funcionar en persona pero en un foro, sincera y simplemente… no. Si alguien con conocimientos de foros e Internet intenta enderezarles un poco, enseguida le tacharán de friki y volverán con sus tonterías sin mirar atrás o intentar comprender que, en Internet, hablar en mayúsculas significa gritar. Pronto habrá dos posibilidades: O las veces que queden de borrachera serán para recordar momentos grandes en el foro y empezará a formar parte imprescindible de sus vidas (y esto, sintiéndolo mucho por la sociedad actual, es tristemente real y comprobable), o en dos semanas nadie comentará absolutamente nada y quedará hundido en la miseria por el bien de la humanidad. Todos rezamos porque lo segundo ocurra una y otra vez con todos los foros de las peñas de amigotes, el equivalente foril a… las peñas de amigotes. El horror.

“Akí las fotos del sábado. Mira al Javi to mamao ajajajaj tamos locos o ke?”

(more…)

Monográfico foros (4): Los 15 tipos de foro I

junio 4, 2008

Seguro que durante la lectura de este monográfico, todos los que jamás os habíais metido en un foro ni por pura y dura curiosidad os habéis percatado de lo fascinante que es este mundillo (casi tanto como cualquier otro) y habéis proclamado en medio de la calle, puño en alto, “¡Sí! ¡Quiero saber de otros lugares! ¡Quiero enfrentarme a trolls y ser un estereotipo en medio de otros cien usuarios, pero creyéndome diferente a todos ellos! ¡Quiero copiar y pegar cosas de otros foros y plagiar vilmente! ¡Quiero ser un forero más!”. Bien, amigos, vuestras súplicas han sido escuchadas. Pero no vayamos tan rápido, primero tenéis que conocer en qué tipo de foros queréis meter vuestra pataza. ¿Queréis dar una buena primera impresión? ¡Entrad al foro de los mejillones cebra y haced como que sabéis del tema! Los cinco enterados empezarán a ponerse nerviosos por tener otro nuevo amiguito con quien discutir sobre ese apasionante mundo. Si eres mujer, doblemente nerviosos. Como dijeron en aquel famoso foro de Internet, “Hosti, una tía, rebajémonos”. Pero para no equivocaros en la elección del lugar que os va a acompañar hasta que os canséis de los usuarios, aquí tenéis una práctica guía con los 15 tipos de foro más comunes en España. Y en América. Y hasta en Australia, supongo. Bueno, igual en Australia no hay foros, que son raritos ellos.

1-General: El foro del off topic. Se puede identificar porque tiene nombres genéricos a lo “Debateland”, “Offtopicworld” o “Libertad foril” y un subtítulo que suele rezar “¡Habla de lo que quieras con tus amigos!” o una patochada similar. En mis tiempos, para hablar con mis amigos les llamaba por teléfono o salía a la calle, si entro en un foro es para hablar con perfectos desconocidos, pero bueno. ¡No hay reglas! Podéis hablar de deportes, de cine, de la evolución de la marsopa en celo, de vuestras “paranoias” (si alguna vez veis en un foro “paranoias” escrito entre comillas, ¡Huid! ¡huid! ¡Debe ser el lugar más aburrido de la historia!)… La libertad se hace la dueña del foro, los administradores se sientan a mirar cómo la gente se divierte y todo va de perlas hasta que alguien se da cuenta de una cosa: No hay gente que se pueda divertir. Más bien no hay nadie aparte de los cuatro amiguetes del administrador que postean cinco tonterías para que, cuando se le encuentren en persona, no tengan que darle excusas sobre por qué no postean. Pronto, el foro se va al garete para no volver a levantarse jamás, a pesar de los tristísimos intentos de captar a gente en los comentarios de la web del 20 minutos (“Si os lo queréis pasar guay, entrad a Debatelandia. ¡Qué divertido! ¡Qué bien nos lo pasamos en Debatelandia!”). Off topic a tope, chavalería.

“Foto de la última KDD de Debatelandia. ¡Mirad que bien me lo pasé! La próxima vez que venga alguien más, por favor. No me dejéis colgado otra vez”

(more…)

De polivisiones y cine gafapasta: La soledad (y 2)

junio 3, 2008

Recordaréis, los más valientes, que dejamos a Adela y a Miguelito montados en el bus que estaba al lado del que hacía pum sin muchas ganas, a lo petardo de feria. Y que, al mismo tiempo, otra tipa de cuyo nombre no quiero acordarme (porque no me da la gana, básicamente) resulta que tiene un tumor.

Mediante la fabulosa polivisión (que, por si alguien no se enteró la otra vez, consiste en mostrar dos situaciones simultaneas en dos lugares en los que no pase absolutamente nada. Como si grabas una rama y el tronco del mismo árbol y lo pones junto, vaya), descubrimos que Adela tiene estrés post-traumático y necesita descansar. Estrés post-traumático por la bombita esa. Nada, oye, esta vive en el País Vasco y le da a bypass por día (¡¡Wagh!! ¡¡Una pintada!! ¡¡Wagh!! ¡¡Un cajero!! ¡¡Wagh!! ¡¡Euskera!!). Mientras, en otro ejercicio polisémico sin precedentes, se nos muestra que la madre de la chica del tumor ha decidido vender la casa e irse a vivir con su novio, algo que a todo el mundo le repatea en el estómago un rato largo. Y, mientras todos tienen problemas, en el supermercado siguen con la trepidante acción que sólo podría compararse con un ataque bioquímico realizado por terroristas internacionales. ¡Atentos a las caras de pavor! ¡Preparaos para la emoción sin límites de La soledad!

Ahá. Wow. Impresionante. Sin duda, esta es una escena que nos aporta muchísimo a la trama. Sí, amigos. ¡¡Ha…pagado!! y después…¡¡ha entrado otro cliente!! ¡Quieto, corazón, quieto! ¡No te desbordes por el ímpetu que La soledad está causando en ti! La gente salía del cine comentando esta escena, con el sudor aun en la frente. Que sí, vale, que ya sé que no puedo esperarme una película de acción en título intimista español titulado así, pero joder, tampoco pasa nada por meter una secuencia con un mínimo de tensión o interés para el público en general, coño. Que dudo que ver a una cajera de la tercera edad pueda tener interés para alguien que no sea para sus nietos. O ni eso. En fin, Adela, que tiene el rostro un tanto demacrado, pide un crédito y entonces llega LA escena. La soledad ensalzada al máximo nivel. Os lo aventuré en la primera parte, pero no os hacéis una idea de lo que es hasta que lo veis. Con vosotros, la escena de la plancha…y ya nada volverá a ser lo mismo en vuestra vida.

(more…)

Culos, motos y perros parlantes: Cuarentayseis (1)

junio 2, 2008

Hay cosas que, de verdad, merecen una proposición de ley por la cual su visionado por parte de cualquier persona con dos dedos de frente estuviera penado con veinte latigazos. ¿Ana y los siete desde el primer episodio? ¡¡Veinte latigazos!! ¿Cualquier manga de Mayu Shinjo? ¡¡Veinte latigazos!! ¿Un libro de Paulo Coelho? ¡¡A la cárcel, maldito!! El cómic que os presento hoy es uno de esos cómic que deberían prohibirse en la declaración de derechos humanos. “Toda persona tiene derecho a no leer cómics cuyo argumento esté firmado por un deportista de élite”. Y es que no veo cual puede ser la conexión entre Milo Manara, el dibujante de culos por excelencia (extraña definición donde entran él, Katsura y pocos más) y Valentino Rossi, un motero de élite que, no os voy a negar, sé quien es porque mi primo el cani tiene su nombre de nick, de avatar, en el nombre de mail y, creo yo, tatuado en la nalga derecha por si se le olvida que “Rossi” tiene dos eses. Conectaran ellos o no, la cosa está en que Manara, Rossi y Satanás se juntaron y entre los dos crearon un esbozo de Cuarentayseis, un cómic realizado para conseguir que toda la humanidad lectora se sacara los ojos con cucharas y fuera pidiendo por las calles coherencia argumental. Y no lo consiguieron por poquito, pero cuentan que todos los que se gastaron el dinero en él ahora están en un psiquiátrico mirando al techo y riendo tontamente, con varias neuronas menos. ¿Estáis preparados? Ya el prólogo de Vicenzo Mollica, un periodista del que nada sé y menos me importa después de esto, nos avisa de lo que nos vamos a encontrar. Atención a sus frases, porque no tienen ningún desperdicio. “Valentino Rossi es por sí mismo un cómic”. Espera. Para. Stop. Achtung. ¿Que Valentino Rossi es un cómic? Yo creyendo que corría en moto para ganarse la vida y no, oye, en realidad son un montón de páginas con viñetas. Joder, menos mal que Mollica me ha avisado, tú. Voy corriendo a graduarme la vista. “Milo Manara comprendió la extraordinaria oportunidad que se le ofrecía: Recorrer el mito de Homero, cantando las gestas deportivas y las aventuras de Valentino Rossi, como si se tratase de una moderna encarnación de Ulises”. Toma ya. Con dos cojones. Puestos a crear expectativas, yo compraría Cuarentayseis con la Biblia y diría que es el nuevo libro sagrado al que todo el mundo debe encomendarse, con un Valentino Rossi que, cual Jesucristo, hace grandes gestas deportivas y vive aventuras sin fin. Por cierto, sí. Es imposible no imaginarse a Ulises, barbudo y medio muerto, montado en moto. Pedazo de comparaciones, coño. Vamos a ver cómo termina de vendernos el cómic Mollica antes de entrar en harina: “Cuarentayseis es un tebeo maravilloso, visionario, reflejo del mejor arte de Manara y de la mejor fantasía de Rossi…”. Espera, paremos la frase. Sólo quiero recordar que Rossi no tiene por qué tener fantasía alguna. Es como si vendemos un cómic salido de “la mejor imaginación de Fernando Alonso”. Nadie le paga por tener imaginación. Pero vamos al meollo final, porque el remate de la frase merece la pena: “…en el que incluso la moto de Valentino habla y esto sólo puede pasar en los cómics”. ¡¡Hala!! Empezamos bien: Una moto que habla y un tío diciendo que esto sólo puede pasar en los cómics. Curiosamente, en los cómics también puede haber buenas historias, argumentos electrizantes y demás, pero vaya. Si nos quedamos con la moto que habla, pues nada, oigan. La moto que habla, que esto sólo puede pasar en los cómics y en las fiestas con demasiada droga. ¡¡Bienvenidos a Cuarentayseis!! ¡¡Abróchense los cinturones y prepárense para la pesadilla!! ¡¡Brum brum!!

Sin duda, sólo una imaginación privilegiada como la de Rossi podría haber creado un cómic de un nivel tan elevado. Una moto hablando con un perro de la carrera del día siguiente. Wow. El mensaje del cómic nunca llegó a tanto nivel. Menos mal que Manara y Rossi nos han dado lo que todos esperábamos de un cómic sobre un motero: ¡¡Un perro que habla!! Después de esto, ya puedo morir tranquilo. Todo lo que esperaba ver en mi vida, se ha cumplido. Por supuesto, el perro se dedica a consolar a la moto: que si tu tuerca está bien, que si Valentino llegará enseguida, que si el pollo Osvaldo está atado… Oh, quizá os estéis preguntando quién es el pollo Osvaldo. Dejemos que se presente él mismo para completar esta primera impresión del cómic.

(more…)