Las series del 2010-2011: ¡Preparados para dar pena!

Blasfemias y alabanzas. Suicidios y beatificaciones. Sollozos y carcajadas. Podría seguir así durante horas, pero mucho me temo que todo el mundo dejaría de leer en la cuarta comparación estúpida. Bueno, ahí va una más que lo resume todo: Lágrimas y gozos, como el último disco de Ska-P (y que, por llevar la contraria a todo quisqui, no me pareció malo si salimos del ya habitual “Odio a la sociedad, dadme mi dinero, viva el tercer mundo, voy a dar conciertos y a sacaros los euros”). Así se puede definir el final de Lost, entre la gente que lo ha entendido bien, se ha encogido de hombros y ha dicho “Pues bueno, a estas alturas los misterios ya importaban un comino, al menos han cerrado bien la historia” y los que no solo han entendido mal la serie (“¡Toda la isla ha sido una mentira! ¡Todo ha sido un sueño de Jack! ¡Los guionistas son unos mentirosos!”), sino que además se dedican a echar bilis con cada comentario porque los guionistas, fíjate qué malos, no han resuelto un carajo. Lo que mucha gente pretendía es que el episodio final nos presentara a Carlton Cuse y Damon Lindelof en un salón oscuro, con un libro llamado Todas las respuestas a la serie y empezaran a leerlo. Capítulo primero, los poderes de Walt. Capítulo segundo, quién es la madre de Jacob. Capítulo tercero, cómo se llama el humo negro. Capítulo cuatro, por qué demonios a alguien le interesan estos misterios de mierda. Dos horas leyendo. Fundido a negro. Lost. Aplausos y conmociones al descubrir que el humo negro realmente se llama Samuel y que los poderes de Walt vienen de que comía hormonas para el crecimiento en mal estado (y así se ha quedado). Estoy convencido de que hay que entender Lost como un todo, como un viaje en el que nos lo hemos pasado bien, nos hemos divertido, nos hemos aburrido, nos hemos cagado en los guionistas y hemos pasado seis años la mar de entretenidos. Y si queréis saber quién construyó la estatua, pues ya lo contarán en los DVD o en ese sacadinero llamado La Enciclopedia Lost. Pero sacadinero con gusto no cuesta billetes, en una traslación de ese estúpido refrán que intenta decirnos que la sarna no pica o que alguien puede tenerla con gusto. ¿Que no lo han explicado todo? Cierto. ¿Que al final faltaba que sonara Breathe Me para parecerse a cierta serie de HBO cuyo nombre no diremos para evitar spoilers? Por supuesto. ¿Que las soluciones que han dado han sido estúpidas? Vaya que sí (de hecho, el “Os escogí porque erais como yo” de Jacob era como para acuchillar a los guionistas, uno a uno, por haberlo permitido). Pero han sido seis años increíbles, apasionantes e incomparables. Seis años que ahora darán pie a meses de bromas, soluciones, sorpresas y, sobre todo, mucha añoranza. Y aquí es donde entramos hoy, que ya iba siendo hora de presentar el post en cuestión tras la obligada (y muy atrasada) crítica a Lost, donde no he dicho nada que no se haya dicho ya ni he pretendido hacerlo en ningún momento. Eso os pasa por pedir sangre y bilis donde hay amor hacia una serie.

Total, que nos plantamos en un panorama televisivo repletito de series (y en el que, curiosamente, lo mejor que se emite es un reality show: ¿Han visto ya Survivor? ¿No? ¿Y se puede saber a qué demonios esperan?) en el que los pesos pesados van cayendo uno a uno, entre Supernatural, 24, Heroes y Flash Forward (dos de estas cuatro son una broma pesada, ¡adivinen cuales!). Desolador. La opción más plausible es la de lanzarnos a recordar viejas glorias como Twin Peaks, El Prisionero o series tristemente olvidadas como Studio 60 o Wonderfalls, pero claro: ¿Dónde está entonces la gracia de ese concepto tan 2.0, Twitteriano y chachi piruli que es el de llevar una serie al día? No voy a decir que antes nos daba igual llevar las series al día, porque si me perdía un episodio de Los Mundos de Yupi podía amenazar con el suicidio más sangriento de la historia, pero es en estos tiempos, en los que se nos dan todas las posibilidades para no perdernos ni un episodio, cuando realmente nos hemos empezado a preocupar por cosas como la continuidad. No es que antes no existiera, pero si nos perdíamos un episodio de Friends, Expediente X o Ally McBeal, qué le íbamos a hacer. Al fin y al cabo, a Ash Ketchum le aparecieron de la noche a la mañana una manada de Tauros en sus pokeballs y nadie hizo preguntas. El caso es que las cadenas saben de la importancia que se le da hoy en día a las series de televisión, y por eso han preparado una parrilla para la próxima temporada… cómo decirlo… espectacular. O espectacularmente anodina, al menos. Sentaos bien en el sofá con el mando cerca, porque hoy vamos a analizar algunas de las series más mediocres del mañana. Con vosotros, ¡las series que, de aprobarse, nos darán más de un disgusto! Y todo, claro está, a priori. Imagínate que en 2011 tengo que escribir un post de disculpa por haber escrito tonterías sin saber de qué estaba hablando o algo así, ¿eh? Ya sería triste, ya. Ejem.

“¡Hasta siempre, Locko!”. Que alguien me mate.

UNDERCOVERS: JJ Abrams, ese genio original y director de obras tan recordadas como Misión Imposible III o Felicity (y vale, también hizo algo en Lost, Alias, Star Trek y… ¡oh, aguafiestas!) se marca ahora una nueva serie de esas a las que no puedes toser si no quieres que una ola de amantes del cine y la televisión te salten encima al sonido de “¡Abrams es nuestro dios!”: Undercovers, cuyo primer episodio dirigirá el propio director (por lo que probablemente podamos avanzar que empezará por el final, como le gusta hacer a este hombre) y que será, atención, una mezcla entre una serie de acción normal y corriente y Señor y Señora Smith. Como lo oís. Qué tendrá la peliculita de las narices para que quieran hacer secuelas, precuelas, series y adaptaciones a montones. Basicamente, la trama gira alrededor de dos ex-agentes de la CIA que, oh casualidad, son marido y mujer, y deben entrar en misiones en las que descubrirán mucho sobre su relación. Pero todo en tono de risa y humor, que no es tema de hacer una historia como esta en plan serio. Sobre los protagonistas, perfectos desconocidos que en las imágenes promocionales aparecen sonriendo como diciendo “Sí, nena, lo vamos a petar. Esto es una sitcom de acción. Prepárate, Lost, que vamos a por ti”. Como si a Jack Bauer le pusiéramos una parejita y se empezaran a pegar el lote y a hacer chistecitos cada dos por tres. Lo que se ha visto no está mal del todo. Tan solo le sobra, precisamente, el máximo aliciente de la serie: Las escenas de matrimonio. Al menos hay que reconocerles una cosa: Estos americanos sí que saben hacer remakes de series españolas.

KINDREDS: Kathy Bates acostumbra a darnos actuaciones soberbias en cine y series de televisión, pero parece que con Kindreds ha metido la pata a la hora de elegir. No niego que vaya a ser un éxito, porque lo será, pero para el espectador más avispado esto le va a saber a leche caducada con Cola-Cao de 1985. Dicho de otra manera: Se trata de una serie de abogados, y no será la primera que veamos. Los abogados son los nuevos médicos, y en todos los sentidos. Y es que Bates será una abogada exitosa y única, que… esperad… esto es muy inesperado… ¡Es gruñona y tiene muy mala leche, por lo que suelta ingeniosos comentarios sarcásticos! ¿Cómo? ¿Que os recuerda a House? ¡Pues claro que no! ¿No veis que esta es mujer y abogada? Si es que no os enteráis de nada: La televisión, siempre dándonos sorpresas. ¿Veremos en 2011 una serie sobre un grupo de supervivientes de un barco que caen en un archipiélago desierto donde hay dodos, organizaciones secretas y muchos misterios? Que pregunten a los creadores de Kindreds: Saben mucho de eso de innovar.

UNTITLED JOHN EISENDRATH PROJECT: Lo bueno que tiene EEUU es que cualquier guionista puede lanzar su idea, por absurda que esta sea, y las cadenas no solo la analizarán, sino que, aunque sea la cosa más típica del mundo, sacarán un piloto. Es lo que le ha pasado a John Eisendrath, un guionista de series como Alias o 90210 cuya serie, aún sin título, tiene una de las tramas más aburridas que podremos leer en la temporada actual televisiva. Resulta que un juez (¿lo ven? Les dije que la cosa iría de juzgados) pegará un puñetazo en la mesa y se irá del Tribunal Supremo para combatir… ¿el crimen, dicen algunos? ¿la falta de amor, dicen otros? ¿el hambre en el tercer mundo, dicen los más ilusos? ¡Tonterías! Nuestro juez se irá a lo privado para combatir las injusticias constitucionales, un tema que se supone causará ampollas en EEUU pero aquí nos importará bastante poco. Lo único que puede convencernos un poco de todo este embrollo hiper-dramático y, suponemos, con cientos de “¡Protestos!” por el camino, es que la productora de Conan O’Brien está metida en el asunto. Que es como decir que lo único que puede salvar a Hitler es que era amigo de un colega de un tipo que conocía a Schindler.


¡Nunca es Lupus!

THE CAPE: Oh, oh, oh. Llegamos a la serie estrella. La serie que, se supone, debería sustituir a Heroes en nuestras pesadillas, y que probablemente solo llegue a ser “esa serie de la que nos reímos tanto”. The Cape cuenta la historia de un policía honesto, buen padre y genial esposo (¿existe otra clase de policía?) que es acusado de un crimen que nunca cometió. Por ello, se oculta del mundo y se entrena para convertirse en -intentaré decirlo sin reírme- La Capa, el superhéroe favorito de su hijo. Si esto triunfa, juro por dios que soy yo el que intenta volar por la ventana sin capa ni nada que se le parezca. Es que ni carisma tiene. Al menos, el Capa que ya conocíamos todos, el amiguito de Puñal, tenía un nombre colosal en inglés (Cloak) y unos movimientos menos estrafalarios que los de este The Cape, en cuyo tráiler se han condensado los peores efectos especiales de Heroes junto a los personajes más estereotipados que hemos visto en una serie en los últimos años… ¡y hemos visto The Big Bang Theory! Tremendo. Obligatorio. Un bodrio con B mayúscula. El nuevo Flash Forward, pero que, al menos, directamente no promete lo más mínimo.

REX IS NOT YOUR LAWYER: Esto es como si en las fruterías solo nos vendieran manzanas de diferentes colores y nos dijeran lo ricas que están. Sí, quizá una esté rica, ¿pero qué pasa con las cerezas que acaban de terminarse? Pues nada. Más y más manzanas o, en este caso, abogados con la cara del que, según dicen, es el mejor Doctor Who (me quedé en la primera temporada, ¿quién quiere nada más después de haber visto a Christopher Eccleston? ¿Quién querría seguir?), que hará de un abogado al que le dan ataques de pánico en los juicios (por suerte, no se metió a desactivador de bombas o a actor porno) y que, por tanto, asesora a sus clientes para que se representen ellos mismos. Una abogada muy gruñona, un juez que lucha contra las injusticias constitucionales, un abogado que asesora a clientes… Vaya, este año la televisión se presenta repletita de variedad. Oh, por cierto, ¿ya os he dicho que este show lleva en cartera desde 2007 y que el set de rodaje ya ha sido totalmente desmantelado? Una pena, porque mira que pintaba poco forzado el argumento, ¿eh? Para la próxima temporada, después de “abogados que no ejercen de abogados por ataques de pánico” espero con ansiedad “directores de cine que tienen alergia a las cámaras”, “médicos hipocondriacos” y “bandas de rock que sienten ganas irrefrenables de comerse sus guitarras”. ¡Éxitos asegurados!


Rex, un abogado diferente

THE WHOLE TRUTH: Seguro que no os lo esperais a estas alturas, pero es otra serie de abogados. Veremos los puntos a favor de la defensa, los puntos a favor de la fiscalía y cómo ambos pueden tener razón. Fíjate qué cosas. Si entre tanta tontería se hiciera una serie basada en Phoenix Wright, lo mismo podríamos estar interesados. Mientras tanto, y con títulos como “Toda la verdad”, no creo que nos pillen a no ser que estemos muy descuidados mirando la tele y tengamos a algún fanático de Ley y Orden (¡existen! ¡en serio!) en la sala. El eslogan de semejante esperpento, “lo que importa no es la verdad o la mentira, sino lo que crea el jurado”. Tan interesante como tirarle piedras a las vías del tren o esperar sentado a que Sega saque una nueva consola.

NO ORDINARY FAMILY: A ver, Lost tuvo éxito. Ahá. Y Heroes, al menos su primera temporada, también. Vale. Y Modern Family tiene su aquel. Pues nada, las juntamos y a ver qué sale de semejante mezcla a lo Frankenstein. Exacto, amigos: No ordinary family es una serie que trata de una familia -¡una menos!-, los Powell (telita con el nombre, ¿eh?) que tienen un accidente de avión en el Amazonas -¡otra menos!- y descubren que tienen superpoderes, cada uno de ellos uno distinto -¡perfecto!-. Vamos, que les falta tener unos vecinos frikitos, un amigo rubio ligón y cantar canciones en cada episodio, y ya completamos el mix perfecto. ¿En serio a alguien le han pagado por esto? Es como hacer una canción cuyo estribillo sea “Por la raja de tu falda, ¿quién me va a curar el corazón partío? Se acabó, porque yo me lo propuse y es física o química” y quedarse tan tranquilo en el sofá, con la satisfacción del deber bien hecho. Ojo, porque probablemente esta serie nos vaya a traer más de una alegría, pero su punto de partida es tan descaradamente descojonante que parece una película de The Asylum. Al menos no tiene abogados, pero sí miembros familiares con supervelocidad, telepatía, superinteligencia y a prueba de balas. Los aficionados que le perdonamos todo a Marvel sabemos que, en el fondo, acabaremos cayendo. Al menos más que con The Cape. ¿Es que nadie se dio cuenta de lo ridículo del título?

OFF THE MAP: Bueno, Shonda Rhimes ha decidido cambiar por completo su modus operandi. Ha comprendido que ya valía con Anatomía de Grey y Sin Cita Previa y que hacía falta un cambio total de aires. ¿Qué decís? ¿Que si ahora su nueva serie no va de médicos que se lían entre sí? ¡Por supuesto que va de médicos que se lían entre sí… pero en una zona tropical! Ah, ese giro argumental no os lo esperabáis. La cosa es que tres médicos (mixtos, claro, para que por lo menos haya cuernos variados y un par de bodas por temporada) se mudan a un lugar exótico y allí tienen que pelear contra enfermedades extrañas mientras intentan saber qué es lo que sienten los unos por los otros. Vamos, que la creatividad de la señorita Rhimes empezó y acabó con el primer episodio de Anatomía de Grey. Los últimos años han sido un continuo repetir aquello, y lo peor es que funciona. ¿Será otra de esas series que necesitan un mapa para ser explicadas o se centrarán en lo que de verdad nos importa a todos, las enfermedades de las narices? Nah, no sé ni para qué pregunto, a estas alturas.


Shonda Rhimes, la mujer que se pega martillazos en la cabeza deseando ir a Urgencias a ver si los médicos se lían entre ellos o qué.

SECURITY: Christian Slater (¡ese hombre!) se une a una oficina repleta de gente rara. Y no, no es el nuevo fichaje de The Office, sino el argumento de una nueva serie tan original como un nuevo podcast sobre videojuegos. En este caso, Slater, que desde hace muchos años que se dedica a gafar series de televisión por puro hobby, es el líder de una banda de jóvenes (41 añetes tiene ya el amigo, por cierto) que se dedican a piratear sistemas de seguridad. El noventa por ciento de las apuestas dicen que en el cuarto episodio se irá al carajo, pero yo tengo confianza en ella: En el sexto. Por si acaso, si fuera un actor secundario, empezaría a buscarme otro trabajo. Por cierto, para aquellos que no ubican a Christian Slater: Fue el protagonista de Alone in the Dark. ¿Por qué alguien sigue dándole trabajo a este señor en tiempos de crisis?

KEEP HOPE ALIVE: ¿Cómo sería Dos Hombres y Medio bajo la batuta de Greg García, el creador de Me Llamo Earl? Pues probablemente igual, pero con un poco más de glamour, voces en off variadas y con una atípica plantilla de secundarios. En este caso, se trata de un chaval de 25 años que debe cuidar al bebé de una chica con la que se acostó una noche (pero que ahora está en prisión) con ayuda de su, cómo no, extraña familia. Veremos en qué acaba el asunto, porque Me Llamo Earl pasó de ser una serie hilarante y poco costumbrista a “Esa cosa en la que un tipo con bigote intenta solucionar los problemas de la gente mientras está metido en la cárcel”.

PLEADING GUILTY: Un policía retirado decide convertirse en (¿adivináis?) abogado y trabajar en un bufete de Chicago. Así, como quien decide comer lechuga en vez de macarrones. ¿Años de estudio? ¿Esfuerzo? ¿Plazas reservadas para los mejores? Eh, no os metáis con un ex-policía abogado. Encima está basada en un libro de 1993 y protagonizada por un Jason Isaac que ha visto cómo el papel de Lucious Malfoy, que le ha dado royaltis durante los últimos años, se termina súbitamente. No puede ser mala, ¿no? Al fin y al cabo viene de una de esas cosas con páginas que la gente leía antes de Twitter.

Y aparte, como podéis imaginar, cientos de series más de juicios (desde treintañeros porreros que ayudan a abogados hasta abogadas que se pasan a mediadores judiciales), algunas tramas que intentan copiar con descaro las series más famosas de los últimos años y unas pocas a las que valdrá la pena echar un vistazo (Episodes, The Walking Dead, Rapture…). Pero para eso ya están los blogs especializados en series. ¿Preparados a reír con los upfronts más descaradamente sosos de los últimos años? Al menos tenemos la seguridad de que nadie nos va a intentar colar “el nuevo Lost” después del fracaso de la temporada pasada. Eso sí, aunque no espero ningún nuevo Lost, estoy como loco por saber cuál será el nuevo Flash Forward. Todo un reto que comenzará a partir de Septiembre. ¿A que ya no estáis tan contentos de vivir en un mundo marcado por las series de televisión, eh? ¿Eh?

Por cierto, recordad que, como que con el trabajo y esas cosas cuesta encontrar algo de tiempo para escribir, estamos por Twitter molestando todo lo que podemos y decimos cosas sin demasiado interés. ¡Para variar!

About these ads

38 comentarios to “Las series del 2010-2011: ¡Preparados para dar pena!”

  1. merylspider Says:

    Repito: yo nunca me perdi un capitulo de expediente x. En ocasiones eso implicaba levantarme a las 3 de la mañana y en ocasiones volver de fiesta a las 3, ver expediente x, y luego salir otra vez. Pero bueno, que ninguna de las series nuevas me llama la atencion en absoluto, pero la verdad que a mi nada me llama la atencion al principio, me voy enganchando despues a lo que me recomiendan.

    PD: ¿se supone que ahora te gusta House?

  2. Un tipo con boina Says:

    ¿Policía que finge su propia muerte? ¿Policías retirados? ¿Abogados? ¿Christian Slater?

    La tele está muriendo, y nadie hace nada por aliviar su dolor :'(

  3. John Wheel Says:

    Menos mal que tengo Internet y videojuegos, que si no me ponía a buscar abogados en el estudio de televisión más cercano para demandarles o algo.

  4. Pandaman Says:

    Loas a la segunda edad de oro de las series americanas! xD

  5. Repelux Says:

    1. Pues a mí no me gustó el final de Lost. Y sí, lo he entendido. Pero es que tampoco me gustó la sexta temporada, y creo que es complicado que te guste el final si no te gustó la sexta temporada en general. Pero bueno, cada uno es cada uno y tiene su opinión y su preciosa y pequeña vida.
    2. Eccleston está infravalorado, el tío me encantó como doctor, coño.
    3. En efecto, la única serie de abogados que vería sería una con Phoenix Wright, porque los abogados están sobadísimos (en serio, ¿A qué viene este revival del género?)
    4. Moraleja: No vean series live action amigos, vean animación. Venture Bros. DEBE sacar la quinta temporada para pronto (digo yo), Ugly Americans es la hostia y Adventure Time es indescriptible.

    Una maravilla leer cosas nuevas suyas, y tan a lo old-style-all-Randy-stars.

  6. Malleys Says:

    Santo dios, el sistema judicial colapsa la televisión, sólo sería interesante si una de ellas fuera un anime de Phoenix Wright.
    Y por lo que dice de Dr Who no ha visto Blink, ¿verdad? Vea Blink. Ahora.

  7. sonictf Says:

    Yo entendí el final de Lost e igualmente me pareció malísimo. Por otro lado, debo de ser de las únicas personas que lamentan la cancelación de Flashfordward, que me parecía un pedazo de serie. Además, visto con perspectiva, tiene hasta un desarrollo más coherente que Perdidos.

  8. Draug Says:

    Me he tenido que saltar casi todo el primer párrafo para evitar spoilers del final de Lost (si es que los hay, claro, porque me lo he saltao). xD

    “Supernatural, 24, Heroes y Flash Forward (dos de estas cuatro son una broma pesada, ¡adivinen cuales!)”
    Jo, pues yo pensaba que las cuatro eran una mala broma. :P

    Y lo de Ash y sus Tauros es cierto: así sin más, aparecieron y creo que hubo hasta un flashback recordando un momento que yo nunca antes había visto.
    Pero sí, lo que comentas: antes te perdías un episodio y era “no pasa nada, ya habrá otra oportunidad”, pero ahora perderse un episodio es sinónimo de quedarse colgado y ser un marginado.

    Sobre las series, hay que decirlo, ninguna me llama la atención. No es sólo el tema de abusar de los abogados ahora en vez de médicos o fenómenos paranormales/extraños/de la Isla, sino la sensación de “estoy lo he visto… esto también… esto me suena a…”. O nos estamos volviendo unos exigentes o la cosa va a peor de verdad.

    Y pequeña postdata: en mi revisionado de Lost me está pasando lo mismo que la primera vez. Es decir: me gusta la primera temporada, pero la segunda me pega unbajón. Pero esta vez prometo llegar más allá e ir a la tercera y hasta el final, ¡palabra!

  9. anotheredorta Says:

    Cielos, ¡Randy ha vuelto! ¡Parece que lo que me dijiste en el saló era cierto! Sí, comento ahora… ‘Ain’t I a stinker?’

    Y yo en la temporada que viene tengo una fe enorme, porque supone nuevos episodios de dos series que he descubierto el último mes y estoy enamorado: Por un lado ‘Breaking Bad’, en la que literalmente cada episodio es mejor que el anterior y en la tercera temporada está alcanzando una majestuosidad como hacía siglos en televisión que no veía. Un maldito clásico.
    Por otro lado ‘Community’. The best comedy of the now y una con las que más me he reído en mi vida. Me he tragado los primeros doce episodios en las últimas dos noches. ¡Eso quiere decir algo! Además de la locura natural…

    Y por supuesto nueva temporada también significa cuarta temporada de Dexter. Pero después de la absoluta maravilla que fue la tercera no puede decirse más.

    Más fe, Randy, ¡más fe!

  10. key Says:

    Dexter seguirá… con la 5a si no me equivoco. Con la alegre y pizpireta Julia Stiles. ¿Hay algún Dexter en la sala? Se recolecta para mandar a Shonda Rimes a un hospital para que vea como son de verdad, unos mesecitos bastará.

  11. Laurielle Says:

    Grandes momentos de la vida: cuando te das cuenta de que llevas tantas, pero tantas series atrasadas, que puedes estar viéndolas hasta que los guionistas de yankilandia decidan sacar una buena. No, espera. Hasta que los españoles saquen una decente.

    Toma ya.

  12. sonictf Says:

    Por cierto, no es que los Tauros de Ash aparecieran de la nada, sino que el capítulo donde los atrapa es un capitulo censurado que nunca salió de japón. Concretamente trata sobre la visita a la Zona Safari, donde los petardos del Team Rocket tratan de robar todas las especies del lugar, amenzando al guardia de la zona safari con un revolver. Por ese motivo se cesuró el capítulo.

    • Draug Says:

      Oh, vale, entonces ése fue el capítulo censurado de la pistola, el de los Tauros. Vamos a ver: un bicho que causa epilepsia, James con bikini e implantes, y la pistola. Seguro que más cosas se quedaron en Japón…

  13. pantera Says:

    Ante semejante panorama, solo me queda una cosa por decir: ¡Que vuelvan a rodar ‘Heil honey, I’m home’! (‘Cop Rock’ tambien estaria bien por lo lisergico)

  14. yonkykong Says:

    Sonictf gracias por la explicacion, me has quitado esa cosa por la que no podia dormir

  15. Ch@RLieRiCh@RD aka Slowpoke comentarista Says:

    Madre mía, la que se nos viene encima… Más vale que no empiecen a cancelar animes o me quedo sin cosas que ver…

    De Lost no voy a decir nada excepto… ¡¡¡los malditos números!!! No pueden hacer canon con toda la mierda de la Ecuación Valenzetti y luego no dar ni una respuesta. Por lo demás, loved it, tanto el final como la serie en general (5ª temporada y la vida en Dharmaville incluida).

    Y lo de escoger abogados como nuevo filón de ficción, como que no lo entiendo: ¿no hay más oficios en el mundo? ¿Para cuándo una serie de basureros? ¿Es que los ebanistas no pueden encandilarnos con su trabajo y sus desavenencias amarosas? Tanto doctor, poli y abogado, cojones ya…

    La única serie que me interesa es la de “No ordinary family”, aunque sólo sea por ver cómo juntan tantas series de éxito en una sola. Y ahora a llenar el hueco con True Blood y ver lo que tengo atrasado de Pushing Daisies (¡¿por qué la cancelaron?! ¡¿POR QUÉ?!) y Capprica (que a ver si empieza a animarse o dejo de ser fan de BSG).

  16. Hiawatha Says:

    Maldita sea. Son las 02.47. Estaba leyendo la entrada en el móvil aquí tan tranquilo y después de ver el pie de la foto de Rex me he empezado a descojonar aquí yo solo, a oscuras y con toda la gente sobando.

    Gracias por arruinarle el sueño a mis congéneres.

  17. Yaoiera Says:

    Abogados… ¿y por qué no hacen un gran hermano de abogados? ¡Seguro que triunfa tanto como las series!

    PD: House rules!

  18. Momar Says:

    ¿Y de Stargate Universe, no dices ná? Po’vaya…

  19. Presulero Says:

    “series tristemente olvidadas como Studio 60 o Wonderfalls” te has olvidado de incluir Breaking Bad; unque esta última por lo menos está doblada y eso ya es algo.

  20. Lord Urko Says:

    1. El final de Lost, como definió Colubi en el Jueves, fue mierder. No me arrepiento de ver la serie porque en conjunto tuvo su gran qué, pero el final fue muy malo. Y las respuestas pésimas. Destaco la explicación de la rueda que hacía viajar la isla como “un sistema que canaliza agua y luz”, literalmente. Gracias, Hombre de Negro, gracias.

    2. Para el 2011 llega la serie en que tengo puestas mis mayores esperanzas: la adaptación de Juego de Tronos (la HBO ya ha sacado un mini teaser trailer…). Sean Bean como Lord Stark, Peter Dinklage como Tyrion y si es la HBO, tetash por doquier. Yo no pido mucho mucho más… Salvo quizá que la adaptación de Los Pilares de la Tierra (se estrena a finales de este julio) sea buena.

    3. No ha hablado ni mencionado nada de la única que me ha llamado un poco la atención, la llamada Rubicon. ¿Es porque parece una nueva cosa de conspiranoias? ¿O porque realmente cree que puede ser buena?

    4. Secundo lo de Breaking Bad. Mientras nos quede Walter White, no lo veré todo tan negro. (¿Lo pillan?)

  21. Txarko Says:

    Jo macho, me ha encantado el primer párrafo sobre ‘Lost’… me va a costar reponerme de su pérdida y engancharme de nuevo a otra serie (si fuese igual de fiel con mis novias habría tenido taaaaan pocos problemas…).
    Nada de lo que mencionas me resulta ni medianamente atractivo (y eso lo digo yo… el hombre que vio ‘Jericho’ completa, con los dos finales…), pero la foto de ‘Rex: un abogado diferente’ me ha hecho pensar en que deberíamos sentarnos mano a mano y hacer un guión sobre una serie con un perro que es abogado y se come los bocatas de sus compañeros… ¡JA! (mátame, ahora, es el momento…).
    Me sorprende que no hayas mencionado nada al respecto de ‘Juego de tronos’. Todo el mundo me dice que va a ser la hostia y el copón bendito y a mí me huele a trompazo del estilo de ‘Flashforward’.

    • Lord Urko Says:

      Al menos Juego de Tronos está basado en una serie de novelas que tiene un prestigio y un éxito indiscutibles. Y demonios, la HBO es mucha HBO…

      • Presulero Says:

        …y conociéndola existe la posiblidad de que tenga erótico resultado.

        • Iván Says:

          Si, pero precisamente esa es la gracia de la HBO que a cambio de enseñarte una teta de cuando en cuando pueden jugar todo lo que quieren con la violencia y hacer las tramas un poco más complicadas.

          Carnivale y Deadwood son un buen ejemplo de lo que quiero decir.

  22. Kirby_Blue Says:

    Y hablando de Abrams, ¿probaste a ver Fringe? Quizás pueda tener un comienzo un poco más flojito, pero me parece una serie bastante adictiva de esas de poder seguir al día comentando. De tener Lost una sucesora optaría por esta, ni FlashForward ni leches.

    Y jodé, miedo me da lo más nuevo de Abrams.

  23. Fosforo Says:

    Walking Dead, y ya veremos que más…
    La verdad es que como llevo años sin ver la tele, ahora me estoy poniendo al día con series de hace tres o cuatro años, (si, de cuando los médicos aún eran lo novedoso…o casi)

  24. pakito Says:

    ¿Series de qué? Ah, de televisión, eso que utilizan mis viejos para entretenerse…

  25. EKSL Says:

    ¿Por que veo algo de Ally McBeal en todas las series de abogados?.
    ¿Por que veo algo de House en todas las series de medicos?.
    ¿Por que veo algo de Hill Street Blues en todas las series de policias?.
    Ah,Los mundos de Yupi,¡¡que recuerdos!!.
    En fin,confiemos en Juego de tronos.
    P.D:A mi me ha parecido bien el final de Lost,aunque no es que haya seguido fielmente la serie.

  26. Sammael Says:

    por cierto ¿alguien vio los nuevos episodios de futurama?

  27. Kirby_Blue Says:

    El aquí presente ha visto el primero. Futurama vuelve con fuerza, aunque me gustan más las voces españolas xD.

  28. Laelar Says:

    Si no han tenido ocasion de echarle un vistazo a “Leverage” (en españa, “Las reglas del juego”) haganlo.

  29. Unilevel Says:

    Viva España, viva Iniesta y viva Zapatero!

  30. rune Says:

    ¿Y Dexter, qué?
    creo que soy el único que la sigue…

  31. Kirby_Blue Says:

    rune, yo también la sigo. De hecho es mi serie favorita xD. Le tengo unas ganas tremendas a esta nueva temporada.

  32. seedhwoa Says:

    Hay alguien más que piense IT Crowd le da mil vueltas a Big Bang Theory?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 52 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: