Juegos para pederastas: Imagina ser mamá 2, ¡mira cómo aprenden! (1)

Ah, el terriblemente tremendo mundo de las secuelas innecesarias. Uno no puede dejar de preguntarse cómo no hay nadie que pare los pies a los que son capaces de idear semejantes abortos. ¿Tanto costaba imaginar que Grease 2 no iba a recaudar tanto como la primera? ¿O que Super Mario Bros 2 no triunfaría un carajo si no se parecía en nada al primero, cambiando las setas por nabos y las tuberías por puertas misteriosas a las que se accedía lanzando un líquido rojo? ¿O que, puestos a hacer Psicosis IV, sería igual de divertido sacar a Hitchcock de su tumba y empezar a golpearle en los ojos con pinchos afilados? Ahí está la gracia del asunto: La historia se repite, y de qué forma. Por suerte, tenemos a Ubisoft, salvadores de la humanidad. Estos tipos (también conocidos como “benefactores” o “genios”) pensaron que había juegos suyos en los que el argumento quedaba con muchas lagunas argumentales, y ya iba siendo hora de escuchar a los fans. ¿FarCry? Claro que no. ¿Rayman Raving Rabbids? También, pero no. ¿Prince of Persia? ¡Jamás! ¡El juego del que todo el mundo pedía una secuela a gritos era, sin duda alguna, Imagina Ser Mamá! ¿Es que no os acordáis del impresionante cliffhanger con el que finalizaba el primer juego? En él, nuestra protagonista, Atup (eh, que no dejen poner el nombre y no haremos barbaridades), terminaba su trabajo como canguro quedándose con un bebé por tiempo indefinido, bien por un asesinato de la madre que nunca se nos contó, bien porque los progenitores ya estaban hasta las narices del crío y prefirieron arruinar la vida a una canguro algo descerebrada, o bien porque el juego tenía un bug del tamaño de Arkansas (que, por cierto, no tengo ni idea de si es grande o pequeño, pero qué bien que suena). Ahora, esta segunda parte nos presenta el retorno de nuestra protagonista, más crecidita, creciendo en un ambiente muy diferente al que nos tenía acostumbrada: Ahora, Atup se ha mezclado con el GTA, y está dispuesta a todo por conseguir venganza. Tal y como os lo contamos. ¿No os lo creéis? ¡Bienvenidos al mundo de Imagina Ser Mamá 2: Mira Cómo Aprenden! Nunca una secuela fue tan jodidamente necesaria.

La niña de la portada está francamente acojonada. Tampoco podemos culparle.

Tranquilos, ya llegará el momento de explicar qué demonios tiene que ver nuestra canguro idiota favorita con el juego para mayores de 18 años (y que solo juegan menores de 16) favorito de todos. De momento, es de ley empezar por el principio de los tiempos. Al encender la consola, y tras las dos o tres productoras que han estado implicadas en semejante despropósito (a las que imaginamos en un garaje programando con un Spectrum), aparece Picopata, la cigüeña parlante de la primera parte, con un saco bajo su pico. No será la primera aparición del bicho, tristemente. Tras intentar encontrar la escopeta con la que disparar a matar, comprobamos desolados que, en lugar de un minijuego de despellejar cigüeñas, podemos elegir idioma, eso sí, sin música alguna. Mucho mejor, dónde vamos a parar. Ojo, que entiendo que es normal lo de la cigüeña, eh. Tampoco nos iban a plantar a una parejita copulando de manera salvaje. Al comenzar el juego, en la pantalla de inicio tendremos una imagen digna de cualquier pederasta: Un niño rubio medio desnudo y una niña negra con coletas, ambos en pañales, mandando besos al jugador. Dios santo, es como un Love Plus infantil, pero subido de tono. Yagh. Investigando el menú (que al menos es sencillote de usar), vemos que hay dos cosas bloqueadas. Wow, esto es como God of War, trae cosas para desbloquear y todo. Anonadado me hallo. ¡Si hay cosas bloqueadas, es que hay mucho por jugar! ¡Comencemos la aventura!

Atup, la misma muchacha del primer juego (pero con tetash) llega a la ciudad en autobús, a lo barato, y sin niño alguno, solucionando el cliffhanger a medias. ¿Qué ocurrió con aquél crío? ¿Se lo vendió a la mafia, se hizo de oro y, tras gastárselo todo en drogas, ahora tiene que viajar en autobús? El mismo juego nos lo pregunta: “¿Qué hace ella aquí?”. Oh, quién sabe. Es joven, lleva un vestido corto y no tiene dinero ni nada que perder: ¿Prostitución? ¿Venta de órganos? ¿Stripper? ¿Algo con lo que sacar un buen pellizco en el mercado negro? ¿Robar niños, una vez más? Por supuesto que no. Una carta muy mal introducida en el juego nos anuncia lo que tenemos que hacer. Basicamente, una tal Sol Lete (oh, dios santo. Que alguien mate al traductor) nos dice que tiene un pequeño trabajo para nosotros ya que hemos ido a estudiar un curso de puericultura (porque por lo visto les costaba mucho poner “educación preescolar”) y necesitaremos pagarnos los estudios de alguna manera. El trabajo, como no podía ser de otra manera, trata de cuidar niños. Qué maja la señora Lete. Espero que la mafia llegue pronto a matar para Atup por huir de su deuda millonaria. Tanta puericultura y tanta leche.

Con un sosísimo “Hay yo”, dicho con la voz de Loquendo más inexpresiva que podáis imaginar, Atup habla en voz alta para sí misma diciendo “Por fin estoy en la gran ciudad. Aquí podré estudiar y trabajar criando bebés”. Por supuesto, nadie la mira raro. Ya sabemos que en Madrid es de lo más normal decir lo que estás a punto de hacer a gritos y al lado de perfectos desconocidos. “Por fin estoy en Atocha, voy a comprar el pan”; “me voy a mi casa, a hacer el amor con mi novia de manera salvaje”; “estoy en mi casa, voy a hacerme un zumo de zanahoria porque tengo un gusto asqueroso”; “voy a vender mi bebé a la mafia siciliana”… Si sois de pueblo, no sabéis lo que os perdéis. Algunos hasta aplauden. En fin, cada vez que Atup habla soltará un “Hay yo” (o un “Heila Ha”. Por lo visto, no tenían ganas de hacer un guión o contratar un doblador que dijera cosas coherentes) que hará que queramos bajar el volumen de nuestra consola, y máxime si las onomatopeyas son para recordarnos que la señora Lete nos ha prometido que nos ayudaría a instalarnos en una residencia universitaria. Y ya sabemos lo que eso significa: Experiencias sexuales al borde de lo prohibido, drogas y cuidar al niño de doña Sol. Todos hemos estado en la Universidad, nena.

Pedobear observa feliz desde el pañal.

Total, que aquí aparece el componente GTA: Imagina ser mamá 2 te permite, en plan sandbox, andar por la ciudad a vuestro ritmo, aún indicandoos perfectamente a qué sitios debéis ir si queréis que pase algo. No podéis, claro está, meteros en las casas que no tienen un haz de luz gigantesco animándote a entrar o, básicamente, hacer cualquier otra cosa que no sea hacer las misiones. Así, pronto nos ponemos a caminar por una ciudad enana en la que los tipos del juego se han decidido a que todo sea lo más sutil posible. Si vas a la izquierda, hay unos conos de tráfico que, como todos sabemos, te impiden pasar. ¿A quién se le ocurriría saltárselos?. Si intentas pasar por donde no es, el juego simplemente no te deja a pesar de que haya un hueco para poder pasar mediante un muro invisible. Sin embargo, la casa a la que tenemos que entrar está resaltada con una flecha en el suelo y un biberón en el tejado. Lo dicho: Lo último que vi tan sutil fue la última de Steven Seagal. Llegamos a la casa y lo primero que vemos es un bebé bailando una samba. En serio. Alguien ha dejado a su bebé bailando UNA SAMBA y espera que nosotros les ayudemos a ser buenos padres. La cosa es que tenemos que entretener al bebé dándole juguetes o haciéndole cosquillas con el táctil. Los pederastas aprueban este juego con ganas. También los amantes de la samba, pero ese es otro asunto.

A todo esto, la bebé se llama Marisol Lete… ¿Se han unido ya vuestras neuronas, amigos? ¡Efectivamente! ¡Es la hija de Sol Lete! ¡Qué giros argumentales más sólidos! Total, que nos toca pringar mientras Sol se va a la universidad. Si ya nos lo imaginábamos: Aprender igual no aprendemos un carajo de puericultura, pero nos vamos a matar a usar sonajeros. La tal Marisol nos reconoce, vete tu a saber por qué, y nos dan la opción de movernos a su alrededor y observar los penosos píxels (grandes, marcados, de esos que te pegan en el ojo y te hacen sangrar) de los que está compuesta. Más que una niña parece un personaje sacado del Alien vs Predator, pero supongo que no estamos aquí para sacar fallos sino para cambiar pañales. Y claro, ya sabéis lo que toca: La niña se divierte mientras la hacemos cosquillas (y eso se representa en que nos lanza… corazones… que rellenan… un contenedor de corazón. ¿Quién nos iba a decir que Imagina ser Mamá 2 se iba a acercar tanto a Zelda?). Y llega la segunda prueba. Joder, qué emocionante. Dar de comer a un bebé de un mejunje naranja (¿miel? ¿veneno? ¿sirope de langosta? ¡Nunca lo sabremos!). El bebé come como si no hubiera mañana mientras nos saca la lengua, lamiendo la cuchara y mirándonos con cara de “¿Te gustaría ser la cuchara, eh?”. Enfermo. Esto es un juego para gente depravada. ¿Quién demonios se inventó que esto era para niñas? Escalofriante.

“Vale, voy a hacer como que sonrío con tu mierda de música. Ahora ponme reggaeton”

La madre, contenta con el trabajo realizado y viendo que nos van a dar una habitación en la residencia, nos da diez tristes euros y nos deja marchar a nuestro libre albedrío, no sin antes aconsejarnos que hablemos con Oliver, que, suponemos, ha dejado a Benji descansar un rato (¡el humor, el humor!). Tú, en voz alta, dices un “¡Genial! ¡Esta vez lo he hecho bien como canguro!” (como faltando un “¡No como aquella otra vez que asesiné a tres bebés con un cuchillo jamonero! ¡Ja, ja, ja! ¡Qué tiempos!”). Las flechas, que nos indican el camino a seguir, nos llevan hasta otra chica ante la que tenemos que firmar nuestra entrada en la residencia. La chica se llama Mar Mota. MAR MOTA. ¿Lo pilláis? Ah, el fino humor de Ubisoft. Firmamos y entramos en la residencia, que no llegaremos a ver por dentro. Es una especie de posada del Final Fantasy: En el momento en que pisamos las escaleras de la residencia, se hace de noche y despertamos diciendo “¡Qué buen día hace hoy!”. En el mundo de Imagina Ser Mamá 2, la lluvia no existe, y la noche tampoco. Pero las elipsis son un primor.

Nada más empezar este nuevo día nos encontramos con Oliver, que resulta ser una especie de maniquí sonriente que nos saluda porque, atención, el decano (¡el decano, nada más y nada menos!) le habló de Atup porque necesitaba un trabajo a tiempo parcial. A ver si lo habéis entendido hasta ahora: Atup llega desde el pueblo hasta la ciudad y la señora Sol Lete le deja cuidar de su bebé. Por algún jodido motivo, el decano de la Universidad, un hombre ocupado y lleno de problemas, le ha dicho a un estudiante con pinta de maniquí de plástico que Atup necesita un trabajo a tiempo parcial, y ella solo quiere estudiar puericultura y sobrevivir con diez euros al día. Algo falla, amigos. Oliver, ¡oh sorpresa!, nos dice que si queremos trabajar como canguros. Jo-der, no vi algo así desde la muerte de Aeris. ¡Doble shock! ¡Originalidad al máximo! Como no hay opción de decir que no, Atup acepta encantada como la pava, sosa y despreciable universitaria pija que es. Oliver, que es así de majete y despreocupado, le da una agenda electrónica con el plano de la ciudad. Se ve que no les quedaban en papel, y por eso de no quedar mal… ¿Qué importa gastarse doscientos euros más o menos en una agenda electrónica para cada alumno? Es más, Oliver le pasará cada día, a saber cómo (¿Telepatía?), las sesiones de canguro que están disponibles. Qué encanto. Después de darnos la barrila, nos indica que el DECANO quiere hablar con nosotros. Esto viene a ser algo parecido a lo siguiente: Entramos a trabajar al GAME del barrio y Miyamoto, de pronto, quiere hablar con nosotros.

Tentáculos y chicas desnudas: Los amantes del hentai más purulento también aman este juego.

En fin, en nuestra agenda pone “Completa con éxito dos sesiones como canguro” (tanto iPhone y tanta tontería, si al final con cuatro palabras te explican el juego), así que vamos andando por la calle en un tedioso minijuego consistente en… andar por la ciudad. ¿Quién quiere enemigos? ¿Quién quiere submisiones? ¡Vamos a CUIDAR JODIDOS BEBÉS! ¡Esto es emocionante: La vida en su estado más primigenio y bello! ¿Quién quiere pegar tiros, luchar contra alguien o, yo qué se, poder correr? Con lo bien que se va andando, pasito a pasito, tardando media hora entre casa y casa. Vamos al primero de los hogares, señalizado con un biberón flotante del tamaño de una televisión, donde Mika Lamar (jo-der) nos recibe y nos dice si podemos cuidar a Luca, su hijo. Luca Lamar. Esto de cuidar bebés cada vez se parece más a recibir pesadas bromas telefónicas.

Ahora, como premio (o más bien castigo) por haber aguantado tanto en el juego, tenemos una nueva opción para el bebé: ¡Vestirle! Por supuesto, con su opción de desvestir. ¿Por qué exactamente la policía aún no ha intervenido este juego y a todos los que tienen algo que ver con él por apoyar la pornografía infantil? Y entre camisas floreadas estilo hawaiano y pantalones de señor de 50 años, el bebé en cuestión nos va queriendo más y más, por algún motivo. Introducimos así un nuevo tipo de juego: El musical. El bebé toca unos bongos y nosotros tenemos que repetir la secuencia, tan sencilla como podéis imaginar. Lo peor es la manera de moverse del bebé, removiendo la cadera como diciendo “¡Has acertado! ¡Ahora puedo ser todo tuyo!”. Este es, probablemente, uno de los juegos más aburridos de la historia. Pasa lo mismo una y otra vez y, para colmo, después de entretenerles con un sonajero y de hacerles cosquillas, la madre aún tiene narices de decir que el chaval no parece contento y que espera que la próxima vez lo haga mejor. ¡Ah, no! ¡Pañales aquí no se cambian! ¡Diez euros no son suficientes para ese trabajo!

¡Este juego es demasiado complejo! ¡Llamen a la NASA!

En fin, tras estar con muchos bebés y acabar con éxito y mucho, mucho tiempo libre, el cambio de pañales, juegos y tonterías variadas, llega el momento de ir a ver al Decano, para lo que tendremos que andar durante DOS MINUTOS. ¿Tan difícil era un simple botón en el que pusiera “Ir a ver al Decano” y aparecer en su puerta? Es que no estamos exagerando: Mientras andamos por la ciudad no pasa nada, no hay nadie con quien hablar, es una continua pérdida de tiempo. Ni siquiera hay coches circulando contra los que tiararse en plan suicida. El decano, de nombre Marcos Quillas (¿es que nadie en este lugar tiene un nombre normal?), parece un latino calvo y con divertido bigote que quiere vernos “mañana por la mañana”. Ay, Atup, que te vas a tener que ganar la nota a base de, ejem, cuidar bebés. Guiño, guiño. Para colmo, el bueno de Marcos te dice que vayas a por un uniforme que, COMO NO PODIA SER DE OTRA MANERA, ¡está en la otra punta de la jodida ciudad! Es como si en el Super Mario tuvieras que andar un tedioso camino de minutos y minutos por un desierto completamente vacío hasta encontrar un castillo en el que meterte, ¡solo que los castillos son casas particulares y no tiene ninguna gracia estar en ellas! ¡Este juego es un maldito infierno! Al menos en su primera parte no había que perder cuatro minutos andando entre casa y casa, bastaba con hacer el idiota con los bebés.

Por supuesto, una vez conseguimos el uniforme, tenemos que volver a la universidad recorriendo medio pueblo. ¿Pero a quién demonios se le ocurrió semejante estupidez? Para que os hagáis una idea, es como recorrer Hyrule entero para recoger un pañuelo que se le cayó a la princesa y después volver a recorrer un Hyrule totalmente vacío para dárselo. No tiene sentido, no tiene gracia, no tiene nada más que un intento desesperado por alargar el juego. En fin, a la mañana siguiente, el decano nos da una maleta llena de juguetes. ¿Sexuales? No, el los llama “educativos”, para preparar el examen. ¿De qué demonios está hablando? ¿Tengo un examen el segundo día de Universidad? ¿Yo sola? ¿Estáis seguros de que esto es legal?

¡En la próxima parte, veremos la legalidad del examen, los nombres de todos los habitantes del pueblo y un par de visitas muy especiales! Si teníais alguna duda, efectivamente: Sigue siendo tan impactante como hasta ahora. Para suicidarse.

About these ads

Etiquetas: , , ,

67 comentarios to “Juegos para pederastas: Imagina ser mamá 2, ¡mira cómo aprenden! (1)”

  1. Wargo Says:

    Wow!!! Ya estoy tardando en comprarme esta joya!!! ^^ (Ole tus huevos por jugartelo, macho oO).

  2. merylspider Says:

    Estoy segura de que el juego mejora en Version Original. Solo de imaginarme los nombres de los que proviene “Sol Ete” o “Mar Mota” en ingles me entran escalofrios xD.
    Esperamos ansiosos la segunda parte. Ese maletin me tiene intrigada.

  3. Chica Vudú Says:

    Que innovador es este juego, está acorde con los últimos tiempos. ¡La señora Sol Lete es madre soltera y ha puesto a su hija su mismo apellido!.

  4. John Wheel Says:

    Luego dicen que los niños salen revolucionados y se van de ligoteo a los 12 años. La culpa es de Ubisoft, que las educa como a Atups. Que por cierto, tal parece que Atup es la única con un nombre que se acerca a lo normal. Que triste todo.

  5. Un tipo con boina Says:

    Quisiera inaugurar la serie de comentarios que, no lo duden, inundará este post dentro de unos días.

    *carraspea*

    ola el juego esta bien chevere pero kisiera saver si tienen trukos para ke el niño baile breicdans i charleston grasias un saludo eskrivanme a aypapaunpollito@jotmail.com

    P.D.: Espero que jugar a estos videojuegos no causen daños cerebrales graves en su cerebro, Randy.

  6. Juankiblog Says:

    Juegas a estos engendros sólo porque se ha despertado tu instinto paternal, te mueres por tener hijos.

    Y lo sabes.

  7. Gon Says:

    Dime que luego te compras un caballo o algo como medio de transporte… cielos…

  8. Chesu161 Says:

    Ja! Un error! Cuando empieza hablar de la chachicigüeña dice que no será la primera aparición de ella, cuando claramente quiere decir la última! Ahora es cuando no lo he leído buen y la cago. xDD

    Seguiré leyendo.

  9. s_luis Says:

    Por algún jodido motivo, en todas y cada una de las imágenes no podía dejar de imaginarme a un pequeño Justin Bieber. ¿Para cuándo un videojuego suyo para Nintendo DS? Si lo sacan, ¿prometes jugarlo?

    Y lo más inquietante de todo este asunto: ¿Con cuántos kilos de hierba se diseña un videojuego así? ô.O Eso sí, lo que me he podido reír xDD

  10. Draug Says:

    Y cuando creías que no había nada mejor que Imagina ser mamá… ¡zas! Imagina ser mamá 2, donde eres una universitaria que a saber cuándo estudiara, porque parece que todo lo que hace es cuidar bebés.

    Y mira que tienes ganas de torturarte, ¿eh, Randy? Lo triste es ver que Imagina ser mamá tenga continuación, pero nos tenmos que dar un canto en los dientes porque resulta que, oh sorpresa, oh indignación, es uno de los juegos más vendidos de UbiLOL. Y son cosas que nos tenemos que tragar…

  11. Lord Urko Says:

    ¡Hoody ho! ¡Qué bueno es ver a Randy en Barcelona y que prometa que hay entrada… y que la haya! A ver si la segunda parte no se hace esperar…

    Respecto del juego… Han pasado de “no puedes salir al jardín” a “andar por la ciudad” y usted nunca está contento… ¡Randy, defínase!

  12. silencioso Says:

    El hijo prodigo ha vuelto!!! Dios , te he echado de menos Randy, muchas gracias por deleitarnos con otra de tus criticas divertidas sobre videojuegos…Sigue asi, me ha encantado el post.

  13. Ch@RLieRiCh@RD aka Slowpoke comentarista Says:

    ¿De verdad no había otro post con el que retomar el blog, don Randy? Sepa que he hecho un esfuerzo titánico para acabármelo. En serio, ¿cómo saca las fuerzas para jugar a un juego que te hace andar porque sí para alargarlo? Además, la sexualidad explícita con bebés nunca ha sido algo que incite a jugar.

    Respecto a los nombres, me cuesta entender entender lo de Sol Lete y Mar Mota, ¿pero qué cojones pasa con Mika Lamar? ¿Qué mierdas significa todo esto? ¿Quiénes serán los próximos, Luis Ricardo Borriquero y Aitor Tilla? ¡Manda huevos!

    Y un placer tenerle de vuelta oiga. A ver cuánto dura la cosa.

  14. EKSL Says:

    ¿Picopata?Deberia llamarse Psicopata,porque para dar comienzo a un juego asi hay que ser muy…..

  15. Fosforo Says:

    En primer lugar, mis disculpas por darle por muerto en mi blog. XD
    En segundo, expresar mi alegria (no había quedado clara ya?) por su regreso, quedando a la espera del emocionante final :D

    Un saludo

    PD: (No pensaste nunca que podrías llamarte “G. Randy Asoleado”? Seguro que los de Ubi te empezarian a enviar juegos gratis.)

  16. Rune Says:

    Madre mía, Randy ha vuelto!!!

    En fin, ya si eso,luego leo la entrada.
    Por si acaso, voy exigiendo un post sobre el final de Lost.

  17. Repelux Says:

    ¡Randy ha vuelto! Esto es un puto sueño hecho puta realidad.

    Y para estrenar entrada sobre juego de DS:

    mejusta este juego es dibertido mi mnombre es lorelei quiero alluda como se pasae l jjeugo e cambiar los pañales?

  18. No hay nick libre Says:

    ¡Oh,un juego de DS! Ejem:

    ola sta mui chido pro n s puede jgar n el intrnet y ahi mcha ltra i n s pude jgar y yo kero jgar par q cnsola es yo teng l play y dnde m lo bajo pero gratix e XDDDDDDDDDD:-)

  19. elisabeth Says:

    La leche,¿pero esto que es?¿PERO ESTO QUE ES?.

    ojala llege pronto la segunda parte,lo del examen me a dejado todo rota.

  20. Encon Says:

    De modo que ha decidido volver… En serio, se dedica usted a sufrir tormentos peores que JesuCristo, para la próxima, pruebe Spanish for everyone.

    PD: me han dicho que comió con las altas esferas del WEE.

  21. yonkykong Says:

    Randy yo jugué este juego hace tiempo y me extraña que no hables de la terrible velocidad a la hora de moverse por la casa o por que los arbustos tienen forma de mapaches copulando (Al menos eso es lo que pensé…)

  22. gabriela ximena Says:

    bueno yo si fuera mama seria algo muy linda con mi bebe y mas si fuera niña la llamaria luz dari

  23. Runemaster Says:

    Tengo curiosidad, ¿han pulido el diseño de la cigueña en la segunda parte? ¿O sigue pareciendo un tucán?

    • randy Says:

      Mucho me temo que ahora parece una persona, sentada en el sofá y mirándote como diciendo “Eh, qué pasa, colegui”. Pero de eso hablaremos en la segunda parte que llega… ¡Ya!

  24. Yaoiera Says:

    jo, ¿y por qué no hay un “como ser homosexual”? o ¿”como dibujar yaoi”?… eso sí que vendería…

  25. bel Says:

    como se juega???

  26. Ch@RLieRiCh@RD aka Slowpoke comentarista Says:

    ¡EL off-topic contraataca! Don Randy: ¿tiene planeado algo con lo que deleitarnos ahora que se acaba Lost? ¿Algún sentido homenaje a modo de despedida?

  27. Rune Says:

    ¡¡¡¡Vamos Randy!!! acaba con LOST.
    No te voy a mentir: me enganché a la serie tras leer tu crítica sobre la tercera temporada “Locke expllota cosas”. No entendí nada, pero me sirvió para bajar a un video club y alquilarme las 3 primeras temporadas y verlas de un tirón, sólo por curiosidad. Adoré la primera temporada, vomité con la segunda y me reenganché con la tercera.
    Ahora que está de moda ponerla a parir porque a acabado y no nos han contado nada nuevo (de moda desde hace unas 2 horas), podrías pegarte el detalle de dedicarle un post “de los tuyos”. Esperamos con impaciencia.

  28. Chesu161 Says:

    El final de Lost sucks. He dicho.

  29. Rune Says:

    No, si yo decía que estaba de moda meterse con Lost, pero el final me ha encantado!
    Quizá sea porque me esperaba una cagada en toda regla tipo “Los Soprano”, pero en el fondo casi todo el mundo sabe que era lo mejor: ¿Un final de dos horas y media divagando sobre los misterios y las teorías sin darle salida a las tramas de los personajes? Ni de coña.

  30. domenica Says:

    hola me encanta tus revista , me llamo DOMENICA SAMANTHA tengo 9 años de edad y queria decirle que vivo en ecuador chao lo quieros a todo besos

  31. MONCE Says:

    ES UN DESAFIO LARGO ME PARESIO MUY BIEN

  32. Betty Says:

    Ese juego, debe de ser genial.

    me gustaria jugar algun dia a ese juego en la nintendo

  33. oikkiej Says:

    hola busco sexo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 52 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: