Culos, motos y perros parlantes: Cuarentayseis (y 2)

Quien estuviera aquí la semana pasada, recordará que Valentino Rossi, ese cómic andante, empezó a perder carreras por culpa de que una muchacha le robó su amuleto. Después, dicha muchacha fue secuestrada por una red mafiosa que intenta hacer lo propio con Rossi. Para ello, tienen un plan infalible: Intentar que la chica que destrozó sus frenos se le insinúe y enseñe culo. Por suerte, el perro de Rossi se lo impide de un mordisco. El perro habla. Y también hay un pollo con gafas llamado Osvaldo. Y…Y que si no os estáis enterando, os leais la entrada de la semana pasada, vaya.

Dejamos a Rossi buscando a su perro, ese al que el coito con desconocidas no le parece un negocio redondo, y para ello se mete en un desierto enorme (todo el mundo sabe que a los perros se pirran por la arena). De pronto, tras él aparece un corredor misterioso en color sepia con una moto tirando a viejuna. Empieza una competición entre los dos (que gana Valentino, claro está) y el corredor misterioso se quita el casco. Creeréis que no puede ser cierto, pero lo es.

¡Hey, Steve! ¡Nunca creí que aparecerías con una moto en medio de un desierto! Ya, Valentino, pedazo de cenutrio. Quizá tenga que ver con que está MUERTO. Y con que es el segundo muerto que ves en dos días, maldita sea. En otras culturas, eso se considera un síntoma de andar un poco mal de la chaveta. Iker Jiménez te dirá que no, pero necesitas un psicoanalista, muchacho. Me tengo que declarar fan de los halagos de Valentino. “¡Vas fuerte con ese viejo trasto!” no es lo que yo entiendo por decir cosas bonitas sobre alguien. Vaya, es como si me encuentro con alguien de cuarenta años y le suelto un “¡Pareces más joven con ese tinte de pelo, viejo de mierda!”, pero en versión Rossi, que mola más.

McQueen se sienta con Rossi y le explica lo que le gusta hacer en el desierto: Cazar alguna liebre, comer judías fritas y fumar algo… Vamos, lo que cualquiera de nosotros haría en medio de un desierto si estuviéramos muertos y tuviéramos una moto. ¿Quien no ha querido cazar liebres durante la vida eterna? Steve le comenta a Rossi que tanto el talismán como el perro están bien (¿Qué? ¿Vais a buscar coherencia ahora?) y que no se preocupe demasiado, porque es un guepardo. Venga, vale. Es la comparación menos útil que he visto en mucho tiempo, pero si Steve McQueen la dice, oye, será cierta. Supongo. Rossi ve pasar a la chica que le quitó el talismán amordazada en un camión, y cuando se da la vuelta… ¡¡Oh!! ¡¡McQueen se ha ido y en su lugar está el perro parlante!! Sin darle mayor importancia (muertos que van, muertos que vienen, perros que hablan: La dura vida de un corredor de élite), se monta en la moto y va en busca de la muchacha, sin esperarse lo que se va a encontrar allí.

¡¡Oh, felinos!! Alguien debería dar un premio a Guido, contratarle para un circo o algo así. Con la de bamboleo que tiene que haber en el desierto, y el superperro aguantando como un campeón en la parte de atrás de la motocicleta a dos patas. Y encima le da tiempo a hacer jocosos chistes (llámalo así, llámalo vergüenza ajena). Me apasiona que los mafiosos tiren sin ningún problema su plan de vuelo ultrasecreto. Es como intentar que tu novia no se entere de que has estado con otra dejando los condones usados por el suelo. Vaya mafia de mis narices, tú. “Eh, tengo una idea. ¡Tiremos nuestro plan de vuelo que desvela cómo encontrarnos detalladamente! ¡Ji ji ji ji! ¡Y pondremos tarjetas de visita por si acaso algún astuto héroe viene a recogerlo!”. Total, que Guido y Rossi se marchan a Londres, donde el perro aparece con pipa y pinta de detective. Tiembla, Mortadelo. Y en mitad de Londres, sin ningún motivo aparente, aparece…

¿Una muñeca hinchable parlante decís? No hombre, es la amiga de Rossi. No sé si la recordáis, pero es la chica que le sirve una copa al terminar las carreras y le sirve de confidente. ¿Que qué hace en Londres en vez de estar tranquilamente relajada en su casa viendo Sexo en Nueva York? ¡Además de que no puedo decíroslo, ahora estoy atareado espiando! Me encantaría que el perro pudiera hablar para todo el mundo, y no sólo para la moto y el pollo Osvaldo. Sería el peor detective de la historia de la humanidad. Ni salido de un chiste del maestro Gila, vaya.

La chica y Guido siguen al mafioso maloso, que se mete en un portal y cierra la puerta (a lo que Guido responde un “¡Malditos sean los gatos!”, como si tuvieran culpa de algo más que de sacar las zarpas a la mínima), por lo que deben meterse por una rendija oxidada. Y ya sabemos lo que pasa en los oxidados y mugrientos túneles que hay por el mundo cuando eres una tía buena y estás dentro de un cómic de Manara.

Para empezar, que no llevas bragas, y para seguir, que cualquier momento es bueno para que se te vea el culo y andar sin pantalones durante varias páginas. ¿Para qué realizar sesudos argumentos si lo único que queremos es ver el culo de la muchacha de turno? Menos mal que Manara nos conoce. En fin, buena mujer de paño rosa en la cabeza, prepárate para coger miles de infecciones vaginales. Ah, eso es lo que os pasa por intentar ayudar a Valentino. Si no se lo merece, coño.

La chica y Guido llegan al final de un pasadizo y descubren lo que hay dentro: Una especie de centro de creación de clones. Por suerte, por si teníamos alguna duda, la malosa del pelo rojo aparece en escena y cuenta sus planes malignos a voz en grito y sin que nadie le pregunte. Es un plan tan jodidamente ridículo que tenéis que conocerlo: Están creando supercampeones (mira, como Oliver y Benji) capaces de ganar en cualquier disciplina deportiva. Para ello, injertan en el código genético de unos tipos que tienen flotando en líquido semiamniótico el ADN de los grandes campeones: Michael Jordan, Carl Lewis, Maradona (y así es como el proyecto se echó a perder desde sus cimientos), etcétera. Todo esto, ¿para qué? Con un único objetivo. Atención: Conseguir que Teletotal, la emisora para la que trabajaba la chica del pelo rojo, sea la única propietaria de los derechos televisivos del deporte a nivel mundial. Yo tampoco le veo sentido ni entiendo cómo puede emparejarse una lucha de derechos televisivos con crear aberraciones a los ojos de dios. Como consejo: Dejar los planes malvados de dominación de, uh, derechos deportivos al becario es mala idea. La próxima vez, contraten a un profesional, por favor.

La muchacha del pelo rojo exige más ADN de Rossi a la rubia secuestrada de una manera, digamos, sutil: “Para una mujer como tú no debe ser difícil conseguir el ADN de un hombre…Si no sabes como hacerlo, te puedo hacer un dibujo”. Le falta un ¡Bwahahahahaha! final para darse enjundia a sí misma y hacer como que se cree su plan, porque dios santo, debe de ser la única. Ya no vale con quitarle un pelo a Rossi, ahora hay que hacerle una felación. Toma ya. La chica que estaba con Guido es atrapada y pillada con el culo al aire (je, je, qué juego de palabras tan bien usado), narcotizada y metida en una bañera de líquido amniótico. Por suerte, en ese preciso momento…

¡¡Aparece Rossi, empeñado en enseñarnos que no tiene caries, junto a su perro y siete policías!! ¡¡Los mafiosos ya no tienen nada que hacer!! Atentos todos al brazo anormalmente grande en la parte superior izquierda de la viñeta: Los policías mutantes también se apuntan a un bombardeo. Los bobbys rompen los tubos donde se encuentran flotando los cuerpos (ahí, sin preguntar ni nada: Lo primero de todo, romper el soporte vital de los supercampeones. Eso es tener claras las prioridades), y la mala del pelo rojo logra escapar. Tensión. Intriga. Cómic alargado innecesariamente. Valentino, que ha perdido todos los vuelos para Italia (¿ves? Eso es lo que pasa cuando andas resolviendo intrigas internacionales y secuestro, que no estás ya para estos trotes, hombre), termina pidiendo un servicio de Aero-taxi que resulta estar pilotado por…¡Oh! ¿Lo adivináis?

¡¡La malosa del pelo rojo!! Por lo menos está intentando aprender a reir como los malos. “¡Ja, ja! ¡Je, je!” es un inicio del “¡Bwahahaha!” que decíamos antes, aunque por ahora suspenda en malosidad. Quizá recupere en septiembre. Por cierto, ¿es que nadie se ha dado cuenta de que hay cientos de bases de Teletotal y que apenas tienen programas? Si se dedicaran a contratar guionistas en vez de intentar crear supercampeones con planes ridículos, igual otro gallo les cantaba. Pero no, claro. Otros como Telecinco. Ah, otra cosa: Pillar el ADN de alguien es mucho más sencillo que obligarle a meterse en un aero-taxi autopilotado de camino a una base secreta malvada. Basta pasarse por su lado y quitarle un maldito pelo. UNO. Tampoco era tan costoso, maldita sea. Por cierto, si su plan era este… ¿por qué la malosa rompió entonces los frenos delanteros de Rossi? ¿Esperaba así conseguir su ADN? Creo que cada vez entiendo menos este cómic.

Guido se zampa la televisión, fastidiando el telepilotado del avión, y Rossi, que por lo visto también sabe pilotar aviones, coge los mandos. Por si fuera poco problemilla, encima aparece una tormenta de la nada. Que digo yo que puestos a poner desastres naturales, que no se corten un pelo: Huracanes, terremotos, Godzilla en patinete… ¡Lo que sea por mantener al lector entretenido! Entretenido o algo, vaya. Sí, más bien o algo. Rossi está a punto de darse contra una montaña y entonces aparecen para ayudarle dos amiguetes. Sí, habéis adivinado.

Jim Morrison es un cabrón, tú. Seguro que había hecho una porra con los colegas para ver si conseguía que Rossi se partiera la crisma contra un peñasco. Veinte euros cada uno. Por suerte (¿suerte?), que a alguien le apoye el pollo Osvaldo (pollo que, por cierto, cada vez está dibujado de una manera: Con gafas, sin gafas, gordo, delgado) no le da demasiada credibilidad y Rossi prefiere hacer caso a Steve McQueen, alguien con algo en la cabeza. Que esto lo piense un perro que está viendo a un actor muerto montado en una avioneta a punto de estrellarse con un piloto de motos al mando, no dice definitivamente nada a favor de la afirmación.

Total, que Rossi se libra y el perro piensa algo desconcertante. “Nos hemos salvado gracias a Antonio Abad, patrón de los animales”. Uh, no. Gracias al fantasma de Steve McQueen y a que Rossi sabe pilotar un avión. Si no, ahora mismo estabas saludando al tal Antonio Abad y mordiéndole una pierna por capullo. Es que no encuentro otra explicación a que el perro nombre a Abad que no sea “Manara aprendió a usar la Wikipedia y se encontró con el nombre de casualidad, le gustó y tenía que meterlo”. En fin, Rossi aterriza sin problema alguno en una mansión que tiene la puerta abierta. Ya sé que nada os va a sorprender a estas alturas, pero…

De todas las casas del mundo, Rossi cae en la de Enzo Ferrari. Qué puntería, coño. La siguiente, en la mansión Playboy. Y lo siento una vez más, pero que te hable la foto de Enzo Ferrari no es normal, coño. Que ya van tres muertos que te ayudan, Rossi, tío. Yo estaría con los testículos de corbata en ésta carrera. Algo querrá decirte tanto muerto, supongo. A mí se me aparece Billy Wilder para decirme que me va a ayudar a encontrar trabajo y por si acaso miro un par de veces más de lo normal antes de cruzar por el paso de cebra.

Enzo deja que Rossi duerma en su cama (como la señora de la limpieza lo pille al día siguiente, ya verás que risa: “No, que la foto del dueño de esta casa me dijo que me podía quedar. Uh, ¿qué hace llamando a los loqueros?”) y al día siguiente comienza la gran carrera. Manara llena tres páginas de motos dando curvas y finalmente, Rossi gana. Wow, qué inesperado. Para el carro, o me dará un infarto con tanta emoción acumulada. Rossi llega a la playa (donde, a todo esto, están los Blues brothers, Russell Crowe vestido de Gladiator, Harry el sucio y un montón de referencias gratuitas más, muy a lo Cels Piñol) y allí se encuentra con la chica del gorro rojo, que, por si había estado poco con el culo al aire, vuelve a despelotarse.

Sí, y fin. Ya está. Se acabó. En siete viñetas, descubrimos que Valentino Rossi sentía atracción hacia una secundaria, que el talismán (que, por cierto, aparece y desaparece por arte de magia: ¿Dónde está en las dos primeras viñetas? ¿Dónde?) se ha salvado dios sabe cómo y que Rossi esa noche moja seguro (si lo dice el perro, por algo será). Total, que ni el complot de Teletotal ha sido desenmascarado, ni los supercampeones genéticamente superiores dejarán de ser fabricados, ni nada de nada. El futuro del mundo del deporte sigue chungo, amigos, y Rossi no se lo cuenta a nadie. Total, para qué. dios santo, tanta trama para no darle un final, con dos cojones. ¿O es que están esperando a Cuarentayseis, parte 2? Ya la espero con nervios. Más animales parlantes. Más muertos resucitados. Más culos. Más planes absurdos y megalomaniacos concebidos por cadenas de televisión malignas. Más avionetas a punto de estrellarse. Más de todo. Una puta obra maestra, una odisea homérica. La maldita mayor genialidad de la historia.

Mañana hablamos de porno. Sí, otra vez.

Anuncios

44 comentarios to “Culos, motos y perros parlantes: Cuarentayseis (y 2)”

  1. Félix Says:

    UOOOO ahora leo y opino

  2. Mr.Retro Says:

    Proximamente, de los creadores de esa genialidad que fué el comic de los Campeones del Mundial de Japon de Baloncesto….

    ¡¡¡ 8, la historia de Alonso!!! Emoción, celos, triunfos y el calvo de Telecinco como ayudante del superheroe

  3. Lord Urko Says:

    ¡Tetah en lunesh! Bien, que se note que se acercan las vacaciones y el ocio invade todos los días de la semana.

    Al final, no he entendido nada sobre Osvaldo y Morrison. ¿Serán matones de Teletotal para meter prisa a Rossi, hacer que se estrelle y así coger de una vez ADN?

    De hecho, si sólo basta con ADN, ¿por qué guardan a los demás en tubitos felices? Por cierto, siempre he querido saber qué se siente dentro de esos tubos.

    Londres es grande. ¿Cómo Guido huye, se encuentra con Rossi, van a la comisaría más cercana y logran que les crea un nutrido grupo de bobbys? “No, que mi perro dice que mi amiga se ha metido por un túnel donde intuyo que se hacen experimnetos genéticos cuyo fin último es dminar el mundo… Uh… ¿Por qué se ríen? ¡Síganme todos, igual ven culosh!”

    ¿Cómo puede un perro comerse una televisión empotrada en el panel de control de un avión?

    “¡Claro que soy el mítico Enzo Ferrari!” Modesto, el muchacho.

    ¿Se han dado cuenta de la cara de Rossi mientras McQueen le habla en el avión? ¡Si es calcado al póster de Home Alone!

    Y tantas otras cosas… Randy, ¿por qué no lo lleva a las entrevistas, o lo adjunta a los guiones y añade “yo hago cosas mejores que esto. O no. ¡Como ustedes quieran!”

  4. 1DBS Says:

    Iba a mencionar yo también el cómic de Alonso, pero desde luego no me he molestado en leerlo, su mera existencia ya era horror suficiente.

    Y sobre esto, me remito a la sabiduría popular: “ZAPATERO a tus zapatos”

    Que en este caso podríamos adaptar cómo “Puto piloto de motos de carreras que ha perdido más de un tornillo (posiblemente 46), quita tus sucias zarpas de la industria del cómic”

    Ni siquiera para ver culos dibujados por Manara cualquier excusa es buena. Al menos esta no.

  5. Félix Says:

    Un comic cn el señor Morrison, los Blues Brothers y tetash y culosh, no podia ser malo, no lo podia ser :(

    Me encanta la expresion de Rossi cuando esta practicamente muerto por culpa de el acidente de avioneta, yo gritaria, o correrio, pero nunca me pondria las manos en la cara, y pondria esa mirada rara… eso nunca, si se merecia morir

  6. Rob Says:

    Rule 34 on Pollo Osvaldo?

  7. Lord Urko Says:

    Rob: con la mala, con la buena, con la foto de Ferrari o con Guido. Y si no, al tiempo.

  8. katakraos Says:

    ahh… pero el pollo… ¿había muerto? no me netero de nada…

    vaya un truño de cómic, joder XD

  9. Shura Says:

    ¿Hay controles antidoping en el motociclismo? Porque mira que admiro a Valentino Rossi (como piloto) pero me da la impresión que este tío se mete de todo. Los muertos le hablan, un pollo enorme y rosa, una conspiración para adquirir derechos televisivos… no hay duda, se ha metido peyote.

    Mañana porno ¡Bwahahahaha!

  10. Ch@RLieRiCh@RD aka Slowpoke comentarista Says:

    Regocigémos en la grandeza de este cómic!!! Albricias!!! Un comentario feliz y con triples signos de exclamación por doquier!!!

    Viva San Antón (o Antonio Abad), uno de los patrones de mi pueblo!!! Viva Cofrentes y su nuclear y vivan los Sagatos!!!

    Vivan las mozas secundarias sin bragas que recuperan mágicamente talismanes y se chuscan a Rossi!!!

    Vivan los fantasmas locos!!!

    Vivan los deportistas en tubos!!! Y los bobbies que los revientan sin saber qué podría pasar!!!

    Vivan los becarios con planes malvados!!!

    Vivan las rutas de vuelo abandonadas adecuadamente para que las encuentre el héroe (o algo)!!! Soy el único al que le ha recordado a la escena del DNI de Torrente 1?¿?!!!

    Y viva yo, la lluvia, el blog, los comentaristas y los pollos fantasmas cambiantes!!! Todo es felicidad en mi vida!!! Hurra y bravo!!!

  11. Diegoabuelo Says:

    Y aquí acaba la historia del día en que a Valentino Rossi se le quemaron las llantas de lmotocicleta en un espacio cerrado y tuvo que tragardemasiado humo, con lo que cayó en un delirio. Por que si no, no me lo explico

  12. Superlayo Says:

    La segunda parte de Cuarentayseis sera Noventaydos, y además de por el chiste gratuito (que lo presentará el perro Guido en portada), será porque los de Teletotal convertirán las carreras tradicionales de motos en equilibrios pilotando dos motos a la vez.

    Y decir que me he reído más con este artículo que con cualquier cosa en todo lo que llevo de mes. Molte gracce, Randy, me ha venido genial, para seguir estudiando con fuerzas.

    Y ahora las preguntas de Rigor. Adelante, Rigor, dilas:

    – ¿El pollo Osvaldo estaba muerto desde el principio?

    – ¿Morrison estaba compinchado con Teletotal, que querían recoger ADN de Rossi desparramado por toda la maldita montaña?

    – ¿Los personajes referenciados de la playa también estan muertos?

    – Cuando Rossi dice: “¡Llegan los buenos”, los buenos están enfrente, ¿no? Porque vaya cara de poseído que gasta el chaval… Que miedo.

    – ¿Por qué la del pañuelo rosa reconoce a un perro en mitad de Londres?

    – Y por último, ¿el mítico Enzo Ferrari está muerto? Y si es así, ¿nadie ha heredado su casa, o lo ha hecho su foto parlante?

  13. Superlayo Says:

    P.D: Se me olvidó desearle suerte con su prueba de guión, Randy.

  14. Jester_agr Says:

    Y yo que pensaba que los comics de Marvel Zombis eran la madre de la incoherencia argumental, pero este de Valentino le supera con creces: muertos, motos que hablan, animales que hablan, complots estúpidos, malos que siguen libres sin que a nadie le importe, y culos muchos culos.

  15. Victoria Says:

    Haciendo honor a los que no están:

    ¡¡Plano de un pollo rosa con cara de pepote hablándole a una tortuga!!

  16. Draug Says:

    Por si el cómic no tenía ningún sentido de por sí, la cosa es que se ha puesto peor todavía. Pero peor, y mira que era horrible la cosa… En fin, parece que está claro que el pollo Osvaldo, un montón de fantasmas cabrones y una pelirroja que está aprendiendo a ser malvada nos acecharán.

    ¡Y suerte con la prueba de guión!

  17. elEXnuevo Says:

    semana de tetash y plagios!!!!UUUUUH!!!

  18. Rivs Says:

    ¡Je!¡Je!
    Eso ha de ser guardado como la peor risa en prácticas de la historia.
    Yo estoy segura de que la Culona está tan pirada como Valentino, y no sólo por seguir a un perro por una tubería sucia y llena de barras de hierro oxidadas con la capacidad de comerse unos vaqueros.

    No, está claro que esta mujer es la única, aparte del pollo fantasma Osvaldo y la moto (que no ha vuelto a hablar, la pobre), que oye al perro.
    Porque si no no me explico que reconoazca a un bulldog sin collar por el centro de Londres y ya deduzca que es el perro de su mejor “amigo”.

    Mi otra duda es porqué Steve está en sepia y Morrison en azul. La cosa debe ir por década de muerte, o algo así.
    Y el pollo Osvaldo no necesita gafas porque, obviamente, al morir se curó milagrosamente de su miopía.

  19. Pandaman Says:

    Osea que al final la maciza sin bragas si le saco el material genetico al Valentino xD

    Ayer en la feria del libro de Madrid pase a llado de una caseta con el comic este en primer termino, me dio cosa hasta mirar la portada xD

  20. Repelux Says:

    Es decir, que el Pollo Osvaldo no tiene un sentido real dentro de la historia, el complot de Teletotal no es finalmente desmantelado y el cómic termina con un perro anticlimático diciendo chorradas. Estamos ante una joya que nuestro reducido intelecto no nos permite apreciar.
    Mañana porno, hoy culosh y el viernes tetash. This is relevant to my interests.

  21. Pedro Kat Says:

    ¡BRAVO! He llorado de la emoción.
    Espero que todos los que lean esta obra maestra reparen en la grandeza de Valentino Rossi.

    ¿Pagaste por leerlo? Si es así, esto ha sido una labor humanitaria, Randy.
    Si no, me has ahorrado unos minutos de mi tiempo, por lo que sigo estándote inmensamente agradecido. ¡Arruh!

  22. El ke solo leia Says:

    Como siempre,el articulo muy bueno,los culos de Manara excelentes pero vaya truño de ¿comic?,o tiene otro nombre que no conozco,uh…¿esto?.

  23. Félix currando Says:

    OH NO!!!

    Mi boli rojo se quedo sin tinta, ya no puedo pintar en mi cuaderno cuadrados rojos, ahora estoy a cuadrados azules, negros, azules…

    Tampoco puedo pintar sangre ni nada de eso, mi vida es lo peor

    Suerte que me llamaron de carrefour para ir a currar ahi…

  24. Laurielle Says:

    Dioses…lo que me he llegado a reír…XD Randy, esta entrada se merece un 10, con la parte de Billy Wilder me ha empezado a doler la tripa de las carcajadas.

    Ahora de pronto, veo 46 como una genial obra maestra de la sutil ironía, creada sólo para ridiculizar el ego de Rossi. O bueno, o no.

    Pero mirad bien antes de cruzar la calle :P

  25. Superlayo Says:

    Y eso que la semana pasada lanzaba alabanzas y farándulas abundantes acerca de su nuevo trabajo, Félix. ¿Se ha dado cuenta su compañera buenorra de a lo que iba con sus innumerables dudas, o qué? :p

    Laurielle, no me imagino a Valentino Rossi (recordemos, ¡el guionista supremo, detrás del pollo Osvaldo!) ridiculizando su propio ego. Si su ego fuera abundante nunca lo haría, y si no lo fuera… ¿Qué gracia tendría ridiculizarlo?

    Y sí, lo de Billy Wilder ha sido un puntazo. Próximamente… El blog de Randy: Con muertos y a lo loco. :p

    Por cierto, si la chica en plan comando tiene un programa, el de Manara no es menor… Que obsesión por los culosh, madre. Es el Shura de los dibujantes de cómics, demontre.

  26. Félix currando Says:

    Lo que mola de mi trabajo son las tias, pero es aburrido y cansado, termino con dolor de cabeza, enfadado, y contestando mal por telefono… por eso tengo que cambiar ya

    Pero las tetash de mi cmpañera, no las olvidare nunca

  27. Félix Says:

    ¿Donde esta la gente?

    Vengo de currar, y la ultima firma es la mia :(

  28. Superlayo Says:

    Acaba usted tarde, pardiez. Hasta donde yo se, sólo estoy yo, que ando rematando trabajos a troche y moche… ¡Ja, pero los acabaré hoy, y a partir de mañana mis noches serán de relax, hasta que acabe los exámenes y sean de juerga!

  29. Grendel Says:

    Wops… algo raro pasa en el blog… entro y me ha aparecido una entrada rara titulada bloguzz27135fwhgs7 sin comentarios y al mandar yo uno me ha dado error 402!!… y ahora no salen la cantidad de comentarios de cada entrada…WTF!

    Oh! y comentaría la entrada pero es tarde, solo diré que esta del comic de rossi va directa a mi top ten… buen trabajo, randy!

  30. matiller Says:

    contemplad al pollo osvaldo

    Polleria Osvaldo no es nada más ni nada menos que un talismán para Valentino Rossi. Un amigo suyo se disfrazó de pollo en 1998 en Montmeló.

  31. randy Says:

    EDITO: Solucionado, todo lo que había que hacer era pasar el blog de castellano a inglés. A mi tampoco me gusta, pero es lo que hay.

    Matiller, muy interesante. ¿Así que no está inventado del todo el bicho? ¿Entonces por qué intenta putear a Rossi una y otra vez? ¿Por qué mete bromas privadas en su propio cómic? Sigh XD

  32. Shura Says:

    ¿Dónde están los gravatars nazis-gays? ¿por qué ahora salen simpáticas figuras? Bah, el blog de Randy ya no es lo que era XDDDDDDDDDDD
    Ahora mismo voy a ver el mío.

  33. Shura Says:

    Este es un estúpido comentario de prueba, circulen.

  34. Ganbon Says:

    Buenas
    Guido es el perro de Rossi, y todas los personajes o situaciones absurdas e incongruentes son personsas a las que admiras Rossi: Steve McQueen, Jim Morrison, Ferrari, etc… El pollo Osvaldo es una broma de Rossi y sus amigos de su pueblo, Tavullia. Jugaban al futbol con unas camisetas con propaganda de “Polleria Osvaldo” como broma por un amigo. La “Polleria Osvaldo” es una tienda de pollos que no existía, y luego un amigo se disfrazo de pollo tras ganar una carrera Rossi para continuar la broma. Cuando los periodistas iban a Tavullia buscando la famosa Polleria Osvaldo los mandaban por una senda a través del bosque y éstos se perdian buscando la polleria inexistente. Los culos son totalmente gratuito-

    El problema de este comic es que es muy personal, si no conoces el universo que rodea a Rossi no tiene ni pies ni cabeza. Y aun así… yo lo conozco y no por eso dejo de pensar que este comic es una mierda

  35. Miguel Says:

    Yo también quiero ver mi avatar.
    Si, aula de ordenatas otra vez.

  36. randy Says:

    Me alegra que les gusten los chorri-avatares nuevos, los descubrí de casualidad. Igual hasta voy cambiando de tontería semana tras semana, oye.

    Hoy la entrada llegará un poquito tarde quizá, a eso de la una menos cuarto. Pero creanme, y no suelo decir esto de nada. Los videos que voy a poner hoy están destinados a convertirse en clásicos. Clásicos del blog, pero clásicos al fin y al cabo. Si hubiera justicia en este mundo, suplantarían al niño del Numa Numa como héroes de Youtube.

  37. Victoria Says:

    Entonces ¿puedo enviar mi “top-ten” después de ver los vídeos de hoy?

    Sabía que tenía que seguir esperando.

  38. Lord Urko Says:

    ¿Por qué yo estoy triste/asustado? ¡Quiero, exijo un avatar feliz!

  39. Grendel Says:

    Pos yo tb voy a ver mi nuevo avatar chorra no nazi…
    Por cierto randy, que pasó ayer y esta mañana? para que tuviste que pasar el blog al inglés? y que demonios es esa entrada que aparece debajo de ZAPATERO que pone “información” pero que da error 404 al abrirlo?

  40. Nox Says:

    Quiero ver mi cara. Nada más. Osvaldo rules.

  41. elEXnuevo Says:

    Mi avatar es ahora una estrella verde malvada que da miedo!Bailemos!

  42. Vaisens Says:

    Lo más gracioso son tus comentarios sarcásticos, me meo xDDDD

    P.D: El talismán es mágico, aparece y desaparece según la voluntad de su portador xD.

  43. Momar Says:

    Sí, lo sé, este artículo es viejo, muy viejo, pero no puedo pasar sin decirlo.

    VPM[1]. Vale que “El Click” no sea una obra maestra en cuanto a coherencia argumental, pero al menos tenía una historia, simple escusa para ver fotos onanistas sacadas del Private rotoscopializadas por manara sobre fondos rotoscopializados del National Geographic y de Decora Tu Hogar, pero historia al fin y al cabo.

    En cuanto al grafismo, a manara ya se le ha olvidado disimular y coge diréctamente las fotos, las digitaliza, les pasa el algoritmo de búsqueda de bordes y las pega en la página. Y yo aquí, rompiéndome la mano haciendo garabatos. Asco de tío…

    [1] Vaya Puta Mierda.

    P.S.: Cómo mola inventarse verbos: Yo rotoscopializo, tú rotoscopializas, él rotoscopializa, ella se deja rotoscopializar…

  44. Momar Says:

    (Manara con minúscula. Jodeeeer…)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: