Archive for 16 abril 2008

Especial saló del cómic: ¡¡Las 26 cosas que hacer!!

abril 16, 2008

Bien, vale, ya sabemos qué comprar y de qué alejarnos como si fuera Satán reencarnado (de hecho, tengo mis dudas que Escenas de matrimonio: El cómic no tenga mensajes diabólicos insertados entre sus páginas). Hemos pagado los 6 eurazos de entrada (4 si somos jóvenes, ¡y somos jóvenes! ¡Porque con 24 años también se es joven! ¿Verdad? … ¿Verdad? … Sigh). ¿Y ahora qué? ¡Maldita sea, este no es el sueño de color que nos prometieron! ¡Ni siquiera es el siempre vergonzante y divertido a partes iguales salón del manga! ¡Esto está lleno de pijameros y gafapastas, de tipos de 30 años hablando en un rincón de sus cosas, no de tebeos, cosplays y karaokes! ¿Donde demonios nos hemos metido? Tranquilos. El salón del cómic es una metáfora de la madurez y el salón del manga de la adolescencia exhacerbada. Estos de Ficomic, practicando metáforas poéticas sólo por nuestro bien (y por la recaudación, vaya). En fin, para que no os aburráis y sepáis que hacer y cómo moveros dentro del entorno, ahí van las 26 cosas que poder hacer en el salón del cómic contadas por alguien que nunca ha estado en dicho salón. ¡Iban a ser 50, pero no me salían tantas! ¡¡Bravo!!

1) Comprar cómics. Sí, parece obvio, pero no lo es tanto cuando tienes cuatrocientas treinta tiendas de cómics gigantescas en tu ciudad que te darán el mismo servicio pero sin dejar que el cómic se arrugue, rompa y/o sea robado por algún avispado. Sin embargo, eso de comprar como borregos y comentar durante la comida que habéis comprado como borregos, oigan, tiene su punto borreguil.
2) Ir a las firmas de los autores. ¿Quien no está deseando hacer colas de varias horas peleándose con frikis pesados que quieren hacerse amigotes del autor para conseguir un rayajo que el autor considera que es un gran dibujo y una firma fabulosa? ¡¡Es lo que nos espera este año con Terry Moore, amigos!! Un consejo: Vayan a las mesas donde nunca hay nadie. El tipo se lo agradecerá tanto que les hará el mejor dibujo que hayan visto en su vida. Ojalá no hubiera nadie en la sesión de firmas de Manara, snif.
3) Conversar con gente en los stands: A poder ser que no parezcan psicópatas asesinos con vocación por contarte todo lo que ha ocurrido en Green lantern desde que comenzó hasta ahora mismo. Creedme, hay muchos así por los salones, e ignorarles una vez han empezado a hablar es como intentar parar la lava de un volcán en erupción. Si terminan con vida, pasen aquí a contarlo. Lo de los Green lantern no, por favor.
4) Jugar a buscar chicas con bolsos de Pesadilla antes de navidad: ¡¡El primero que llegue a diez gana!! La pena es que el juego no os durará más de quince minutos.
5) Ligar: Más fácil incluso que en el salón del manga si os vale con otakitas goticuchas impresionables y sin demasiado criterio. Si sois chicas, ligar en un salón del cómic es tan sencillo como hacer que Katsura dibuje un culo. Y para ampliar información, releed el artículo de cómo ligar en el salón del manga.
6) Vacilar a otakitos perdidos: No puede haber cosa más sana en este mundo que entablar conversación con un otakito fan de Mayu Shinjo y empezar a hablarle de cosas de las que nunca ha hablado. Con suerte, igual le abrís un nuevo horizonte. Con mala suerte, y si es más fuerte que vosotros, igual os pega un puñetazo y os tira al suelo. ¡Karma negativo, tío!
7) Ir a KDDs a las que no has sido invitado: Plántate donde haya un grupito de gente que se está dando dos besos y se miran nerviosos y con risas falsas y di “Hola, yo soy Pathfinder 84, pero posteo poco”. ¡¡Nuevos amigos basados en la mentira!! ¿Puede haber algo mejor?
8) Ir a ver a Cels Piñol con una bolsa de la FNAC y decirle que vas de parte de ADLO!: ¿Quieres ver como todo el salón te lincha? ¿Quieres ser expulsado de por vida del Internets? ¡Ahora tienes la oportunidad perfecta!
9) Cantar en japonés en los pasillos a falta de karaoke. Cuando un pijamero te meta una tollina al escuchar por cuadragésima vez el Haruka kanata, a mí no me mires, que no te he dado la idea. Probablemente esté en el grupo que está deseando lincharte.
10) Pon un pie en la zona de fanzines: ¿Quieres sentirte la persona más querida sobre la faz de la tierra? ¿Quieres que cientos de infraseres te adoren y admiren? Pisa la zona de fanzines y siente el calor humano de cientos de fanzineros tratándote como un general y rebajándose para lograr venderte su “cosa” en blanco y negro, fotocopiada y grapada en casa de uno de ellos.


La gente del WEEzine en su primer asalto maño.

(more…)

Especial saló del cómic: ¿Qué NO comprarse ni loco?

abril 15, 2008

No somos millonarios. Ésta afirmación, que sin duda ha convulsionado a las editoriales, buscando nuevas maneras de bajar el precio para hacer frente a la demanda no millonaria (“¿Cómo? ¿Que los jóvenes de hoy en día no tienen dinero? ¡¡Pero qué me estás contando!!”), nos persigue en todo recinto lleno de cómics al que entramos. De hecho, la frase “No tengo dinero” es la más repetida de todo el salón con el permiso de “No nos queda” y “¿Tienen fotocopias de Dragon ball?” (cuando a los de Planeta se les hace la gracieta por vigésima vez se vuelven verdes y matan personas. Dicen). Y por si ya estuviéramos poco arruinados, ayer nos quedamos aun peor después de los ciento y pico eurazos en cómics “imprescindibles” (no olvidéis que siempre cae algo que en un principio no queríais. Ley de vida), por lo que, de una manera u otra, necesitaremos un revulsivo. Igual que cuando nos compramos un Seat Panda y miramos por encima del hombro a los coches unipersonales que no pueden ir a más de 30 por hora, ha llegado la hora de despreciar cómics, de escupirlos, de quemarlos si los vemos en el salón. Probablemente se lo merezcan, por mucho que el librero no comprenda nuestra ira y nos la recompense con varios puñetazos y ojos morados. Vamos allá con la gran pregunta que asola la cabeza de los depravados y que molestará a decenas de otakitos: ¿Qué NO comprarse en el saló del cómic? ¡¡Prepárense para descubrir que los cómics horrorosos están más cerca de lo que todos creíamos!! ¡¡Se propagan!!

Venga, payo, comprame el hurón, que te lo dejo en diez leuros

Piel de melocotón 3: ¡Al fin sale el número 3 y final de este popular –es un decir- shojo! Después de un año sin tener noticias de su existencia, parece que Panini ha decidido sacarlo con todos los honores. Si ya al principio nadie le hacía ni puñetero caso, imaginad después de un año, con todas las muchachuelas que lo compraron en su día ahora más preocupadas por encontrar novio que por leer las divertidas aventuras de una niña cursi (no lo digo yo, eh, lo pone en la propia nota de prensa) y su hurón. Sí. Su hurón. La cosa es que Amanda, la niña (que no podía tener un nombre más feo) es una marginada de 9 años que desea una mascota con todas sus fuerzas. Así, cuando por fin le regalan una, ella elige un hurón al que llama Melocotón. Quiero pensar, sinceramente, que el guionista tenía una ruleta con miles de nombres de animales e hizo la historia sobre el primero que salió, vaya, porque no creo que nadie se despierte por la mañana y se le ocurra la idea de un hurón llamado Melocotón. En su día igual a Gloria Fuertes, pero no hacía un cómic sino una poesía para niños, coño. Total, que le dan el hurón con dos condiciones: Que Amanda debe cuidarle y que el hurón nunca debe morderla. Uy, qué terribles. Vamos, igualitas que las de los Gremlins. En el tomo 2, Amanda se hace popular en clase pero su archienemiga Kim se compra otro hurón, Pavaratty (¿quien escogió los nombres?), y empieza el lío de nuevo. En mi clase, si se compraban dos hurones, se marginaba a las dos chicas, pero en fin, tampoco se puede esperar mucho de un manga llamado Piel de melocotón. Bueno, ni manga es, de hecho se trata de un amerimanga que ganó un premio de Tokyopop. Sí, lo sé. 6 euros que podéis tirar a la basura leyendo (copio y pego) “Un divertido y encantador relato que nos enseña lo difícil que es comprender a todos nuestros amigos…¡En especial a los peludos!”. Oye, que tampoco pasa nada por no practicar la depilación masculina, cabrones. Lo dicho, huid de este cómic como de todos los que son anunciados como “divertidos y encantadores”. Suelen ser horrendos y vomitables.

(more…)

Especial saló del cómic: ¿Qué comprarse con sólo 100 euros?

abril 14, 2008

Cuando entro a un salón del cómic me imagino la frustración que deben tener los aficionados a los coches de época carísimos (más que nada porque no hay coches de época baratísimos ni en miniatura). Miles de cómics por un lado, por otro, atacándote por el techo, deseosos de que hinques sus dientes en su lomo (no literalmente, furros) y subas la torre de “Pendientes” (por suerte, en mi caso, sólo compuesta desde hace meses por Strangers in paradise 6 y BM: Doctor Extraño 5) hasta el infinito y más allá. Y si tuviéramos dinero ad infinitum, nos compraríamos hasta lo último de Mayu Shinjo, la autora que dibuja chicos afeminados poseyendo sexualmente a estudiantes quinceañeras que quieren ser vírgenes pero no les sale, pero no lo tenemos. Andar con sólo cien euros en el bolsillo en pleno Saló del cómic de Barcelona es como andar con una hoguera dentro de tu cartera: Quema mucho, necesitas sacarlo donde sea, como sea, comprando lo que no necesitas para absolutamente nada (¡¡Oh dios mío!! ¡¡Amor valiente, café caliente, de Turishito Marishiko!! ¡¡Voy a gastarme el dinero ahora mismo!!). Tranquilos. Para los que estáis en el paro, no teneis dinero o simplemente no os gustan demasiado los cómics y ya que os compráis, os queréis comprar algo bueno, aquí viene la lista que previamente (y mejor) hicieron en Zona Negativa (ultimamente la nombro mucho, pero es que merece la pena) y la imprescindible cárcel: ¿¿Cómo demonios sobrevivir al salón del cómic con sólo cien euros?? Sí, amigos, hoy me voy a dejar de negatividades e ironías. Esas vienen mañana. De momento vamos allá, respiremos, miremos el gigantesco listado de novedades y encomendémonos a la Santa Gwen Stacy (por lo menos hasta que llegó Stracz y sus Pecados del pasado). Por si acaso voy sacandome un ojo de la cara, que algo me dice que al final esto me va a costar más de lo que creía.

Tato: Fracasando a lo grande. ¡¡No, no miren la dirección!! ¡¡No están en la web de El jueves!! ¿Recuerdan? ¡Soy la única persona despedida que aun sigue comprando la revista de donde le echaron y recomendando sus libritos en cartoné! Pero es que merece la pena, oigan. Salen muchas novedades de El jueves en este saló, pero entre que La parejita anda entre lo mediocre y lo insalvable desde que nació Óscar, Genaro ultimamente ha bajado un poquito el listón y el librazo sobre Oscar (el autor, no el hijo de Mauricio y Emilia) cuesta una pasta mala (38 eurazos, maldita sea), era recomendar a Tato o a ¡Dios mío! Y, sintiéndolo mucho por el genial JL (como ya he dicho alguna vez, el hombre más curioso y culto que conozco), me quedo con el Monteys. No es que Tato esté en su mejor momento de forma ni mucho menos (¿a alguien le gustan los compañeros nuevos de piso?), pero, a falta de un recopilatorio de Federik Freak, es de lo más potable de El jueves actual. Monteys siempre tiene la capacidad de la sorpresa, de lo absurdo y de lo divertido. Qué demonios, Tato es una de las razones que me impiden decir “¡¡Ja ja!! ¡¡Esto por despedirme, malditos bastardos!!” mientras me limpio las posaderas con un trozo de Mamen, antes de darme cuenta de que raspa y deja el culo con manchas de tinta. De momento, 11 € al carro y firmita de Monteys por el camino. Si se puede.

(more…)

Pixar se va por el retrete: ¡¡Noticias y tetash lite!!

abril 11, 2008

¿Qué tienen en común una secuela innecesaria, una familia amarilla y cien euros? Sí, vale, que pagaría cien euros por ver una secuela innecesaria de la familia amarilla que todos sabemos, ¡¡pero tambien que forman parte de las noticias de esta semana!! ¡¡Las habrán leído en más sitios, pero no buscan trabajo tan desesperadamente!! (Lo de los cien euros no viene hoy, pero es que si no me quedaba muy corto. Pido perdón de antemano por lo corto que es todo, pero no puedo hacer otra cosa, sorrys varios)

PIXAR AL CARAJO

Cuando Pixar llegó al mundo de la animación, dando felices saltitos al lado de la malvada Walt Disney en hermandad, todos aplaudimos una animación fabulosa al servicio de una buena historia (algo que parece que Dreamworks aun no ha pillado, exceptuando la –de momento fabulosa- Monsters versus aliens). El problema es que, como todo lo que tiene éxito, enseguida empezaron a llegar los malos augurios, como predecidos años ha por el bueno de Nostradamus (Vendrá una compañía que hará una peli con un pez que habla…y luego otra con una rata que habla…y un coche que habla…y el mundo llegará al Apocalipsis. Una profecía de Nostradamus no es profecía sin predecir el Apocalipsis). Primero fue Cars, la versión espectacular y vacía de sentimientos de Os carrinhos: Un coche de carreras que encuentra el sentido de la vida en la amistad y aprende una bella lección moral. Ahá. Apasionante. Después llegó Ratatouille, admiradísima por casi todo el mundo y aburridísima en mis ojos cansados: La historia de siempre, contada de la misma manera de siempre, pero más larga y sin cortes. Ñej. Por lo menos Wall-E, la historia semimuda del último robot sobre la faz de la Tierra, pintaba bien. Y sigue pintando. Lo que pasa es que ahora pinta como lo último decente que hará Pixar en lo que le queda de historia.

Despídanse del cariño que le tenían a Luxo, la lamparita que pegaba saltos en el logo. Despídanse de la nostalgia al ver a Buzz y Woody. De los gritos de alegría de los niños cuando aparecía un trailer nuevo (o de los gritos de angustia de los padres, vaya). Nada de eso tiene sentido ya después de ver lo que Pixar nos tiene preparados para los próximos años. Agárrense los agarrables, que vienen curvas. En 2009 se estrenará Up, película que aun pinta bastante bien y cuyo argumento no destriparé esperando que se emocionen cuando lo conozcan, pensando que hay esperanza. Y en 2010, empieza el declive con Toy story 3: Nadie la pidió, nadie la quería, nadie la necesitaba pero hey, Buzz y Woody siguen vendiendo merchandising. Que es lo que se espera conseguir en 2011 con Newt, donde los dos últimos descendientes de una especie tienen que continuarla por la fuerza…aunque no se aguanten el uno al otro (¡comedia romántica forzada, prepárate, porque aquí viene Pixar!). Y para navidades de 2011, por si acaso estábamos poco empalagosados por Newt, llega El oso y el arco, que suena a película en 2D del rollo Hermano oso pero será una “emocionante aventura en 3D como sólo Pixar sabe hacerla”. Y viendo que va entre Newt y la que les cuento ahora, empiezo a dudar que Pixar sepa hacer algo a derechas. Y es que en 2012 llega Cars 2. Por favor, dejen de arrodillarse pidiendo clemencia: Está claro que dios no existe. ¿Queríais una secuela de Los increíbles? ¿De Monstruos S.A quizá? ¿Los más descabellados gritaban al fondo Buscando a Nemo? ¡¡Pues no!! ¡¡Cars 2 ya está en fase de preparación!! ¡¡Todos los que querían volver a ver a Rayo McQueen están de suerte!! El otro 99’9% de la humanidad, ya saben: Lloren sobre sus DVDs de cortos de Pixar (a poder ser sobre la caja, que si no luego se raya y se ve chunguelas). Esa época jamás volverá. Joputas. Habéis matado la calidad para revivir el merchandising.

LA LISTA MENOS LISTA

Eh, os ha molado el juego de palabras. Lo sé. En estos mismos momentos, después de leerlo, Hardita ha caído al suelo en estado catatónico, pidiendo entre babas que lo quite y que merezco morir. Algo así es lo que pasa cuando le das un artículo medianamente importante a un becario sin documentación ni idea de lo que está hablando: Que sale lo que sale. Así, la revista Empire (a partir de ahora, revista Anadieleimporta) ha decidido publicar una de esas listas de las mejores cosas que hacen mucho de discutir a la gentuza que pulula por foros y que no le importa a absolutamente nadie. Y hombre, si en vez de “Las mejores series de la historia” hubiera sido de “Los mejores mejillones de los 90” quizá hubiéramos tenido la fiesta en paz. Pero es que esto no tiene perdón de dios. Escuchen, escuchen: En el número 1 los eternos Simpson (que hasta la temporada 9 son la mayor maravilla jamás creada por el hombre y a partir de la 10 una bazofia sólo comparable con los peores castigos del averno o con ver a Sánchez-Dragó), en el 2 Buffy cazavampiros (que sí, que está bien, pero…¿realmente es la segunda mejor serie DE LA HISTORIA? ¿Es mejor que Mash, que Seinfeld, que Frasier, que El prisionero? Uh…supongo que el tipo que escribió la lista sólo había visto el musical), en el 3 Los Soprano (venga, vale) y a partir de entonces la cosa empieza a decaer.

No me puedo fiar de una lista que pone en el número 11 a Seinfeld y en el 12, a un pasito, a Padre de familia. Ojo, que Padre de familia me parece entretenidísima y me pone de un buen humor casi enfermizo, pero me parece propio de manicomio decir que sólo existen 11 series mejores que la de Peter Griffin, y que Seinfeld anda ahí ahí en su nivel. Venga ya, sólo el episodio de la apuesta se come con papas a cualquier cosa que haga McFarlane. Pero esperen, que hay más. Heroes ocupa el puesto 15, Lost el 5 y The office (británica, of course, que tiene más qualitè y se ganan puntos de gafapastidad) el 23, un poco por delante de CSI. Sí, amigos. Esto es lo que pasa cuando a un becario le das una guía de la tele actual y cinco minutos para entregar el artículo: Que sale algo que todavía algún tarado tomará como referencia. ¿Alguien en sus cabales elegiría No es país para viejos como la mejor película de la historia? Pues eso. Miren un poco al pasado, coño, que no cuesta tanto.

¡¡…Y TETASH!!

De alguna manera habrá que disculparse por el cortísimo, sosísimo -y demás agravios variados a su gusto- post de hoy, causado por un viaje inmediato y el ocio nocturno que Hardita dice desear y eso. Y por eso, y hablando de ocio, he pensado que Maripili nos puede hacer de guía en el Saló de Barcelona. ¡Hola, Maripili!

Uh, no, sin enseñar pecho, por favor, que es muy guarro. Sigh. Anda, no salgas ni de tu casa, maja. Juanita, por favor, ¿podrías…?

¡¡Que no!! ¡¡Que sin tetash!! ¡¡Ni bragas mojadas!! ¡¡Que estamos en época de saló y somos más que nunca castos, puros y jamás haríamos…!!

Venga ya, Mariloli. Venga ya. Maldita prostituta con silicona incorporada, sabía que cuando te contraté como guía sólo ibas a traer problemas. Sólo falta que venga Tifa Lockheart a enseñar pechamen por gusto y ya cierro el garito, oigan.

Sigh. La semana que viene, cómo sobrevivir al saló con 100 euros (copiando a Zona negativa y dando sentido al inicio del post) y posts más decentes que los de esta semana. Prometido. De verdad. Lo juro por Garfield, que cada vez anda más renqueante y pobruno.

Quiero ser Viruete

abril 10, 2008

Pues sí. Ha llegado la hora de quitarse la máscara, señores. Hacía meses que no me pillaban en uno de esos plagios antológicos, pero, oh casualidad, la semana pasada volvió a suceder. Y es que no puede ser que uno de cada dos artículos los copie del bueno de Viru palabra por palabra y que el otro artículo sea una recopilación de “Youtubes-sin-gracia-pero-que-parecen-tenerla” (ja-ja, el tío disfrazado de Spiderman se la ha pegado, ja-ja). Mea culpa. La verdad es que me extraña que no me hayan pillado antes, vaya. Se las estaba dejando a huevo. ¿No se han dado cuenta? ¡¡Los martes analizo películas malas y en dicha web tambien se analizan películas malas de tanto en cuando!! ¡¡Doble demanda, maldita sea!! ¡¡Que vengan los hinchas de Cinecutre (otra vez) a pedir que chape la cosa esta por plagio descarado!!

Y ha sido una lástima, porque esta vez, si no me hubieran parado a tiempo (“Eh, has hecho un artículo en contra de los frikis. Por alguna razón que no explicaré intentas ser igual que Viruete”), mi plan habría funcionado. ¡El plan maligno de suplantación de personalidad! ¿Creían que empecé a salir con Hardita porque nos gustábamos? ¡Ja! ¡No era sino el primer paso: Pasar temporadas con la familia Viruete, para que poco a poco fueran confundiéndome con el entorno haciéndome pasar por alguien agradable! Después, todo se basaba en juntar a los Frigopié Z y realizar versiones de canciones con un toque geek chisposo (“Chuck Norris es duro de matar, duro de matar”). El asesinato y la invasión de cuerpo, web y demás era el tercer paso que un comentarista atento consiguió cerrar a tiempo. ¡Oh, maldita sea! ¡Ya nunca podré ser Viruete! ¿Que hago ahora con el artículo de Secundarios que nos traumatizaron que tenía preparado?

Es más, después de Viru tocaba tomar el cuerpo de todos los miembros de Microsiervos, de Jotacé, de Ignacio Escolar y de las chicas de Lostzilla (en este caso tomároslo literalmente, salidos). ¡Sin razón aparente, necesito dominar la blogosfera plagiando aquí y allá! Ahora que me han pillado, supongo que tendré que aparentar que no plagio hablando de los mejillones de río. ¿Les he dicho ya que son apasionantes? Son mejillones y, uh, son de río. Seguro que me da para miles de artículos, siempre que los hooligans del bloguero mejillonero número 1 no vengan con palos y estacas a pedir que, por favor, pare ya de plagiar temas. Que no tengo gracia para hablar de mejillones.

El martes que viene, en El blog de Randy: ¡¡El planeta de los cien mejillones!!

(more…)

¡¡Os carrinhos em: A grande corrida!!: Video Brinquedo al poder (y 2)

abril 8, 2008

El martes pasado dejamos a los Micromachinhos envueltos en graves problemas económicos, a los que sólo se suma el problema de que Mate 2 llevara el dinero para salvar su culo a las apuestas. Mientras, el taxi sigue sin ligarse a la cocha, que anda medio loca por el coche ninja. Todo con muchas cogidas y un 3D de ese que se usa para amenazar a los niños (“¡O te comes la sopa o vemos Os carrinhos otra vez!”). ¡¡Vamos ahora con la emocionante y espectacular conclusión!! ¡¡Uauh!! ¡¡Yo me la perdería, pero les prometí terminarla!! Sigamos: El taxi sufre uno de los momentos más humillantes de todo ser vivo con ruedas y/o piernas: Encontrarse en la “Zona de amigos” con la cocha, que le cuenta toda la cita con el coche ninja mientras él medio sonríe y comenta que las cogidas no son para él. Tsk. Pobre. Y mira que le gustaría, ¿eh? Lástima que sus indirectas son, digamos…demasiado directas. Vamos, que sería más sutil sacarse el tubo de escape delante de la cocha y menearlo un rato.

A esto se le llama estar desesperadito. Cuando la cocha empieza a meterse en materia (“Que sí, hombre, cómo no vas a coger”) llega el padre a comentar que él tiene entradas para ir a las carreras. Como si a alguien le importara en ese momento, vaya. A todo esto, de Mate 2 seguimos sin tener ni maldita idea (ni falta. En mi imaginación, una apisonadora viviente le dejó las tuercas hechas papilla). Del que sí sabemos es del coche ninja, que pone en marcha su malévolo plan para quedar primero en la carrera en lugar de Rayo McQueen. Atentos, Fernando Alonsos del mundo, cojan nota…Si es que entienden qué demonios ocurre en esta escena.

Vale, eh…llega a la gasolinera, la abre (no pregunten cómo, maldita sea), echa dentro algo extrañamente incoloro (de hecho invisible: ¿Gasolina invisible? ¿Agua? ¿Vosotros veis caer algo de esa lata?), cumpliendo así con su malvado propósito de, uh, yo que se, cambiar Diesel por Super o algo así. Mención especial al bidón que cae desafiando toda ley de la gravedad y a la cara del coche ninja, como diciendo “Méh, si estuviera mejor animado hasta me hubiera asustado un poco”. Por cierto, vaya poca seguridad hay en el recinto en cuestión, tú. Menos mal que no tienen una ETArrinha, porque se lo iban a pasar pipa poniendo bombinhas, tú.

Bien, la carrera empieza, y el taxi, la cocha, el padre y Mate 2 (que ha aparecido de la nada sin que nadie le pregunte qué ha pasado con el dinero. No me extraña que la empresa esté en la quiebra) están en la grada, viendo la carrera en cuestión. El coche ninja se acerca a la cocha (ya sabeis: Ey, morena, como tu por aquí, no te esperaba, mira qué pedazo de parachoques tengo, guiño, guiño, hey) y ésta sonríe como si Brad Pittinho se le acabara de declarar allí mismo. Ay, l’amour. Si no fuera porque el tipo es un tramposuelo, igual nos caía hasta medio bien. Porque si nos tenemos que fiar del carisma del taxi, mal vamos. Y entre tanto, podemos ver cómo el plan del horrible malo ninja tiene consecuencias horribles para el pobre Rayo McQueen.

Atentos a la metáfora fálica nada escondida, que manda narices. ¿O quizá sea una metáfora sobre las drogas? En todo caso, el hecho de que la gasolina se meta por la boca, los focos parezcan pegatinas del todo a 100 y las ruedas caigan de una manera tan antinatural seguro que quieren significar algo. Vamos, eso espero. Es lo único que podría favorecer la escena con menos ritmo y humor de la historia del cine de animación. Vamos, que Gertie el dinosaurio se meaba en el micromachinho de turno, por mucho 3D que metan con calzador. Y ya tiene delito, ya.

Mate 2, entre tanto, anuncia que ha invertido su dinero en las apuestas (hombre, ya iba siendo hora de comentarlo…cuando le vieron llegar sin la saca con el símbolo del dólar, ¿nadie se preguntó qué demonios había pasado con ella? ¿Simplemente confiaron en el coche sin graduado escolar rayante en la subnormalidad?) y, claro está, el jefe se cabrea con él, aunque no pierde su sonrisa (no porque no esté triste, sino porque la animación del filme tampoco daba como para ponerle una boca hacia abajo). Y entre grito de “Te voy a matar, hijo de puta” y “¡He perdido mi compañía!”, la cocha, con otra sonrisa de felicidad (su padre ha perdido la empresa, pero qué más da) dice que se callen de una vez y que disfruten de la cogida. Que está muy bien lo de ganarse el pan y tener dinero, pero no se puede comparar en importancia con ver correr a un coche ninja. Mientras, en la radio se anuncia que Rayo McQueen está para el arrastre y que, por tanto, el dinero apostado por Mate 2 se ha ido al garete definitivamente. Lloro y desolación. Bueno, o eso pasaría en una película en la que supieran como animar las lágrimas. En Os Carrinhos, con un poco de imaginación podemos incluso llegar a pensar que el padre con disfunción visual está haciendo la coña de que llora. Porque no me digais que no es de risa.

Cambiadle el sonido al padre por uno en el que se ría y funciona igual de bien/mal. ¿Tanto les costaba gastarse diez euros en comprarse un programa más avanzado? Si no pasa nada, hombre. Si ya sabemos que esto lo hicisteis con el programa 3D que ocupaba menos megas en el eMule (debe de ser difícil bajar cosas con el 56k que deben tener en ese sitio). Probablemente en Video Brinquedo querían prepararnos un poquito más para el momento “El taxi se convierte en un gran corredor y gana a todos”, por si a alguna persona con media neurona vaga aun le costaba ver el final, pero no sabían como hacerlo más obvio. La radio, el taxi marchándose, el dinero derrochado…Marear la perdiz media hora más podría quedar incluso demasiado descarado y todo.

La cochepolicía examina el lugar de los hechos y llega a la conclusión de que el tipo que adulteró la gasolina no dejó pistas. ¿Veis la marca en el suelo igual al neumático del coche ninja, que casualmente está al lado de un bidón de aceite que cayó la misma noche en que se adulteró la gasolina? ¿La veis? Pues probablemente sea pura y dura casualidad. Y ahora, como Grissom, a buscar pelos. Tuercas, en este caso. En fin, finalmente aceptan la marca a regañadientes como prueba y empiezan a buscar al propietario de dicha marca. Que no es por nada, pero supongo que habrá varios coches con el mismo maldito neumático. En fin, mientras la policía se va a investigar este intrigante asunto (a pesar de que el coche maloso estuviera firmando autógrafos el día anterior dejando esa misma huella exacta), por fin aparece el taxi decidido a convertirse en un carrinho de carreras por la libertad, la patria y esas chorradas. ¿La respuesta? La misma que debe tener un crítico de Cahiers du cinema cuando ve esta película.

Su bamboleo es hipnótico. ¡Maldigo al que enseñó al animador de esta película a usar el botón “bucle”! ¡Te odio, maldito desconocido! ¡Te odio mucho! Coño, ni que la cosa fuera de tanta risa. Tras ver como se descojonan cual gafapasta viendo a Dragó durante dos minutos, finalmente le empiezan a tomar en serio y Mate 2 le avala como corredor (uau, ya ves, si Mate 2 te avala como corredor, no hay más que decir. Así empezó en la actuación Sergio Peris-Mencheta, avalado por alguien con el mismo nivel intelectual). ¡¡Y empieza la cogida final, gracias a Diosinho!! Vale, ya paro, estoy abusando demasiado del chiste. Tras la típica ronda de fanfarroneo (“Soy un coche ninja y soy mejor que tú porque creo que lo que importa está en el exterior”-“Entonces no sabes nada de la vida y yo te demostraré que lo importante es que si quieres puedes”-“¡Qué bella lección moral!”), Video Brinquedo nos demuestra que guardaba lo mejor para el final. Y con “lo mejor” me refiero a “un potente revulsivo estomacal que conseguirá que regurgites todo lo comido desde hace ocho años”. ¡Mmmmh, langostinos!

¡¡Eso no os lo esperabais!! ¡¡Una vista en PRIMERA PERSONA con gráficos dignos de  Xbox Wii PlayStation Super NES Nintendo Spectrum!! ¡¡Y con esa rapidez digna de un Flash internado en el geriátrico!! Y, por favor, que alguien me explique QUÉ DEMONIOS PASA AL FINAL. Lo he visto quinientas veces y no sé que intentaban expresar en esta escena de arte y ensayo. ¿El coche ninja se para y entonces el otro se cae a un lado? ¿Qué demonios? ¿Han llamado a David Lynch o simplemente no terminaron el filme? Porque, por muy incomprensible que sea es, de calle, la mejor escena de toda la película. Pocas cosas más cutres pueden existir en este universo sin que una brigada de salud mental acuda al salvamento.

La carrera continua entre sensación de velocidad nula y arbolitos pixelados, con los coches corriendo ordenadamente de uno en uno (por si acaso los niños los imitan con los skate o algo). El ninja y el taxi acaban mano a mano y la cocha sonríe una y otra vez, como si hubieran cogido una animación y la hubieran repetido varias veces. Náh, no creo. Sería muy poco profesional. Eso sí, no se sabe por qué sonríe, ya que no se imagina quien es el nuevo corredor misterioso (sic). O sea, tu coche-mejor amigo sueña con ser piloto de carreras, uno se pone enfermo, es necesario que lo intente para salvar el dinero de la empresa, se marcha de la grada junto con Mate 2…¿Y aún no se imaginan quién es? ¿Y no le echan de menos para nada? Ay, taxi, si se lía contigo al final va a ser solo por la fama. Que es mu mala la cocha esta. En fin, el taxi, en una hábil estratagema (o sea, pisar el acelerador e ir a más de 50, uau, que temerario), se pone primero, a lo que el coche ninja sólo puede contestar de una manera. ¿Apretando más el acelerador y demostrando sus artes ninja? ¡Claro que no! ¿Para qué, teniendo…?

…UN PUTO CHICLE GIGANTE? ¿Quien demonios dio dinero y drogas al guionista? ¿Desde cuando los coches toman chicle por el mismo sitio donde toman aceite? ¿Y por qué son gigantes? ¿Como es que no le hemos visto comer chicle antes? ¿Y como logra lanzarlo tan lejos? Dios santo. Cuando creías que algo no podía ir peor. Escapa del chicle y el coche ninja negro se la da contra unas chinchetas, que deduzco que es lo que tendría que haber salido antes de su capó pero no ha llegado a salir creando la escena más davidlynchiana del cine de animación. Ah, justicia divina. El coche ninja se lamenta cual Pierre Nodoyuna y el taxi gana (¡oh, qué sorpresa! ¿Habrá escrito Shyamalan la historia? ¡Este parece uno de sus giros finales!). Total, que con el taxi Mate 2 rompe la banca y todos son felices menos el coche ninja, que es detenido. Besito y polvo final detrás de las cámaras.

¿Moraleja? Ya sabeis, niños: Apostad todo el dinero de vuestros padres de manera suicida confiando en que vuestros amigos os sacarán las castañas del fuego. Sólo de esta manera conseguireis que ellos liguen, haceros ricos y que todos os quieran. También, claro, está la otra gran moraleja: No hace falta que os entreneis para conseguir algo. Simplemente, o teneis talento natural como el taxi para correr, o no merece la pena ni intentarlo. ¡Lo siento, fracasadillos! ¡Otra vez será!

Mientras tanto, Video Brinquedo vio que esta película podía ser un superéxito y pronto se pusieron a escribir el guión de la secuela. Aproximadamente diez minutos después tenían para una segunda y tercera parte. ¡Búsquenlas! ¡Veanlas! ¡Sientan cómo su cerebro se diluye poco a poco! ¡Vivan los Micromachinhos! ¡Bravo!

Randy presents…Juegos que nunca me enseñaste: Rom hacks

abril 7, 2008

[¡No, esta no es una nueva semana de colaboraciones! Sin embargo Paco, nuestro amable y nunca suficientemente bien ponderado comentarista, mandó un artículo no especialmente gracioso (aunque tiene sus puntos) pero sí muy interesante. El blog de Randy, sección “aprende con nosotros” presenta…¡¡Roms hackeadas!! ¡¡Un mundo nuvo ante vosotros!! Gracias, Paco]

Todos conocemos juegos horribles, juegos que sólo recordamos por lo malos que eran, juegos que nunca debieron existir en definitiva. Los que leéis este blog con cierta frecuencia ya sabréis que se han analizado títulos así. En esta ocasión voy a hablaros de juegos que nunca existieron ¿Acaso será este artículo un sesudo documental sobre proyectos que nunca llegaron a la luz? Ni mucho menos. En este artículo hablaré de los juegos que las productoras jamás pensaron en hacer, pero que los usuarios si han querido crear: los rom hacks. Lo mejor será introduciros en el mundo del hackeo de roms con una breve explicación. Una rom es un archivo que contiene la información de un videojuego y que usan los emuladores. Hackear una rom es cambiarle la información para reprogramar el juego. Imaginaos las posibilidades de esto: redibujar los gráficos horteras de algunos juegos, añadir nuevos niveles a los clásicos, hacer nuevas aventuras con personajes conocidos, traducir juegos japoneses que nunca llegaron a salir en occidente o jugar al Secret of Mana en castellano. Ahora adivinad lo que hace la gente al hackear roms. Venga hombre, no es tan difícil. Sucedió con la fotografía, la pintura, la literatura, el cine…

¡Socorro, 4chan se ha metido en mi consola!

Para esto se utiliza en el 90% de los casos. Es como una demostración de la regla 34. Mención especial la merece Little Remo – The Child Abuser, el hack de Little Nemo – The Dream Master para NES. El autor de este título se ha tomado un gran esfuerzo para conseguir que absolutamente cualquier detalle del juego se convierta en algo desagradable y traumático. No exagero, hay que jugar para entenderlo. No pongo imágenes porque me temo que pueden ser ilegales en varios países, pero darle caramelos a un niño para que te haga una mamada o recoger consoladores en un bosque de penes para abrir una puerta son algunas de las cosas que se pueden hacer (NdR: Hay que ser un enfermo para jugar a esto. ¿Little Remo dices que se llamaba? Hmmm…). La fascinación que siente la gente por dibujar porno pixelado no conoce límites, al igual que su sentido común.

Imaginad a alguien masturbándose con esto.

(more…)

¡¡Los spin-off molan!!: Noticias y tetash

abril 4, 2008

¿Qué tienen en común un montón de bromas malas, Superman y una oficina normal y corriente? Vale, que si alguien viera a Superman trabajando en una oficina normal creería que es una broma mala, ¡¡pero también que forman parte de las noticias de esta semana!! ¡¡Las habrán leído en más sitios, pero seguro que no tienen una horda de frikis quinceañeros pidiendo su cabeza al grito de “Tu tambien eres un friki” y “Nunca serás Viruete”!!

SUPERMAN, DINERO CON PAN

Hay gente que no se conforma con nada, oigan. Si tienen una novia supermodelo que juega a la consola con ellos por la noche, se liarán con la camarera desaliñada de la esquina, si ganan millones de euros en la lotería seguirán trabajando por si acaso, si son coronados presidentes del mundo empezarán a conquistar otros planetas. Ya me entienden. Dan rabia, ¿eh? Y lo peor es que el tiempo les da la razón y te miran por encima del hombro entre sonrisitas de maldad absoluta. Es lo que ha ocurrido con Jerry Siegel, uno de los creadores de Superman (el otro fue Joe Shuster) en 1937, en unas tiras de prensa míticas y terriblemente ingenuas a día de hoy. Tras la publicación del soso número uno de Action cómics, Siegel vendió todos los derechos del personaje a DC (Detective Comics por aquel entonces. No tuvieron la hipocresía de mantener el nombre original, obviamente) por unos míseros 130 euros (míseros ahora, ojo, en la época daba para comer chuleta durante un buen tiempo). La mayoría de nosotros, si viéramos a nuestro personaje crecer tanto como ha crecido Superman, diríamos “Porras, podríamos haber pedido más. En fin, un mal trato, qué le vamos a hacer, hagamos algo nuevo”. Jerry Siegel no. Ya en los 40, y junto a Shuster, intentó recuperar a su personaje. Obviamente no lo consiguieron, pero en vez de una risotada a lo Nelson Mutz, que es lo que se merecían, se llevaron 94.000 dólares por parte de DC para compensarles. La avaricia rompe el saco, dicen, y de nuevo la mayoría nos habríamos quedado ahí, pero ellos no: En los 70 volvieron a la carga, logrando 20.000 dólares anuales, que después fueron 30.000. Suficiente si no quieres vivir a todo lujo, vaya. Para comer una tortilla por las noches y comprarte la Wii ya te da. Siegel murió mucho y todos pensaron que la batalla por los derechos se había acabado, pero de tal palo tal astilla. Y la familia de Siegel, que no debe entender qué es eso de trabajar pudiendo chupar la sangre de tu familiar muerto, pidieron recuperar los derechos una vez más (¿cuántas vamos ya?) en 1997. Y, contra lo que nos han enseñado en fábulas populares y refranes cutres, esta semana el veredicto del juez ha ido a su favor. Aun no se sabe cuánto van a cobrar esta vez, por mucho que sea una indemnización sólo de lo publicado desde 1999 (Superman returns incluída, que es lo que les va a dar más pasta. También está incluída Superman contra Bugs Bunny, si es que a alguien le importa). Por lo visto, es posible que en 2013 los herederos de Siegel (y Shuster, aunque los herederos de este parecen pasar un poco del tema) tengan todos los derechos del personaje durante 20 años debido a la jodida ley de Derechos de Autor (¿leen ahí la palabra “Herederos” por algún lado? Porque yo no). Por ello no sólo se complica la realización de más películas de Supes y la de la JLA, sino que, si los herederos no están contentos con DC o no les dan suficiente pasta, ya han amenazado a irse a Marvel con el personaje. Si es que cuando digo que vivimos en una época de oro de los cómics no es por decir. Por cierto, yo cuando era pequeño hice un dibujo sorprendentemente parecido a un dibujo del Ja en El jueves y, er, exijo todos los derechos de…uh, ¿cuela?

superman659.jpg

De oro es lo que está ocurriendo en Marvel. Sí, ya sé que soy un pesado y que a veces podría hablar de DC o callarme la boca, pero qué quieren, uno es marvelita y tiene que hablar de estas cosas. Por cierto, a partir de ahora habrá unos SPOILERAZOS ENORMES. Avisados quedan. Y es que el número uno de Secret invasion nos ha dejado las bocas más abiertas y babeantes que recordamos leyendo un cómic (aparte de los de Manara, obviamente). Bien, como doy por hecho que este párrafo sólo le estarán leyendo si son marvelitas y no le temen al miedo, vamos a hacer una pequeña sucesión de hechos para este cómic que, si bien no cambiará el universo para siempre, sí que le va a pegar un golpetazo. Nada más empezar el cómic descubrimos que Jarvis, el criado de Los Vengadores, es un skrull que mete un virus en la armadura de Iron man (que, por cierto, no. No es un skrull). Mientras, una skrull que se hace pasar por Sue Storm (la mujer invisible, vaya) vuela por los aires el edificio Baxter de los 4F (que, por cierto, siempre me ha parecido feísimo y ostentoso. Que aprendan de los X-men, viviendo en un colegio, coño) y deescubrimos que Hank Pym (Yellow jacket) también es un skrull…que dispara a Reed Richards (Mr. Fantástico, chulo él al ponerse el nombre) en la cara. Se lo merecía, coño. Y al final, una nave llega al centro de Nueva York. Y en vez de malosos, Marvin el marciano o skrulls trae…¡¡¡a los héroes de los años 70 felices por haber vuelto a la Tierra y sin poder reconocer a quien está enfrente suyo!!! No me digan que, por una vez, el señor Marvel no ha acertado. Me lo estoy pasando como un crío, oigan. Como un crío. Si quieren saber más, los chicos de Zona Negativa están haciendo un fabuloso resumen de todo lo que ocurre los lunes. Eso, o esperar nueve meses a que nazca (¡oh, qué inteligente juego de palabras!) el cómic en España. Ustedes verán. Y no, yo no soy un skrull. Y oh, sí, les queda mucho que aguantar de esta Invasión Secreta. ¿Será Superman un skrull? ¿Le importa a alguien?

(more…)

Monográfico Barbie (4): Barbie y las doce princesas bailarinas (DS)

abril 2, 2008

Si digo que los juegos basados en películas son pus, no creo que salga nadie a decirme lo contrario entre gritos airados. Más que nada porque fans de Super Mario Galaxy habrá miles, pero dudo que exista uno sólo encandilado por Ratatouille para Wii o Transformers para DS (¡En dos versiones! ¡Elige ser decepticon o autobot! ¡Podíamos meter los dos en un cartucho pero entonces no picaríais como pardillos!). Ojo, que todos hemos picado alguna vez con un pseudojuego cutre basado en película, pero es que en su día aun tenían su aquel (el mítico juego de Aladdin, el de El rey león…). Hoy por hoy la cosa es rayante en la desidia. Y no es sólo porque la calidad sea ínfima, sino porque estamos hartos de la peliculita de turno. Estamos comiendo cereales de Iron man, viendo los anuncios de Iron man, los carteles de Iron man, estamos hasta la masa testicular de Iron man, ¿qué demonios les hace pensar que queremos comprar el videojuego del hombre de hierro? Que vale, que lo entiendo. Que un juego de La historia del camello que llora (¿Camelloz?) no es comercial ni nada por el estilo, pero demonios. Parad ya. Pues bien, lo mismo que nos ocurre al común de los mortales con Iron man le debe pasar a las niñas de ocho años con la película de Barbie de turno: El DVD, la muñeca, los anuncios…y el maldito videojuego. La diferencia es que ellas están como locas por jugar con su heroína de rosa favorita en vez de despotricar contra ella en un blog. Estas niñas de ocho años no tienen clase ni nada, psé. Después de jugar Barbie y las doce princesas bailarinas para Nintendo DS, sólo puedo decir dos cosas: La primera, jamás se ha hecho una adaptación tan libre de una película. La segunda…¡¡Por favor, dadme el juego de Transformers y dejad que me desintoxique de tanto rosa!! ¡¡Dadle todos los juegos a las niñas de ocho años…y luego exterminadlas!!

Nada más encender la consola y meter el juego, un mundo se nos abre ante nosotros. Cuatro productoras (¡¡Cuatro!!) realizaron el juego, como se te anuncia mientras suena la horrorosa canción de la película por detrás una y otra vez, taladrando tus oídos hasta llegar al cerebro. Por si eso fuera poco, en uno de los logotipos de productoras, aparece el gato persiguiendo al mono. Buf, va a ser duro. Va a ser duro. Bien, juego nuevo, elección de nivel. ¿Fácil o normal? Vaya, se ve que no tuvieron lo que había que tener para poner nivel “difícil” en el juego. Es normal, vaya. La única cosa más fácil que este juego es jugar a dejar morir a tu Tamagotchi…y eso que jugué en nivel normal. No me quiero imaginar el nivel fácil. ¿Qué demonios hacen? ¿Quitarte a los enemigos y simplemente saltar de plataforma en plataforma?

barrrbie.jpg
¡Para todos los públicos significa “para tontos”!

Oh, hola, Barbie. En fin, recordaréis que en la película Barbie y sus hermanas se quedaban encerradas en su habitación mientras la malvada señora Doubtfire (hoy Rowena, que soy bueno, por muy tentado que esté de llamarla Rowenta) envenenaba a su padre y ellas descubrían un mundo mágico de color al que la malvada Rowena no tenía acceso. Aquí la cosa es, si cabe, más simple. O sea: vas a donde tu padre y descubres que está echando una cabezada. Como no sabes muy bien qué está pasando, tu gato te habla, te dice que está envenenado y que sólo tú le puedes salvar rescatando a tus hermanas. No sé cómo puede ayudar a alguien envenenado el que yo rescate princesas o no, pero si acepto que un gato me habla, acepto todo. Total, que le haces caso y huyes mediante unas pantallas repetitivas hasta la extenuación (uno termina por preguntarse si no será que el juego tiene un bucle) y en las que sólo puedes saltar. Sí. Saltar. Pero no creais que me refiero a saltar encima de los enemigos al mejor estilo Super Mario, no. Si saltas encima de un enemigo, te haces daño. Lo único que puedes hacer es evitar a tus enemigos. Total, ¿quién quiere luchar contra las, er, HORMIGAS enemigas? ¡Nadie! Pero por si acaso, tampoco puedes, no vayas a tener tentaciones. Por no poder, ni siquiera puedes agacharte cuando un adorable pajarito azul que parece PARTE DEL FONDO te pega ¡Venga ya, ni siquiera puedes pisar a las cucarachas asesinas! Sigh. ¿Qué tienen en contra de los insectos en los juegos de Barbie? Por favor, que algún implicado en el juego me lo explique.

barbie1.jpg
¡Son feos y huelen mal, como los chicos aparte de Ken!

Uh, gracias, creo.

(more…)

¡¡Os carrinhos em: A grande corrida!!: Video Brinquedo al poder (1)

abril 1, 2008

Y hoy, en “Vidas ajenas e inventadas que no le importan a  nadie”, es hora de contarles una bonita historia truncada por el fatal destino. La historia de un visionario, Cristiano Valente, un brasileño que, desde bien pequeñito, supo que su destino era hacer historia en el cine de animación. Un brasileño que, como Ronaldo, iba a salir en los telediarios, iba a conseguir dinero, fama, sexo, todo lo que siempre había deseado, gracias a sus portentosos dibujos animados. Así, Valente entró en Video Brinquedo, dispuesto a llevar a esta modesta empresa de dibujos animados en 2D hasta el Olimpo de lo que él llamaba “Tres Dimensiones”. Fueron años difíciles, pero Valente trabajó duro para sacar a su empresa adelante. Sabía que su historia sobre coches parlantes jamás sería copiada por ninguna otra empresa lícita. Su obra maestra causó furor en los primeros pases de prueba. La gente salía como loca, aclamando a Valente como el nuevo Walt Disney, aplaudiendo la animación fluida y los inteligentes chistes del filme. Valente sonreía, mirando su emporio y lo que estaba a punto de conseguir. Os carrinhos em: A grande corrida (título que siempre pensó cambiar para su exportación a España) iba a darle dinero y fama a espuertas. Pero el fatal destino quiso que, el día antes de la fabricación del millón de DVDs que iba a colocar en el mercado en 2006 ante su poderosa demanda brasileña, se quemara su casa, su ordenador, su gato, su trabajo de toda la vida. Así, Valente, que no se amedrentaba ante nada, tuvo que rehacer él sólo su película en una hora, antes de entregarla al productor. No se iba a rendir ante nada, su historia de coches habladores en un pueblo era original, novedosa y rompedora, y un poco mucho de mala animación no iba a hacer daño a nadie. El mismo día que Cars salió en cines y quedó como la “real” a los ojos del público poco especializado, Valente cayó en una profunda depresión de la que no salió hasta que se le ocurrió otra gran idea, una superproducción que cambiaría el destino fatídico de Video Brinquedo y de el mundo de la animación: Una rata cocinera. No sé si alguien se ha creído que esta historia es real, vaya. Espero que no. ¡¡Pero demonios!! ¡¡Quiero pensar que pasó algo así para poder justificar la desfachatez, la bazofia y el asquito que da Os carrinhos em: ¡A grande corrida!!! Que significa “La gran carrera”, so guarracos. Sí, haré muchos chistes al respecto hoy. Pero que muchos. Prepárense, que vienen curvas. Je, soy el humor.

La mezcla de video de autoescuela barata con música de película porno chunga es escalofriante, no me digan que no. En cualquier momento uno espera que aparezca un “Video brinquedo presenta: Normas de circulación. Presentadas por Jenna Jameson”. Cosa que, por otra parte, me habría hecho ir a la autoescuela en su día con una sonrisa de oreja a oreja. Y ya el hecho de que “A grande corrida”, que forma parte del título, venga aparte de este, con otra fuente (una de las de word en negrita y cursiva, vaya), sólo le aporta genialidad a estos títulos de crédito. No me digan que no parece, con esa musicota y con ese título, la clásica película pajillera de cuando teníamos quince años y nos las grababan del Plus en vez de una película infantil brasileña. Ay, y yo creyendo que los de Ratatoing eran malos porque salían saleros volando. Ingenuote.

Todo empieza con una carrera, para que el espectador se quede de piedra en su sillón ante la increíble sensación de rapidez que desprenden los carrinhos en cuestión (yo los llamaría Micromachines, que es lo que son, pero vaya). ¿Os acordais del inicio de Cars, con rayo McQueen corriendo por una pista en la que el público eran coches y demás? No, a mí tampoco me gustó, pero hay que reconocer que estaba bien hecho. Preparaos para la nueva generación: El taxi corriendo por un canal de televisión con niebla (o sea, cuando no hay señal y solo se ven…oh, compruébenlo ustedes mismos, si sus retinas resisten). ¡Los últimos avances tecnológicos fueron necesarios para crear unos adelantamientos tan creíbles!

¡¡Buf, menos mal que todo era una pesadilla!! ¡¡El choque contra la furgoneta tonta increíblemente parecida a Mate parecía tan real que me he estremecido!! Aquí podemos ver uno de las grandes bases de Video Brinquedo: No desperdicies un modelado en 3D, que para algo lo tienes. Da vueltas alrededor del modelo parado y ponlo con un fondo que se mueva (o algo así) para que parezca que tenemos presupuesto y no somos cutres. O sea. Lo que en Pixar serían pruebas de animación primerizas desechadas, aquí es el grueso de la película. Del diseño de personajes casi es mejor no hablar, aunque las cejas del taxi en cuestión vayan a poblar todas nuestras pesadillas.

(more…)