Archive for 17 enero 2008

Soy un atrasado tecnológico (y feliz)

enero 17, 2008

Soy un atrasado tecnológico. Sí, amigos. Y no me importa serlo, es más, creo que hasta me empieza a gustar eso de estar contracorriente del grupito high-tech, con sus gafas de colorines, su pelo rapado y su perilla siendo atusada cada medio minuto. Esos que te miran por encima del hombro y te saltan un “¡¡Ja!! ¿Aun con un iPod de 80 gigas? ¡¡Ha llegado la época Nano!!” mientras tú das al play a algún disco antiguo de Extremoduro para intentar ignorarles. Que no es por nada, por cierto, que los iPod serán muy modernuquis y serán la polla con cebolla, pero se rayan con la mirada. En diez días ya está peor que la pantalla táctil de la DS de Hulk después de jugar al Ouendan (¡oh, mis inteligentes y forzadísimas comparaciones!). Bueno, a lo que iba. Soy un atrasado tecnológico. Y es que el otro día fui de rebajas y -¡horreur de horreures!- me compré la latita de Pocoyó en DVD. Sí, amigos. Por favor, no corran todavía a la cocina a acuchillarse los intestinos mientras se lamentan de que exista alguien que no muera por tener un Blu Ray de esos. O sea. A mí si me regalan una televisión de las de siete mil euros con un Blu Ray integrado, no crean que le voy a hacer demasiados ascos, pero no entiendo la fiebre que hay ahora con el Blu Ray. No me digan que alguien se puede creer comentarios del estilo “Ver un DVD después de haber disfrutado del HD es como ver el Canal Plus codificado de lo mal que se ve”. Sí, vamos. Te sangran los ojos al no distinguir las hojas de los árboles del fondo que tan bien se distinguen en las televisiones de veinte mil morlacos. Es que si encima no se ven bien, coño. Apaga y vámonos.

En serio, no entiendo tanta tontería y locura por este nuevo formato. Entendí perfectamente el cambio de VHS a DVD y fue uno de los primeros en migrar. Era obvio. El segundo nos ofrecía una calidad bestial en comparación, no se desgastaba con cada uso, podíamos elegir el idioma en el que queríamos verla, teníamos extras (eso que nadie ve pero de lo que siempre viene bien quejarse en caso de que no haya ninguno)… Vale, perfecto. El HD, por su parte, nos ofrece una mejor imagen. Uh, y ya. ¿Por qué entonces la manía de apuntarnos con una pistola a los que creemos que es un cambio innecesario? Maldita sea, ES innecesario. No hace ni medio año que mi tía se compró un DVD, ¿y ya le vais a obligar a cambiar? ¿Para qué? ¿Para que siga viendo los mismos screeners chungos bajados del eMule pero esta vez grabados en un flamente Blu Ray disc? Nada, nada. El DVD podría aguantar perfectamente veinte años más, y la excusa de “Si fuera por ti aun veríamos BETA” no es válida. BETA no, coño, pero el DVD me da todo lo que necesito. En serio. No necesito ver el sudor de John McClane en calidad digital para comprender que lo está pasando mal, me basta con escucharle decir “Joder, que mal ando”. “Caca, que mal ando” en la versión censurada.

(more…)

¡¡La animación infantil puede ser maravillosa!!

enero 16, 2008

[Randy dice: como ya les avisé, hoy no he tenido tiempo de hacer nada debido a que sigo guionizando no uno, sino dos episodios de Friends para comparar y decidir cual es mejor, así como sketches varios sobre el problema vasco. Es por ello que he dejado la tribuna pública al bueno de Starsky. Los adolescentes vírgenes siempre hacen grandes artículos, o eso me han enseñado las sitcom]

Aceptémoslo, no soy un usuario. Soy un cómodo recurso argumental al que recurrir en necesidad de un blanco para chistes sobre menores vírgenes sin vida social, de una entrañable excusa para opinar acerca de “un cómic horrendo que un amigo mío se compró y al que nunca jamás me hubiera acercado“, y, particularmente, de alguien que hacerles sentir mejor acerca de sus gustos televisivos.

Pero maldita sea. En un mundillo en el que Seth MacFarlane gobierna con terribles guiones sin argumento alguno rellenados en cinco minutos a base de robar chistes de series canceladas infinitamente mejores y referenciar cultura pop de los 80 sin añadirle gag alguno, es un alivio saber que ciertas series animadas producen entrañables chorraditas sin pretensión alguna. Sí, amigos, estoy hablando de esas infantiladas a las que usted, astuto lector, no se acercaría ni con un palo de 20 metros. Y soy lo suficientemente previsible como para centrar en ellas mi primera (y muy probablemente última) entrada como invitado especial.

Por otra parte, éste es el blog de Randy. Nuestro querido arriba firmante no se ha ganado la simpatía de quince comentaristas comentando diariamente sus series infravaloradas favoritas. No, él es un héroe mundano que jamás recurriría a lo fácil – por eso basa su blog entero en reírse de series, cómics y películas jodidamente terribles. Oh, y en poner tetash, pero hoy no es viernes.

Por ello, y no por que sea muchísimo más fácil, hoy hablaremos de las cosas más horrendas con las que me he topado en mi maravillosa infravida amenizada por coloridos personajes describiendo la acción como si su audiencia fuera increíblemente estúpida. Y probablemente lo seamos, al fin y al cabo estamos viendo su serie.

Ren & Stimpy Adult Party Cartoon!

¡El miércoles! ¡Bwahaha! ¡Revolución! ¡Caos! La pastilla, perdón.
A mis pseudoadorables 14 años, yo era joven e inocente, así que me fiaba del criterio de nuestro querido Cartuneswor, un comentarista ocasional de estos lares que hace tebeos y ve con resignación los cientos de mediocres coserías que le obligo a descargarse. Así, cuando éste me recomendó fervorosamente Ren & Stimpy, serie infantil de los 90 creada por John Kricfalusi, el dibujante equivalente al entrañable viejuno barbudo que ven todas las mañanas en el Corte Inglés maldeciendo a voz en grito a la juventud de hoy en día mientras arrastra su carrito lleno de basura, decidí alocadamente dirigirme a Freaks (¡La tienda barcelonesa que te cobrará 50 euros por media temporada de Lost por que SABE que pagarás el triple con tal de tener una caja que rece “Lost” en vez de Perdidos! Historia real.) y gastarme 50 (¿ven?) de los euros ganados con el sudor de mi frente (¡creo que ese mes hasta puse la mesa en un par de ocasiones!) en la primera temporada de tal serie (¡me encantan los paréntesis!).

(more…)

Fernando Acaso,ese gran actor: “H6,diario de un asesino”

enero 15, 2008

Cuando alguien dice que va a hacer algo a lo español nunca es una buena idea. Nada a lo español es una buena idea. O sea, Ellas y el sexo débil no es Sexo en Nueva York, Tuno negro no es Scream y Los Sabandeños no son los Backstreet boys. Por eso, el momento de 2005 en el que Martín Garrido leyó American psycho y pensó que él podría hacer una versión castiza fue un error. Un error que, un año después, se transformó en H6: Diario de un asesino, película que no tiene claro ni quien la está narrando (a ratos el malo, a ratos su mujer, a ratos un policía que pasaba por ahí). Como para tener claro qué demonios está contando. Y mira que lo podría haber adivinado: Una película cuyo protagonista es Fernando Acaso (Gran hermano, La granja de los famosos…una joya de tipo, vamos) haciendo de un psicópata asesino, pues cómo decirlo. Es como si cogemos a Ramón García de asesino en serie. Novedoso será, pero será menos creíble que Escenas de matrimonio. En fin. Bienvenidos al nuevo cine español. Después de esto, cualquier cosa que hagamos será posible.

Dos actores (uno es Fernando Acaso, así que vamos a hacer como que son actores), gesticulando como si estuvieran en plena obra de teatro amateur, discutiendo y matándose un rato en pan Te doy mis ojos cochambroso. Entre ellos, la misma chispa que habría entre yo y mi microondas (salvo que haga pum chofls y me electrocute un rato, vaya). Un asesinato y pasamos a años después. Bueno, no te lo dicen, pero vamos, se supone que han pasado años. O lo supones cuando ha acabado la película y unes hilos inconexos, al menos. Fernando Acaso, nuestro héroe, está consiguiendo el dinerico de una herencia que le ha dejado su tía. Prestad especial atención a cómo Acaso sólo ha pasado el primer curso de “aprender a vocalizar for Dummies” y aun se le nota que no está muy ducho en eso de ser actor. Fijaros en la manera en que dice “De herencia”. Una vez creo que vi algo más antinatural, pero debió ser en un sueño o en un cuadro de Dalí.

(more…)

Mascotas que hostiar en comics que quemar: Cobi en “Una tarde en la ópera” (y 2)

enero 14, 2008

¿Os acordais de las estupendas aventuras de Bobi que empezamos la semana pasada, con el doctor Normal y Tamino teniendo más importancia en el cómic que el perro más feo de la historia? (iba a decir “la mascota más fea”, pero después de ver las de Beijing uno tiene sus dudas). ¿No? Bueh, tanto da, si para la continuidad que tiene Una tarde en la ópera… A modo de resumen, el doctor Normal y Tamino son malos y hacen maldades y Bobi pide ayuda a unos marcianos que le insultan. Sí, ya está. Os acabais de librar de leer el post de la semana pasada si os habéis incorporado nuevos a este. Por supuesto, la historia de ahora no tiene nada que ver con aquella, que Mariscal puede ser lo que querais, pero de guionista tenía poquito el muchacho. En fin, la cosa empieza con el doctor Normal y Tamino paseando por las Ramblas cometiendo maldades. Vamos, porque dice Mariscal que son las Ramblas, que podría ser cualquier sitio del mundo.

cobi8.jpg

Juai juai juai. Mbrbpfft. Su maldad no tiene límites. Me contaron que después tiró un chicle al suelo y no recogió la cacota de su perro (Bobi no, otro perro). A cien por las Ramblas, uf. Que incívico. Cómo se nota que este cómic tiene quince años y Mariscal no veía como estaba el tema en el 2007, porque ponerse a más de 30 en Barcelona no es ya una maldad: Es un milagro. Y más por las Ramblas. En fin, hay que destacar a las dos guiris que les miran sonriendo a pesar de que la derecha acaba de dislocarse un pie en plan bestia y tambien el “Sí, sí” del pobre Tamino, que es un pobre lacayo que encima no sabe cómo decirle al doctor Normal que en realidad están yendo a 40. Triste, triste.

En fin, su plan malvado es tirar chinchetas por toda la carretera (el plan 3B-X según Tamino) antes de ir a buscar a la madre del doctor Normal, que llega a una especie de estación de trenes que debe ser el peor dibujo que he visto jamás de los jamases. En serio. Es tan malo que no quiero que vuestros ojos sangren como los míos. Si en el fondo hasta os tengo aprecio. Vuelven al coche y a correr a 100 por Barcelona mientras el doctor Normal muestra lo malo que es y la rabia que le tiene al sistema establecido.

cobi9.jpg

(more…)

¡¡Spiderman y su nuevo gran amor!!: Noticias y tetash

enero 11, 2008

¿Qué tienen en común un mono de tres cabezas, los globos de oro y un extraño beso? Vale, que ver a un mono de tres cabezas besando un globo de oro sería realmente extraño…¡¡pero también que forman parte de las noticias de esta semana!! ¡¡Las habrán leído en más sitios, pero seguro que los Reyes Magos no les han traído un Bone de peluche!!

DEATHSPANK: LO NUEVO DE RON GILBERT

Sólo había visto un cobarde como tú una vez/Ya, y supongo que él te enseñó todo lo que sabes. Quien lo haya reconocido (el 99% de vosotros, espero), felicidades: Forman ustedes parte de la élite. Siempre me ha caído bien la gente que considera el Monkey island como lo que es: El mejor juego de la historia. Las peleas de insultos, el grog, el mono de tres cabezas, el pollo con polea en medio… Bueh, que les voy a contar que no sepan. Sería tan obvio como comentar que detrás de todo este embolado estaba Ron Gilbert, un genio que cuenta sus obras por obras maestras (excepto las hechas con Humongous entertainment, una empresa que se dedica a hacer point-and-click para niños…y que fundó el mismo), un trono que comparte con dioses como Bill Waterson (¿contentos?), Quino o Matt Groening. Bueno, a lo que íbamos. El caso es que este genio, tras años cobrando los royaltis del Monkey island, por fin se ha lanzado a realizar un nuevo videojuego serio: Deathspank (para PC, claro), que el mismo ha definido como una mezcla entre Monkey island y el aburrido pero funcional Diablo, entre RPG y aventura, entre el cielo y un donut de doble chocolate (esto lo digo yo, obviamente). El juego, al estilo de las últimas (y cachondas) aventuras de Sam & Max, se irá publicando por episodios en Internet, lo que ya sabéis qué significa y de donde lo podeis conseguir facilmente. Y antes de que Ramoncín venga a por mí acusándome de promover la descarga ilegal, simplemente diré en mi defensa: Cuando se recopile entero en España, me tendrán el primero en la cola. Probablemente el único, pero a quien le importa. Sólo por los botes que pegué al escuchar lo de Deathspank, habrá merecido la pena.

deathspank-s1e1.jpg

Y es que no comprendo cómo esta noticia puede, de alguna manera, no ser la más comentada en los foros en este mes de enero. ¡Maldita sea, es la noticia del año! ¡Es Ron Gilbert volviendo a hacer videojuegos! ¿Habéis visto que gráficos tan Super paper Mario? ¿Habéis visto que bonito todo? Pues nada, oye, la gente dedicada a comentar menudencias en el mundo de los videojuegos, como que Yoda y Darth Vader se toñen en el Soul calibur IV (Xbox 360/PS3, respectivamente), una saga que, tras introducir a Spawn y a Link, la verdad, no creo que traicione a nadie a la hora de meter personajes que no tienen nada que ver con la saga. A mí me han entrado ganas de comprarme una PS3 y todo, sólo por la tontería de manejar a Vader (no, tranquilos, ni hay dinero ni hay más juegos que me interesen). Eso sí, los fans, que ya sabemos cómo son, han puesto el grito en el cielo. Que si cómo se atreven a meter al negrata ese, que si cómo han metido al viejo verde, que si Soul calibur sólo tendría que tener jugadores de Soul calibur…En fin. Como para quejarse de los talibanes nintenderos del Smash Bros, que se pusieron farruquillos con la aparición de Sonic y de Snake y que poco a poco están bajando el listón. Ya hay incluso quien pide a Megaman (sólo queda una saga por anunciar, y la verdad es que es muy posible que sea esa), deseando repartir collejas con el bichejo azul disparabolas. De momento, Sakurai, que es un señor japonés la mar de majo que actualiza su blog todos los días aun sin ganas, como la mitad de los españoles, ha anunciado la presencia de Pikmin, una saga que todos creíamos muerta en Gamecube y de la que ya se rumorea una más que segura tercera parte para Wii. A ver si es verdad. Y también, ya de paso, a ver si llevo la mía a reparar. Ay, mi pobre blanquita. Con lo mona que era el día que vino a casa. Snif, snif. Malditos engranajes mal soldados de Nintendo. Si llego a tener una Xbox me salen las luces rojas el primer día. Es tema de ser gafe. Y de pelear como una vaca.

(more…)

Las series del Club Disney, parte 2

enero 10, 2008

Sigamos con las series que recordamos mejores de lo que son pero que siguen teniendo su encanto, dando gracias por ser niños o adolescentes de los años 80. Lo siento por los niños de los 80 atrapados en cuerpos de niños de los 90. Habéis tenido mala suerte, especialmente el pobre Starsky, que como ya dije por aquí alguna vez, es un adolescente ochentero en pleno año 2000. Vayan a darle cariños y mimos mientras seguimos con el repaso a las series del Club Disney.

 

 El pato Darkwing: “Soy el terror que aletea en la noche. Soy el chicle que se pega en el zapato del criminal. Soy…¡el pato Darkwing!”. Si después de leer esto no has sentido estremecer la mitad de tu cuerpo, es que, o tienes horchata en vez de sangre, o tu infancia estuvo totalmente arruinada al perderte la mejor serie de animación infantil jamás creada. Maldita sea, es imposible que no se nos ponga la carne de gallina con las tres primeras notas del opening de esta serie, probablemente la mejor canción de dibujos animados de la historia (destrozada después por Disney España, claro, donde cambiaron la letra por completo y la genial voz de Darkwing). Y mira que no eran mas que cuatro clichés unidos medianamente bien (Pato Darkwing el campeón, él es el mejor, ya ves tú que original), pero la promesa de la mejor serie de aventuras producida por los cursis de Disney nos hacía estremecer. Y es que esta parodia de Batman (dato que nosotros desconocíamos, por supuesto) que duró 91 episodios repartidos en tres temporadas fue, para mí por lo menos, el gran éxito de Disney. Lo que nació como un simple spin-off de Patoaventuras (durante dos episodios allí salía una primeriza versión del Pato Darkwing, además de compartir a Pato Aparato y Joe McQuack como secundarios) terminó siendo un lugar desquiciado donde todo valía, desde un Pato Darkwing con ocho brazos (referencia directa a Spiderman) al AntiPato, Megavolt o Quackerjack, que amenazaban sin parar la ciudad de San Canario.

Un pato superhéroe que intentaba ocultar continuamente su identidad secreta (Drake Mallard) mientras buscaba fama y justicia por las noches, embutido en su capa y su sombrero de justiciero nocturno. La única lástima es que todo el carisma que Darkwing y los malos tenían (mi favorito, Taurus Bulba, por mucho que sólo saliera en tres episodios) se lo arrebataban de un plumazo el pesado sin gracia de Joe McQuack y la horrorosa hija adoptiva de Darkwing, Gosalyn, introducida, supongo, para que los niños no se asustaran demasiado con las oscuras historias de Darkwing. De verdad, no hay cosa que uno odie más que el hecho de que una niña pequeña salve a un superheroe del mal. Por eso terminé odiando al inspector Gadget. ¿Os imaginais que Superman tuviera como sidekick a una niña pequeña sin poderes que siempre le sacara de todos los aprietos? ¿O que Batman tuviera a un chico adolescente que…eh…uh, vale. Dejémoslo. Esta es una serie que necesitamos volver a ver ahora con su doblaje original (coño, que al menos el pato Darkwing tenga voz de pato y no de persona. Y sí, me doy cuenta de lo raro que suena esto) para captar todas las referencias a SHIELD, a los villanos Marvel y DC (ese Electro-Megavolt…) y, qué demonios, para poder volver a emocionarnos con las grandes frases de Darkwing. ¿Quien no ha dicho alguna vez, en mitad de la oscuridad, un sonoro “Hay que entrar en acsión”? ¿Quien no ha repetido el lema de Darkwing alguna vez a modo de presentación? Uh, ¿nadie? ¿que me vaya a esa esquina y me quede callado durante horas? ¡Estupendo!

(more…)

Monógrafico foros (Intro): ¡Hay un foro cutre para ti!

enero 9, 2008

Hola, queridos amigos. ¿No encuentras a nadie con quien debatir tu profunda rabia por el sistema establecido? ¿No hay nadie en tu barrio que entienda tu afición por la coprofagia y la necrofilia? ¿No puedes evitar emocionarte cada vez que Isabel Pantoja sale en televisión? Tranquilo, amigo. Internet te entiende. Y los foros de Internet más. Esos lugares plagados de gente con tus mismos gustos y aficiones, que conseguirán que no despegues tus ojos del ordenador y de la tecla “F5” ni un momento decidido a escudriñar las inteligentes reflexiones de Morlaco15 sobre el Capitán Falcon en el Smash Bros Brawl y que te envalentones cuando AshKetchum opine diferente a ti sobre el sabor de la tortilla de patata. Ah, los foros. Un lugar en el que es imposible sentirse sólo, como el nuevo IRC (¿alguien sigue entrando?), pero en versión patética y triste. Pero hay niveles de patetismo y tristeza. No es lo mismo ser uno de los mayores posteadores en Meristation o Forocoches que serlo en alguno de los foros alternativos que hoy os ofreceremos en exclusiva. Unos son la élite de los foros, lo otro es el Lars Von Trier de Internet. Preparaos para una vuelta de tuerca a vuestra vida habitual. Bienvenidos al mundo de los foros desconocidos.

PEÑA ALTO VOLTAJE

¡¡Waaagh!! ¡¡Mis ojos!! ¡¡Mis preciosos ojos arruinados por un foro!! En fin, todos sabemos lo tristes que son los foros de las peñas de amigos que no son tan amigos. Que por lo general no escribe nadie, y si lo hace es para decir “Ke borraxera el otro dia jajaja”. Tampoco puedes esperar mucho de un grupo que sólo se reune para emborracharse y hablar de pasadas borracheras. Pero si hay un foro que merezca la pena visitar y analizar en tesis doctorales es el foro de la peña Alto Voltaje, sean quienes sean. No sólo por los tristes 186 mensajes escritos desde enero de 2007 por apenas nueve usuarios, sino porque, cuando lo descubrimos, los subtítulos explicativos de cada foro nos cambiaron la vida. Me explico. A un subforo sobre recuerdos puedes ponerle “Aquí recordaremos lo que nos ha pasado en nuestros momentos más etílicos”, que es sosete pero simpático. Poner “Bueno, pues en esta zona se pondran fechas y días en los que nos vamos a mamar, mejor dicho fechas señaladas, xq nos vamos a mamar siempre k podamos jajajajjajaja Ademas sera punto de encuentro para borracheras amnesicas y asi poder recordar k cosas hicimos si es k alguien lo recuerda jojojoojo” deberia ser considerado un crimen contra la humanidad.

(more…)

School killer: El buen cine español ha llegado.

enero 8, 2008

Un coche en el que se escucha rock blandito (señal inequívoca de que llega un grupo de adolescentes moderadamente subversivos, de esos que toman alcohol y luego lo recogen cantando felices) camina por una carretera comarcal mientras derrapa un poquito (ahí está la moderada subversión). En su interior, un grupo de jóvenes en la mejor tradición Al salir de clase. O sea, ya esperando sus bisnietos prácticamente en la vida real. Entre ellos no hablan. Bajo la tormenta que nos quieren hacer creer que hay mediante un par de filtros mal puestos, sólo resaltan sus estereotipos más básicos: la pija, la gótica que fuma (en la mejor tradición Disney), el tío de la cámara (siempre hay uno, ¿recordais al geek de Viernes 13 parte VIII?), el negro (que es negro y habla con acento chicano, como si no fuera suficiente estereotipo) y el conductor guay que se tira a la guapa guay. Ni siquiera nos molestaremos en aprender sus nombres. Si es que se ve desde la primera escena que son simple carnaza para algún asesinete suelto. Muchas miraditas y muchas tonterías durante dos minutos de títulos de crédito, que se hacen interminables en nuestra cabeza. Dan ganas de dar a la equis y dar la película por vista. ¿Dar a la equis dije? DVD, quise decir. Original. Ejem. Comprada en el, er, MediaMarkt. Sí. Eso. La peli lo merece.

Pero antes de nada, pongámonos un poco en situación. Corría el año 2001 y el género de terror español estaba en alza con subproductos indignantes a la vista como El arte de morir o Tuno negro (aun intento borrar de mi memoria a Javier Veiga haciendo de veintañero chupi). Así, Carlos Gil, que en su currículum sólo tenía un par de episodios de Hospital central y Villarriba y Villabajo (joya de la comedia española), se decidió a rodar una película de terror basada en un guión potente escrito por dos personas de las que no se ha vuelto a saber. Sí, se necesitaban DOS personas para escribir esta cosa. Su nombre, El vigilante. Su mayor gancho, Paul Naschy. Esta era una película que no podía fallar, pero le faltaban un par de alicientes. Carlos Gil, con gran maestría, cambió el nombre a School killer (que está en inglés y por ello mola como veinte veces más) y añadió al reparto a Olivia Molina, Carmen Morales y otras personas de las que ya nos hemos olvidado. Para colmo, una vez hecha la película decidió redoblarla para dar aspecto de película extranjera y meter grupos de rock blandito cada medio minuto. Y si el guión ya era malo de narices, consiguió lo imposible: Convertirla en una de las peores películas del cine español moderno. Y mira que es difícil hacerlo peor.

(more…)

Mascotas que hostiar en comics que quemar: Cobi en “Una tarde en la ópera” (1)

enero 7, 2008

Recuerdo el verano de 1992 con sorprendente claridad. Por aquel entonces yo era un ser amable, disciplinado, simpático y majetón, de esos que iban con la bici y sus amigos silbando y prometiendo que jamás besarían a una chica mediante el sagrado juramento del escupitajo en la mano. Qué les voy a contar de mi horrorosa infancia que no sepan o se imaginen ya. Baste saber que por aquel entonces no era el monstruo sin corazón que soy ahora y que todo el mundo me abrazaba por la calle (o eso quiere pensar mi cabeza sobre 1992). Sin embargo, había algo que me arañó durante ese verano, haciendo que soltara bilis por la boca. Pero bilis de la mala, de la verde, de la asquerosita. Algo que hacía que mi estómago se volviera del revés cada vez que mi padre ponía las Olimpiadas. Y no, no eran los saltos de altura, ni la pértiga, ni tan siquiera la natación. Todo ello estaba bien. El problema era cuando, entre intermedio e intermedio, aparecía Cobi. La mascota más hostiable de la historia, el perro menos perro del mundo, el maldito Cobi. Y es que quizá alguien recuerde la batalla encarnizada de 1992. Los más mayores recordarán una bonita exposición universal y unas olimpiadas de órdago, pero los más jóvenes no podemos evitar recordar las peleas monstruosas que en nuestras cabezas ocurrían entre Curro y Cobi. En las que siempre ganaba el gran Curro, claro. ¿Cómo resistirse a su pico multicolor y su cresta punk? Cobi era un buenazo deportista que nos regalaba mochilas junto a Danone: No podía ser bueno ni fuerte. Estúpido perro.

En la vida real, sin embargo, Cobi estaba pegando una paliza a Curro en cuanto a popularidad: Estuches, lápices, mochilas…la Cobimanía despegaba con rumbo fijo (y terminaría en 1993, pero eso es otro cantar), no sólo por el merchandising, sino tambien por la serie de televisión que por alguna razón le gustaba a la gente. Esa cuyo opening nos taladraba las neuronas una y otra vez con su “Cobi, la mascota más genial, vive junto al mar en Barcelona”. Esa. Modesta ella, la más genial. Por suerte, cambiar de canal siempre era una opción. Os podéis imaginar, con este panorama pro-Cobi y mi odio hacia la mascotita de marras, la sorpresa que me dio llegar a casa un día y descubrir que mi madre (¡hola, mamá!) me había comprado no uno, sino CUATRO cómics de la saga The Cobi troupe, que suena cool porque está en inglés (La tropa Cobi no terminó de gustarle a nadie, ya ves tú). Y lo peor es que me los tragué unas veinte veces en un mes. Ya en un principio me parecían malos, a los tiernos ocho años, pero leídos quince años después resultan una de las cosas más deplorables que nadie puede tener en su estantería. Para quien no lo sepa, The cobi troupe trataba de las aventuras y desventuras del perromierda luchando contra el doctor Normal (ni siquiera entraré a comentar su nombre, creo que se comenta por sí sólo) y su sicario Tamino, que hacían maldades como contaminar la atmósfera, financiar películas españolas y esas cosas que los niños deben aprender o serán gente de mal en el mañana. Ni qué decir tiene que todo ello estaba aderezado con fabulosos chistes que harían las delicias de un troglodita algo atrasado en cuanto a humor. Vamos a analizar uno de estas fabulosas maravillas. Con ustedes, Una tarde en la ópera.

cobi1.jpg

(more…)

¡¡Concursando,que es gerundio!!: Noticias, concursos y tetash

enero 4, 2008

¿Qué tienen en común un guionista cabreado, el profesor Kawashima y Randy en modo egocéntrico? Sí, vale, que Randy en modo egocéntrico es un guionista más cabreado que el profesor Kawashima cuando no juegas a su chorrijuego cinco días, ¡¡pero tambien que forman parte de las noticias de esta semana!! ¡¡Las habrán leído en otros sitios, pero seguro que su versión 2.0 no es más fea que la original!!

EL SEÑOR MARVEL CONTRAATACA

Sí, amigos. Hay que hablar otra vez del señor Marvel, que era el típico delegado de clase que sabía lo que nos convenía a todos sin necesidad de hacer votaciones ni nada. Las votaciones son para gays. De verdad, leo otro tipo de cosas, pero no pueden quitarme el sueño tanto como lo hace el señor Marvel. O sea. Si de pronto Ichigo Kurosaki se convirtiera en un bailaor flamenco y Son Goku en una tonadillera me molestaría menos que lo que Marvel nos está preparando. Y es que siempre puede empeorar lo inempeorable. Eso nos pasa por subestimar a las editoriales de superhéroes. Veamos. Hay spoilers y todo eso. Aviso. En su momento hemos ido comentando lo que se decía de One more day, la saga en la que Peter Parker tenía que decidir entre la supervivencia de su matrimonio o de la puñetera tía May. Bien. Al fin ha salido el cuarto número, y la gran catástrofe ha llegado. Es como si una tormenta se transformara en un huracán que matara a nuestro adorable perrito, como si en una simple apendicitis nos castraran por equivocación, como si una huelguita de guionistas sin importancia durara hasta el año que viene. Ya veréis. MJ le dice al bueno de Peter que quizá ya sea hora de que May se vaya al otro barrio. Algo que, la verdad, todos hemos pensado desde hace décadas. Pero él se siente responsable (moralista nos ha salido el muchacho) y es MJ la que decide por él en el último segundo, pero no vemos lo que dice. Misterio misterioso. Fundido a negro. Tía May prepara tortitas mientras grita “¡¡Arriba, exploradores!!” (sí, habeis leído bien. Arriba exploradores. Oh, sí, lo que estáis pensando se ha hecho realidad). Tío Ben está a su lado. Uh-oh. Peter come deprisa y por ahí aparecen Harry Osborn y Gwen Stacy, con MJ de fondo. Ay, dios. No, por favor, no puede ser. Nuestra mente marvelita hace que intentemos creer que todo está siendo una gran broma divina, pero no. Hemos vuelto al pasado. OTRA VEZ. Y durante TODO UN AÑO.

bnd.jpg

(more…)